Adios a Eduardo Leslie "Lalo" pincel irreverente

A dónde vas, camarada Lalo, altivo y siempre irreverente, abriendo brechas entre la noche y el día. Juntando sueños para convertirlos en esperanza y utopía. Decías que no estabas seguro si viniste al mundo por deber, pero lo cierto es que estuviste en él y nunca te arrepentiste.

Nos dijiste que incursionabas desesperadamente en el arte buscando la respuesta a la eterna contradicción de no querer ser y al mismo tiempo estar en el reino de la alienación. Fuiste militante del cuestionamiento a la mediocridad y contra todo síntoma de presencia de los Sancho Panza, sus planes y proyecto. Frontal contra las imparcialidades.

Qué haces ahora, eterno amigo. Solidario hasta lo imposible. Dime, qué hablas con el camarita Alí. Que charla tan animada con el Ché, entrañable presencia en tus cuadros. Qué conversas con Algimiro, Salmerón Acosta, Ramos Sucre y los inolvidables compañeros masacrados en Cantaura. Qué te ha dicho el tal Toñito y Simón, nuestro Libertador. Y tan sincero como fuiste, luces tremenda pinta para compartir amoríos y despechos con Julio Jaramillo, Javier Solis, Tito Rodríguez o rompes paredes con Felipe Pirela. La playa de San Luis, con sus inolvidables atardeceres te atrapa con el canto de Luis Mariano y la alegría de un Reverón que hace muñecas de arena, mientras el viejo Ignacio Arenas talla seres en el azul de nuestro mar. Y por si fuera poco, para subvertir los predios de San Pedro, te encuentras con Juan Loyola, otro de tu calibre.

Siempre fuiste una grata sorpresa. Volcán solidario, creatividad y revolución de la más pura y humana. Atrevido y por la calle del medio, promoviendo un proyecto sin ambigüedades. Tu, creyente de la alegría, la amistad, el despecho y la desesperación para reivindicar el fracaso y la falta de éxito, el pasado y el futuro, mas no el presente, como decías.

Seres como tu son infinitos y aparecen cada siglo, o están regados en puntos inaccesibles del planeta. Ahora que te hemos sembrado, tu cuerpo y tu alma se convierten en un collage amarillo, azul y rojo que pinta el cielo venezolano y en la tierra riegas lo que siempre fuiste…utopía, sueño, lucha y amistad, pero sobre todo… ¡ Viva tu constancia por un arte insurreccional y protestatario!...

¡Viva tu irreverencia y tu pincel contestatario!...

Hoy te decimos: Lalo, amigo y hermano, gracias por transitar con nosotros.
¡Hasta la victoria, siempre!

(E.Leslie: 1958-2010)(Foto: tomada por Wilfredo Grau, hace unos 15 días)

juan_azocar@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2026 veces.



Juan Azocar (*)


Visite el perfil de Juan Azócar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Azócar

Juan Azócar

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a103671.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO