Los cardenales y Chávez

Según el Diccionario de la Real Academia Española, cardenal es:

"1. m. Cada uno de los prelados que componen el colegio consultivo del Papa y forman el cónclave para su elección.

2. m. Pájaro americano que alcanza doce centímetros de longitud, ceniciento, con una faja negra alrededor del pico, que se extiende hasta el cuello, y con un alto penacho rojo, al cual debe su nombre. Es muy erguido, inquieto y arisco, pero se halla bien en la jaula. Su canto es sonoro, variado y agradable. Vive unos 25 años. El de Venezuela es más pequeño, y tiene el pico y los pies negros, el pecho rojizo, el lomo azul oscuro y el penacho rojo, en forma de mitra.

(De cárdeno). 1. m. Mancha amoratada, negruzca o amarillenta de la piel a consecuencia de un golpe u otra causa".

De seguro los académicos estudiaron los cardenales criollos para emitir la definición pues les ajusta bastante bien.

Empezando de atrás pa' lante, la "mancha amoratada producto de un golpe" posiblemente le salió al presidente Chávez a raíz de los maltratos recibidos a partir del 11 de abril de 2002, pero por modestia o magnanimidad se negó a exhibirla para apaciguar la ira popular desatada tras el suceso.

En cuanto a la segunda definición, no puedo asegurar que el cardenal de Venezuela "es más pequeño, y tiene el pico y los pies negros, el pecho rojizo, el lomo azul oscuro y el penacho rojo, en forma de mitra".

Conozco apenas dos variedades: los Cardenales de Lara y los de la Iglesia. A los primeros los admiro tanto como Chávez y a los segundos los observo con cuidado pues los tres últimos resultaron ser golpistas.

Su eminencia Rosalio Castillo Lara regresó de Roma para fomentar bochinches con sermones incendiarios aprovechando las fiestas de la Divina Pastora.

El cardenal Antonio Ignacio Velasco estuvo metido en el golpe hasta los tequeteques. Primero firmó del acta de Carmona y luego voló a La Orchila para pedirle al que te conté que firmara la renuncia.

El actual, monseñor Urosa Savino, se ciñe parcialmente a la definición del Drae: "Es muy erguido, inquieto y arisco…". Por desgracia, no se limita al trabajo episcopal y anda en busca de lo que no se le ha perdido.

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1993 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor