Documento público del Comité de extrabajadores de la alcaldía de Guacara

Discípulos de Ledezma atracan sus naves en Guacara (I)

Guacara, estado Carabobo, martes 15 de diciembre de 2009

Los ex trabajadores de la Alcaldía de Guacara nos hemos constituido en Comité para exigir los compromisos de deuda que esta institución tiene desde hace más de un año con un numeroso grupo de ex trabajadores, en su mayoría, despedidos por la actual administración.

Compromisos que corresponden a la cancelación de prestaciones sociales, salarios caídos, utilidades, pago a jubilados y al reenganche, tras fallo emitido por el Ministerio del Trabajo, a un grupo de siete promotoras sociales despedidas; considerando que no ha habido la más mínima voluntad, ni la menor consideración por parte de esta administración para corresponder con estos derechos laborales a través de un esquema de pago para todos los cesanteados.

Es justo decir que no habíamos actuado públicamente antes y plantear un conflicto con la actual administración de la alcaldía de Guacara, porque somos activos militantes del PSUV; ejerciendo nuestra actividad participativa desde las patrullas, desde las misiones, desde la labor comunitaria, desde el trabajo académico, desde nuestra dimensión individual; en fin, ejercemos y ejerceremos nuestra militancia socialista en cualquier espacio planteado por la dinámica política de nuestro tiempo.

Correspondiendo a ese esfuerzo militante, nos abocamos a trabajar para que nuestro municipio no cayera en manos de quienes quieren convertir a Venezuela en una colonia gringa, propia de la época del general Gómez y de la “democracia” adeca-copeyana.

Por ello y en su momento celebramos el triunfo electoral del nuevo equipo de camaradas y compatriotas del PSUV a la alcaldía de Guacara; entendiendo, claro está, los cambios de personal que en tal sentido, debía emprender la nueva administración. Sin embargo, en el terreno de los entendimientos, no todo fue, ni ha sido así.

… y en eso, llegaron los discípulos de Ledezma

La nueva administración se estrenó con atropellos, con despidos injustificados, con despidos de funcionarios en cumplimiento de la Ley, con indiferencia burocrática, con recurrentes maltratos, con políticas de terror característicos de sujetos sacados de una telenovela mexicana; hechos que comprometen el discurso, supuestamente, socialista de esta administración. (Hay una lista por publicar que recomendaremos al alcalde Antonio Ledezma para su lectura y aplicación).

Habíamos visto desde la distancia problemas parecidos con alcaldes escuálidos contra extrabajadores chavistas. Conocemos el caso de Antonio Ledezma en Caracas; de la alcaldía opositora de Cagua, en Aragua; del gobernador de Miranda; del gobernador de Táchira; del gobernador de Carabobo quien despidió a unos dos mil maestros porque eran considerados militantes psuvistas; pero el caso de Guacara es inédito porque no habíamos conocidos casos de alcaldes bolivarianos contra trabajadores bolivarianos.

No obstante la situación, ofrecimos un compás de espera para no convertir el asunto en un problema de escándalo público; confiando en el mínimo deber que debe tener todo funcionario para la solución que precisa toda gestión pública, más, y en razón, si éstos se consideran bolivarianos.

Consideramos que ninguna ley laboral, ni social puede ser sometida al capricho y a la manipuladora voluntad de ningún funcionario. Lo decimos porque en una conversación forzada con el Director General de la alcaldía de Guacara, éste justificó la no cancelación de los compromisos laborales motivado a la “bajada de los precios del petróleo”.

Estamos suponiendo que la caída de los precios del petróleo hayan incidido en un importante recorte del presupuesto de la alcaldía de Guacara; sin embargo no existe en ninguna línea de ninguna Ley laboral, donde se comprometan derechos sociales y laborales dependiendo de las fluctuaciones de los precios del petróleo. Ni siquiera en el año 2002, año del sabotaje oligarca contra la economía venezolana y sus terribles pérdidas contra la nación, la alcaldía de Guacara dejó de cancelar compromisos laborales. Consideramos que el argumento de la “bajada de los precios del petróleo” es una vulgar maniobra politiquera que no aceptamos por efímera, vacía, mediocre, falaz, y, sobre todo, inmoral.

De discípulos a burócratas supuestos e invisibles

Este Comité denuncia además la continua burla a la que fue sometido un grupo de extrabajadores en la oficina de administración durante más de seis meses, pues al “supuesto” e “invisible” administrador nunca se le vio la cara, a pesar de que en la puerta de la oficina hay un horario de audiencias ente las ocho de la mañana y las doce del mediodía.

Una burla, porque quienes veníamos a las supuestas audiencias nada logramos, a pesar de que en la primera semana de diciembre apareció el administrador asegurando cancelar una cuota de cuatro mil bolívares a solamente cinco extrabajadores. Mayor descaro imposible.

Preguntamos, ¿20 mil bolívares para dividirlos entre cinco extrabajadores, de un grupo cercano a la centena, no es una burla descarada de esta administración?

El descaro de este personaje invisible nos la ratificó luego el Director General, en un pasillo de la sede de la alcaldía con palabras más o menos así “el administrador no pudo haber prometido nada porque la alcaldía no tiene dinero para cancelar prestaciones motivado a la baja de los precios del petróleo”, ratificamos que además de invisible, el administrador es también “supuesto”. Nadie lo ve, nada decide y si decide se lleva el chasco de que su decisión está equivocada. Según el Director General, el administrador no estaba autorizado para cancelar nada.

Consideramos una absoluta falta de respeto y la más elemental carencia ética de parte de algunos funcionarios, en el hecho de que para hablar con algún dirigente de la institución se tenga que recurrir al abordaje forzado y tener que solicitarle entre gritos y en un pasillo del Centro Comercial Guacara Plaza, una mínima respuesta sobre los compromisos que esta institución tiene con los extrabajadores, en su mayoría, como dijimos, despedidos.

Los reunidos en este Comité rechazamos la manera como esta administración diseñó un vergonzoso e inaceptable sistema de cancelación consistente en aceptar los pagos en pequeñas cuotas de menos de 20% sobre lo adeudado, o como ficticiamente al administrador se le ocurrió: cancelar de 3 mil en 3 mil, a un ritmo que, de aceptarlo, a esta administración no le alcanzaría el tiempo, así elijamos continuamente a Gerardo Sánchez como alcalde durante unos treinta años.

Según el esquema, si a usted de deben 100 mil bolívares, le corresponderá un pago del 20%. Sobre esa deuda dejada en 80 mil, le corresponde un próximo pago del 20% sobre los 80, es decir un poquito más de 15 mil. Esta burla además de inaceptable lesiona derechos consagrados a los trabajadores en todas las leyes de la República.

Propuestas de los extrabajadores

En tales circunstancias, estamos exhortando al alcalde Gerardo Sánchez un pronunciamiento público sobre la situación de deuda que tiene esta institución con los trabajadores cesanteados; instándolo a establecer un esquema de pagos satisfactorios para todos, pues no aceptamos la propuesta de la administración con pagos por cuotas de menos del 20%.

No aceptamos cuotas mínimas. No aceptamos maniobras para burlar derechos consagrados en las leyes de la República que a simple vista dejan ver la costura ideológicamente derechista de los que están frente de la alcaldía de Guacara. No aceptamos justificaciones como la señalada por el Director General sobre la “bajada de los precios del petróleo”. No aceptamos el discurso escuálido de la crisis económica; pues si en realidad existe crisis en la economía venezolana, los funcionarios de la alcaldía deben explicarlo públicamente, punto por punto, cuáles son esos niveles de crisis en la que estamos sumergidos como pueblo y como nación.

Tampoco aceptamos la solución planteada por Héctor Esqueda (Director General o Director de Gestión Externa de la Alcaldía de Guacara, elegido recientemente como delegado por el PSUV y esperanza del presidente Chávez como futuro promisorio de la república) en relación a que “si hay que decidir entre el municipio y la deuda de pasivos laborales, decidiremos por el municipio”; pues aunque es un argumento correctamente político, es una razón a la que estaremos dispuestos para responder con otros argumentos correctamente políticos.

Comité de extrabajadores de la alcaldía de Guacara

La lucha que se pierde es la lucha que se abandona

Ahora más que nunca y sin máscaras ¡Patria, socialismo o muerte! ¡¡¡Venceremos!!!


Freddy A. Martínez L. C.I. 7.016.947

trabajadoresguacara@hotmail.com

1-Samanta Pino

2-Arley Moreno

3-Adriana Urrieta

4-Ylse Herrera

5-Ana Mairím Pulgar

6-Teodoro Araque

7-Elio Márquez

8-Maria Soledad Herrera

9-Ronald Santana

10-Joan León

11-Danilo Navas

12- Del Valle Perales

13-Odalis Rangel

14-Nellys Pachano

15-Alejandra Ramírez

16-Maite Ortega

17-Esther Medina

18-Freddy Martínez Luque

19-Sandra Pineda

20-Mairím Sánchez

21-Jenny Romero

22-Jenny Evelín León

23-Maria Delgado Olivares

24-Omaira Araque

25-Frank Hernández

26-Ronald Camero

27-Mervin Chacín

28-Juan Carlos Capote

29-Yris Guerrero

30-José Mansur González

31-Daisy Conde

32-Mónica Ríos

33-Yoselyn Sánchez

34-Iris Nadales

35-José Marín

36-Kleysser Sosa

37-José Guerrero

38-Willians Arteaga

39-Celsa López

40 Siguen otras firmas….


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3730 veces.



Freddy Alfonzo Martínez Luque y los abajo firmantes


Visite el perfil de Freddy Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Freddy Gil

Freddy Gil

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N Y ab = '0' /trabajadores/a91825.htmlCd0NV CAC = Y co = US