Una parodia que se llama Rescarven

Medicina con corazón

Desde hace aproximadamente dos (2) años suscribí una especie de póliza o contrato de de servicio de atención hospitalaria y de servicios de emergencias con la Empresa Mercantil RESCARVEN con dicha Empresa me aseguré yo y aseguré a mi octogenaria Madre y a mi hija menor, el convenio es que mensualmente ellos me cargan en cuenta una mensualidad determinada y ellos convienen a prestarme los servicios antes señalados en la ocasión en que lo ameritemos, sin más aparentemente.

Bueno hace aproximadamente tres (3) meses tuve que asistir a la emergencia de RESCARVEN dado que se me presentó una emergencia, de inicio al llegar a la administración de dicho centro hospitalario me encuentro que unilateralmente RESCARVEN exigía un pago de Bs.50,00 por derecho a la emergencia, bueno después de reclamar me atendieron y de vaina no me dejaron ciego por mala praxis de una oftalmóloga, lo cual motivó que una segunda vez acudiera a dicho centro y afortunadamente una joven Doctora me atendió como merecía salvándome literalmente la retina que estaba severamente lesionada como consecuencia de un tratamiento mal prescrito, como por encima de todo creo en la bondad natural del ser humano y dado que la segunda profesional que me atendió se portó profesionalmente y de la manera más humana posible, me tranquilicé y olvidé.

Ayer mi viejecita estaba muy mal y esto motivó que desesperadamente llamará a los teléfonos de emergencia de RESCARVEN ambulancias sin lograr que me atendieran, en virtud de ello y dada una hemorragia que presentaba mi mamá me dirigí desde Guatire a Emergencia RESCARVEN en Santa Cecilia, de inicio los dos (2) funcionarios a cargo de la recepción un caballero y una señorita que al parecer padecen de severos trastornos emocionales y estomacales iniciaron una muestra elocuente de maltrato al usuario, de inicio me inquirieron la Cedula de mi anciana madre y al ripostarle que dada la emergencia la dejé en casa a viva voz la fémina inició una verdadera lección de descortesía, para luego señalarme que debía yo pagar en calidad de depósito un valor cercano a los dos mil bolívares(Bs.2.000,00), señalé consternado que no contaba con dicha suma y que en el(los) contratos suscritos por mí no se hacía mención a este tipo de pagos o requerimientos, para obtener de los dos trabajadores administrativos un rotundo “ENTONCES SE TIENE QUE LLEVAR A SU MAMA, PORQUE ESAS SON LAS NORMAS”, acto seguido pido bastante molesto que me comuniquen con alguien con quien pudiera solucionar mi problema dada la urgencia y el estado de mi mamá(ya tenía más de cuarenta minutos desde que llegué con mi viejita y no había sido atendida), me comunican con una señorita quien me ofendió, se burló de mí, y cuando le pedí el nombre me dijo operadora quince y me tiró el teléfono, afortunadamente dado que llamé a INDEPABIS y que reclamé mis derechos, el personal médico de guardia se percató de mi situación y cortes y humanamente atendieron a mi Madre con un cariño y dedicación que evidencia una distancia realmente considerable entre el personal administrativo y el personal médico de RESCARVEN, a todas estas pude constatar que ahora subieron la cuota de emergencia unilateralmente establecida a Bs.70,00, y paradójicamente al lado del rotulo que señalaba dicho pago una publicidad de dicha Empresa que sentencia “RESCARVEN Medicina con corazón”.

Revolucionariamente

¡¡¡¡¡¡¡Hasta la Victoria Siempre!!!!!!!

henryhernandez42@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2241 veces.



Henry José Hernández


Visite el perfil de Henry Hernández Ávila para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: