PDVSA-Intevep: lucha de los trabajadores contra el capitalismo y la burocracia

Mientras la burocracia haga el papel de intérprete de los intereses de los
trabajadores, ésta solo permitirá que sus propios e individualistas
intereses sean vistos como los intereses generales e históricos de la clase
trabajadora.

El burócrata invoca el deterioro del interés general de la sociedad, para
culpar a la clase trabajadora de ser individualista y depredadora cuando
reclama sus derechos y reivindicaciones elementales. Pero, al mismo tiempo,
la naturaleza misma del burócraca es el individualismo más extremo, ya que
solo cuida su puesto y el de sus "amigos" y reclama por su torpe labor el
más alto de los salarios, las mejores prebendas y los más suntuosos
privilegios. Luego, pide a los trabajadores y al Pueblo que hagan
sacrificios y se amarren el cinturón.

La burocracia solo sirve para incrementar los gastos de toda actividad en
la cual mete la mano, siempre invocando que está actuando en nombre de la
sociedad y agregando un adjetivo socialista a esta monstruosa mesquindad.

Solución: hay que eliminar ese intérprete y nombrar a nuestros propios
representantes, mediante métodos seleccionados por la clase trabajadora y
no por la burocracia. Ese es el verdadero significado de SOCIALISMO. De
acuerdo a lo anterior, el sindicato revolucionario de Intevep,
SINTRAINTEVEP, está haciendo un llamado para la elección de delegados o
voceros de los trabajadores y trabajadoras que discutirán la Convención
Colectiva Petrolera 2009-2011 (CCP 2009-2011).

Para avanzar en la revolución es indispensable entender que el socialismo
no solo se mide por las formas de la propiedad (nacionalizando y
transformándola en propiedad social), sino por la productividad del proceso
de trabajo y la economía del tiempo.

El socialismo presupone como punto de arranque la herencia de la ciencia y
técnica más modernas. Esa sería la condición para eliminar las necesidades
más apremiantes de la sociedad, es decir, proporcionar las condiciones
materiales acorde al desarrollo de las fuerzas productivas (fábricas,
bancos, etc..).

Sería una locura que el socialismo se base en un modo de vida que excluya
el vehículo, el avión, el celular, la computadora y disminuya la calidad de
vida del trabajador y la sociedad en general. Al emplear la ciencia y la
tecnología modernas, el socialismo, está en condiciones de mejorar la
productividad del trabajo, reducir el tiempo del proceso de trabajo, y en
consecuencia, dejar en libertad al individuo y la sociedad para que pueda
cultivarse y elevarse a un estatus superior al logrado en el capitalismo.

Es verdad que lo mencionado anteriormente requiere una cierta dosis de
Estado, pero no el mismo Estado burgués de la IV República que conocemos,
sino un Estado-Comuna que prepare las condiciones para su propia extinción,
ya que mientras exista el Estado, se está reconociendo indirectamente la
existencia de la división de clases, la explotación y las escalas
salariales.

Hay un requisito importante para lograr el avance económico y social en el
socialismo: la planificación económica centralizada. Sin embargo, esta
planificación requiere de la participación activa del único protagonista
que posee la capacidad de razonar, crear y transmitir sus conocimientos: el
trabajador o trabajadora.

La historia de los paises de Europa del Este, es la de la caricatura
burocrática. La "burocracia roja" de esos países necesitaba del Estado para
eternizarse en el poder, lo contrario al requisito de su extinción
progresiva. Para poder heredar y ser dueña de la sociedad, la burocracia
esfumó toda supervisión a sus actividades y fue por ello que desfiguró,
neutralizó, usó en su beneficio o eliminó todas las organizaciones de los
trabajadores, entre ellas, el partido revolucionario, los sindicatos y los
consejos de trabajadores.

El modelo mencionado, nunca correspondió al socialismo, ni siquiera a una
etapa de transición del capitalismo al socialismo. Lo único que daría un
estímulo de avance al socialismo sería la libertad de crítica fraterna y la
participación real del trabajador. Sin embargo, estas dos (2) premisas son
contrarias a la supervivencia de la burocracia.

Los trabajadores de la República Bolivariana de Venezuela estamos obligados
a no fallar y a no repetir los errores históricos antes descritos. Solo la
clase trabajadora unida puede hacer avanzar la revolución hacia el
socialismo, y los trabajadores petroleros de PDVSA-Intevep tenemos que
liderar este proceso.

¡¡La clase trabajadora unida jamás será vencida!!

Saludos Bolivarianos
Saludos Marxistas

(*) Lucidio García-Trabajador Petrolero de PDVSA-Intevep
Corriente de los trabajadores marxistas de Intevep-CTMI
garcialwx@pdvsa.com

¡Socialismo o Barbarie!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3330 veces.



Lucidio García


Visite el perfil de Lucidio García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: