Falta grave de un funcionario del Metro de Caracas

Con la presente quiero denunciar al funcionario del Metro (Línea Uno), (*) Código  Interno del Metro:(*)

     Los hechos: Éste viernes 24 de septiembre de 2010, a las 9.40 a.m aproximadamente, en la estación de Altamira, mi hija trató de que un funcionario (ya identificado), a través de la taquilla donde expenden los boletos, le atendiera una solicitud, para ello tocó varias veces el vidrio y tuvo la primera “mala impresión” del funcionario, ya que éste desde lejos y con voz de pocos amigos exclamó: ¿Qué se le ofrece?. Mi hija pudo dirigirse al “señor”, de la siguiente manera: Buenos dias, por favor, ¿podría habilitarme la escalera, para bajar al anden?, estoy recién operada y por prescripción médica pos-operatoria no puedo ni subir, ni bajar escaleras, entre otras limitaciones, por lo menos durante 30 días. 

     Pero al “sujeto”, parece que sus neuronas le indican implícitamente, que la persona que solicite ese servicio, debe venir por lo menos en una silla de ruedas o un bastón y lentes oscuros; ya que solicitó con una actitud “cerrada e insensible “si poseía algún documento que “certificara” tal discapacidad!!!. Aguantando ya  las impertinencias del sujeto mi hija alcanzó a entregarle solo una factura del finiquito total de la operación que llevaba consigo dado que apenas, recién venia de la clínica El Ávila, precisamente de quitarse unos puntos de sutura. Para su asombro,  la respuesta de este fue : “esto es solo una factura, aquí no indica que ha sido operada de nada!. 

  La reacción de mi hija un tanto incrédula con dicha respuesta no fue otra que contestarle al “individuo”: “…¿Ud. cree que yo que soy una mujer joven, le  estaría molestándolo para que me habilitara una escalera, sin la necesidad…?. Este continuó con su negativa en prestarle la ayuda, diciéndole de muy mala manera  que  : “aquí llega  mucha gente pidiendo favores que son mentiras!. 

     Visto que tratar con el energúmeno, era como hablar con una pared (dado que su actitud desde un principio fue una negativa total, propia de un “Patán”), mi hija se dirigió hacia unos Policías de la nueva Policía Nacional, pero que en realidad casi nada pudieron hacer, por razones obvias. Ya después de varios minutos de espera, salió una supervisora que finalmente le habilitó el servicio. 

Señor XXXXXXXXX ( nombre del Presidente del Metro), esperamos mi hija y yo que tome en consideración esta denuncia, y se apliquen las medidas a que diera lugar en contra del mencionado funcionario, dado que incurrió por un lado, en el Delito de Violencia de Género establecido en la Ley Orgánica sobre el Derecho de la Mujer a una Vida Libre de Violencia; y por otro, en su obligación como funcionario de un ente publico de prestar un eficaz y oportuno servicio. Personas como estas evidentemente no tienen vocación de servicio, y ni el mas mínimo conocimiento ni habilidad para tratar con el público y manejar las relaciones humanas.

(*) Nombre, apellido, y numero de codigo interno del Metro en archivo

salandy1942@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1599 veces.



Jose Salandy Perez


Visite el perfil de José Salandy Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a108830.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO