Dándole una estocada final al capitalismo

Es curioso ver cómo valoramos nuestro tiempo y nuestro espacio históricos frente a un evento electoral que dará a luz una estructura legislativa capaz de hacer avanzar al país hacia un estado soberano y digno, o será capaz de hacerle retroceder hacia abismales y dolorosos momentos.

Toda una red mundial se jacta de controlar nuestro destino porque tiene el control de los recursos tecnológicos más avanzados contra nuestro progreso porque este significa su deterioro como red mundial y como plutocracia imperial.

Desde el acontecimiento de la Cédula de 1777 que daba nacimiento a la unidad de Venezuela como futura nación independiente hasta el 26 de Septiembre próximo no habíamos vivido una afrenta hacia el debate de hacia dónde queremos ir y cómo qué. Si vamos a continuar las atrocidades del capitalismo y su yugo satánico capaz de consumir un niño cada cuatro segundos; o vamos a construir un país capaz de ser digno y justo para nosotros y para nuestros hermanos.

Los que más tienen nos ven con arrogancia y desprecio porque hemos tenido el valor de sospechar y finalmente descubrirles las caras de lacayos y traidores. A nosotros no nos interesa sus riquezas y bienes materiales robados a los más débiles, nos interesa seguir el hilo de nuestro grito soberano de guerra a muerte contra ese yugo que es el capitalismo salvaje de este milenio que empieza. Nos interesa ejercer el derecho de ser libres y la razón de ser justos y soberanos como pueblo, como nación, como estado. Y hemos hallado en el socialismo nuestro camino a seguir porque en él encontramos tanto el instrumento para hacer justicia como el método para ser libres. Esa dignidad que nos la recuerden nuestros descendientes cuando ya no estemos más aquí en este mundo. Pero que recuerden siempre porqué estuvimos luchando nosotros, sus ancestros, que luchamos por una patria grande justa y soberana, digna y libre e independiente.

Esa memoria será demostrada primeramente el próximo domingo 26 cuando ordenadamente demos al caos una estocada fatal, le demos al origen de todo el desequilibrio mundial un golpe certero. Este día electoral desde Venezuela se hará sentir el sonido de un pueblo que toca un tambor de libertad, soberanía e independencia degollando al capitalismo y a todas sus cabezas. Ese grito decisivo se oirá en todas partes donde haya humanos sintientes. Habremos manifestado mayoritariamente nuestro destino a seguir que es como lo venimos diciendo el camino socialista bolivariano. Sabemos que todas las fuerzas del capitalismo mundial están enfocadas en nuestra contra, y no escatimarán esfuerzos para debilitarnos. Sin embargo decimos que jamás podrán comparar sus recursos poderosos con nuestro honor de estar luchando contra ellos y estar venciendo gloriosamente. El Domingo 26 saldremos no sólo a demoler al capitalismo sino a enterrarlo en Venezuela socialista y bolivariana y el continente entero.

Debemos estar alertas sobre cómo votar y dónde exactamente, y preguntar cuándo no sepamos algo a nuestro jefe de patrulla o compatriota. NO olvidemos un instante a los hermanos indígenas que serán también electos con nuestro accionar revolucionario, al final y debajo de toda la planilla están nuestros candidatos indígenas. Recuerda que sin este voto a los compañeros indígenas tu voto será nulo y perderemos importantes logros sino somos bien precisos a la hora de votar.

Contar a tiempo con un plan b a la hora de responder hábilmente al clima como todos estos días los está mostrando, con torrenciales lluvias que nos sorprenden. Estar ese día provistos de paraguas y demás cosas para atender las contingencias naturales y humanas. Con valor y organización llegaremos a la victoria. Tampoco olvidarse de los compatriotas discapacitados y de los sectores menos favorecidos a la hora de consumar un hecho histórico y revolucionario para Venezuela y el mundo, nuestro triunfo electoral en la campaña admirable será una respuesta al grito de justicia que está reclamando el mundo entero. Desde ahora en adelante en Venezuela legisla el pueblo. La oligarquía y la burguesía no volverán jamás.

Mforti9@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1641 veces.



Mario Forti

Astrólogo, filósofo, músico, tatankisi, escritor, poeta, critico, ddhh, tarotista, taoista, lector, meditación, yoga, sanación, terapias shamánicas integradoras

 mforti9@gmail.com      @mforti9

Visite el perfil de Mario Forti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a108248.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO