Los trabajadores proponemos limpieza y más revolución luego de las elecciones regionales

Quiero dar unas primeras y personales impresiones, al calor de que muchos compañeros están muy preocupados, sobre todo por lo que significa la pérdida de la Alcaldía Mayor y de algunas gobernaciones importantes o claves del país.

Ahorita necesitamos calmarnos y sentarnos para evaluar con los camaradas más en profundidad. Hay varios puntos que debemos analizar para tratar de sacar las conclusiones más cercanas a la realidad. Es necesario abrir un debate profundo dentro del partido para reflexionar y proceder a la autocrítica como señaló el presidente Chávez en la noche del domingo.

Primero creo que hay que destacar el aumento de los votos al chavismo en todo el país en relación al 2 D pasado. Al mismo tiempo la oposición volvió a demostrar que tiene un techo de votos que no puede superar aunque la abstención sea mucho más baja. Sin embargo, ese piso le alcanzó para obtener triunfos políticos en ciudades importantes.

En segundo lugar creo que hay que destacar, que habiendo participados divididos, en muchos estados, los votos chavistas, como es el caso de Carabobo, los candidatos de Chávez hicieron una muy buena elección aunque alguno de ellos no haya ganado.

En tercer lugar creo que la advertencia que hicimos sobre algunos candidatos desde Marea Socialista, y sobre todo con la señalización de que son dirigentes que expresan algo que el pueblo revolucionario rechaza profundamente como es la derecha endógena, tuvo un peso muy importante en distritos fundamentales, como la gobernación de Miranda, aunque también en otros, Táchira por ejemplo”. “La acción de los gobiernos anteriores es lo que explica, la derrota en la Alcaldía Mayor, que es uno de los problemas políticos más serios que deberá enfrentar el proceso revolucionario.

Pero hay un problema que todavía es más grave. Es la propia dinámica del PSUV. Es necesario transformar el partido en un verdadero partido revolucionario. No se puede continuar con el método de las maquinarias electoreras donde las bases solo participan de manera irregular, en primarias limitadas, que en general son controladas por los factores de poder de la derecha endógena.

El partido demostró que puede ser un gran partido, pero que necesita que se estimule la participación de los trabajadores, de los sectores populares que son la base fundamental de la revolución. Y ese estimulo debe ser político. El caso es que el partido toma poco en cuenta a su movimiento sindical. Estos resultados electorales aún que son positivos, deja abierta la necesidad de saber, que hace falta más democracia y más participación. Los militantes deben sentir que es su partido, no el partido de los dirigentes, de lo contrario, correrá la suerte de los otros partidos, que son más de lo mismo.

Sin embargo, no sólo hay que anunciar que habrá una autocrítica. Debe haber y de ella deber participar el pueblo revolucionario de todo el país. Nosotros por nuestra parte seguimos creyendo que llegó el momento de hacer limpieza en el gobierno y en el partido. Limpieza y más Revolución es lo que necesitamos para que se haga realidad de que en esta revolución gobierne el pueblo trabajador.

El autor es Coordinador Nacional de la Unión Nacional de trabajadores UNTE, militante del PSUV y dirigente nacional de Marea Socialista


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2198 veces.



Stalin Pérez Borges


Visite el perfil de Stalin Pérez Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas