Por qué el cardenal acusador i embustero elude la invitación de la Asamblea Nacional

“Primero se agarra a un embustero

   que a un ladrón”

  Anónimo Popular

Del título de este artículo se desprende obviamente, que el personaje citado cordialmente por la Asamblea Nacional, con todas las garantía de seguridad i de respeto a su jerarquía eclesiástica i los Derechos Humanos respetados, rechaza la invitación alegando el caldeamiento del ambiente,  i no estar dadas las condiciones para el diálogo, es sencillamente porque es un excelentísimo embustero, de aquellos que de niños decíamos que tiran la piedra i esconden la mano. I lo escribo con este lenguaje sencillo, casi infantil, para que su mentalidad i preparación intelectual entienda, pues llego a otro criterio que sustento compartido con muchos intelectuales i escritores en el tiempo i en el mundo: un religioso de esta calaña, tiene mui pocos estudios serios i quedaría en ridículo ignorando mucho de la historia, de la política, de la ciencia, de la literatura i hasta de la misma religión, pues sólo leen de lo que está de acuerdo a sus dogmas, Teología sin objeto, i las imposiciones del Vaticano i lo entresacado de esa Antología Reverendísima del Disparate que es la Biblia. A cualquiera de ellos, un hombre como Pepe Rodríguez lo haría llorar, de rabia, de impotencia, de frustración i que jamás han sabido entender i profundizar en los errores e incongruencias de las llamadas Escrituras o Evangelios que demostrado está, no son documentos históricos i la iglesia que no fundó Cristo, se organizó como la secta que conocemos, a partir del siglo IV. Creo que no deben saber ni quiénes fueron los primeros herejes, según la misma iglesia medieval i que cosas los hizo convertir en eso herejes, a los cuales para incorporarlos de nuevo, llamaron Doctores de la Iglesia; este es sólo un ejemplo. I si no saben de estas cosas que la filosofía ha analizado en profundidad, ¿Qué puede saber de política i de historia de Venezuela un cardenal de la iglesia,  nombrado i escogido a dedo desde el lejano Vaticano? ¿Qué puede admitir como democracia participativa i protagónica, una cúpula eclesiástica (CEV) que sigue siendo medieval, i entre nosotros española de antes de la independencia i gomecista como lo más adelantado? ¿Podría darse el caso de Sócrates que con la mayéutica, decía que podía sacar a la luz una gran idea en un esclavo analfabeto, como su madre mayeuta (partera) hacía dar a luz a las mujeres? Creo que no. El Cardenal sabe del ridículo que haría participando i protagonizando un diálogo con los diputados de la Asamblea Nacional. Ninguno de esa pobre cúpula (aunque hai violentos que se creen sabios como el Baltazar de la Porra) podrían aportar nada acompañando al Cardenal acusador que, está consciente, de que no tiene pruebas de nada de lo que acusa i siente reverendo culillo. Por eso, por certeza del deplorable ridículo, el Cardenal seguirá envuelto en su capa roja, sin ser ni la sombra de aquel francés, Richelieu, que tremendamente malo, sabía pensar. Pero si debajo de esa maxifalda como dice Alberto Nolia, cuelgan nueces para las ardillas, debería abandonar la sotana i los lujos de las vestimentas arzobispales, fundar su partido i lanzarse al ruedo político. Podría en el 2012, enfrentar al presidente Chávez, como aspirante a la presidencia de la República, si no es que Oswaldo Álvarez paz, lo aparta de su camino. Olvídense, pues, de que aportará pruebas i dará la cara al gobierno, ratificando sus falsas acusaciones. Hemos agarrado al embustero, pero queda pendiente el conspirador i traidor a su patria i a su Cristo.

robertojjm@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1225 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a104673.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO