Septiembre socialista en Bicentenario Bolivariano

Y bien, ya todo está  en la mesa. No más queda seguir con los puntos clave en la revolución. Vencer los cantos de sirenas del capitalismo y votar por más rojo rojito.

Vamos todos temprano a hacer la cola emancipadora, la cola liberadora. El imperio pretende subliminalmente esconder sus garras y colmillos pero no esconde su veneno. Todos en todas partes contra un modelo criminal de unos cuantos.

Y bien, a seguir la cumbre de nuestros pensamientos. Nuestro cuerpo tiene la musculatura socialista y nuestra alma la luz de la libertad para emanciparnos y emancipar a otros.

No hay más allá  ni más acá. Hay un domingo electoral que define el rostro y el perfil político de nuestro territorio rico en recursos energéticos: o lo privatizan para los pocos, o lo socializamos.

Desde que Páez entregó  una IV república rompiendo con Santander, apenas mediáticamente, a la oligarquía criolla, ésta no han sido sino el apéndice de la bestia internacional que el capitalismo refleja hasta hoy.

En ese año 30 del siglo XIX Colombia y Venezuela no fueron ya más grandes colombianos y pasaron sus gobiernos al mando de la burguesía criolla sirviente a su vez de la oligarquía, capataz de los capitales internacionales.

Sólo en el año de 1999 cuando nació una nueva república se ha servido jurídicamente a un poder popular que busca expresarse libremente en nuestra patria y el continente.

A partir de entonces, este poder popular, tendrá vida, representado en el sector pardo de la gesta del 19 de Abril 1810. Quizá también lleve la luz y el ardor de los esclavos africanos que formaron cumbes y reinos dentro del territorio nacional en el siglo XVI. Seguro que tiene el fuego indígena testigo de dos mundos en colisión, y reflejando la resistencia contra los capitalistas. Este poder popular tiene su historia en nuestro territorio y comienza a ocupar su terreno.

Cuando en una nación aparecen víctimas de pueblos originarios y nadie vela por ellos, en ese estado se persigue la entrega al capital internacional de la nación.

Así se convierten en los opresores de los indígenas y campesinos porque estos son los apoderados del territorio. Una vez aniquilados o convertidos en estadísticas de desplazados, desaparecidos, muertos y víctimas de las violaciones a los derechos humanos, ya la tierra pertenece a una multinacional. El que producía de la tierra es transformado violentamente sólo en consumidor.

Si vemos esta nueva forma de colonización no tiene nada de novedosa, pero es la que está al frente de nuestras narices y nadie dice nada. Miren no más la farsa publicitaria que mantiene a Piñera con los mártires mapuches en huelga de hambre y presos injustamente. ¿Por qué Morales no forma una cumbre para apoyar a los pueblos originarios que son víctimas de los abusos y violaciones a sus derechos fundamentales? Cristina no se salva frente a los abusos contra los pueblos originarios criminalizando la protesta y metiendo más presos políticos en las cárceles que la última dictadura militar. Hay que organizar al poder popular en partido y luchar contra los farsantes que transfieren al pueblo las deudas de las clases dominantes.

Bolivia debería convertirse de hecho en el país donde los derechos de los pueblos originarios sea tan preponderante y vigente como la ley en los países europeos. Desde ese corazón boliviano expandirse por todo el continente, el rayo ardiente de lucha y resistencia popular contra lo que hoy conocemos como capitalismo pero que quinientos años atrás venían en capsulas humanas con la colonización europea.

Desde entonces no ha habido un tribunal penal internacional que defienda los derechos de los pueblos originarios víctimas de más de 5 siglos de abusos y violaciones sin que nadie pueda hacer nada. Es otra Palestina frente al Israel sionista que somete a una población a una condición de campo de concentración en su propia casa.

Presos políticos de un régimen autocrático y racista resisten los palestinos la explosión de una guerra entre judíos y musulmanes, guerra entre hermanos, y mucha hipocresía. Fin de un estado de tres religiones, la judía, la cristiana y la musulmana frente a un mundo convertido en campo de concentración global.

Y bien, los franceses expulsando gitanos, igual los otros países europeos, y al mismo tiempo viviendo una crisis económica que les pone en la calle a marchar por derechos que habían creído conquistar hace medio siglo. Así las calles de Barcelona, Atenas, Lisboa, Roma, Paris y todas las demás se ven oscurecidas por la tiranía del mercado al absolver a los banqueros de la crisis y conmutársela al proletariado, agudizando así las contradicciones entre el capital y el trabajo. Por eso hoy vemos como las “emancipadas” naciones del primer mundo, ostentan gobiernos dizque socialista, aplicando medidas dictadas por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, la Organización Mundial de Comercio, en fin, dictadas por el Nuevo Orden Mundial.

Nosotros vamos a la batalla por lo que nos toca elegir localmente respondiendo a una cuestión global. Creemos que mediante un camino socialista estaremos más a la altura de las necesidades reales de la mayoría sobre todo en materia de leyes que entreguen al pueblo el poder que le pertenece.

Y a partir de la transferencia de poder al pueblo hemos conformado un poder popular que cada vez más efectiva y eficazmente nos demuestra realizar el sueño revolucionario de sembrar la semilla de la suprema felicidad de todos.

El capitalismo necesita de más acumulación siempre, infinitamente. Nosotros buscamos la armonía que la tierra en su sana ley nos ha enseñado para poder vivir bien sin desequilibrarla. Nunca se ha hecho tanto daño y en tan poco tiempo a la tierra. Nunca la tierra ha tenido que sufrir tanta descarga de odio sobre ella misma. Decimos basta. Daremos un voto para mayor protección de la tierra votando por los candidatos socialistas. El capitalismo vende drogas y armas para que nos matemos. El socialismo rescata la vida presa por el capital.

¡Viva el pueblo soberano luchando contra el capitalismo donde quiera que se encuentre!

Hasta la victoria siempre.

Mforti9@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1211 veces.



Mario Forti

Astrólogo, filósofo, músico, tatankisi, escritor, poeta, critico, ddhh, tarotista, taoista, lector, meditación, yoga, sanación, terapias shamánicas integradoras

 mforti9@gmail.com      @mforti9

Visite el perfil de Mario Forti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a108688.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO