¿Nueva central o construcción de una dirección revolucionaria desde la clase obrera?

Consideramos que la declaración del 14 de abril de 2.008, realizada por los camaradas de la dirección de la FSBT de crear una nueva central sindical, propuesta que se llevara a su próximo Congreso a celebrarse los días 17, 18 y 19 de abril, donde como causas de este planteamiento se expresa que: “en la actualidad los trabajadores no estamos representados por ninguna de las centrales existentes en el país” y que la UNT: “no representa a los trabajadores ni esta en capacidad de darle respuesta”; debemos darle una respuesta y quisiéramos expresar nuestras opiniones, reiterando lo expuesto en nuestro articulo “El triunfo de la clase obrera en SIDOR, la unidad y la construcción del socialismo” que escribimos en Aporrea el 15 de abril pasado:

1. Consideramos que el triunfo de la lucha de los trabajadores de SIDOR por su convención colectiva y posterior renacionalización de la empresa ha significado un enorme impulso a la lucha de los trabajadores y trabajadoras y al avance de la revolución y el socialismo en Venezuela. La nacionalización de esta empresa es una muestra de que nosotros, los trabajadores, podemos influir de un modo decisivo en el futuro socialista de la revolución.
2. Pero además, esta lucha, representa uno de los puntos de inflexión del proceso revolucionario, que permite la elevación de la conciencia de clase y el quiebre de la conciencia dominadora burguesa en el movimiento obrero; significa, también, un cambio cualitativo en como visualizar la política táctica y estratégica que debe desarrollar la clase. Pero además nos encontramos con otros elementos del contexto político no menos importantes: el “olvido” de la clase trabajadora como elemento fundamental y de dirección del PSUV y el problema del viejo Estado Burgués.
3. Consideramos que los camaradas de la Dirección de la FSBT no toman en cuenta este contexto político que ha venido desarrollándose en el seno de la clase obrera en su avance hacia la construcción de su autonomía política ideológica.
4. Es por esto que no estamos de acuerdo con la creación de una nueva central, no se trata de crear una nueva central para tenerla a “nuestra imagen y semejanza”.Tampoco creemos que se trate de un problema electoral en la UNT y menos que se conforme una Central de “corrientes”; ya que el problema es, eminentemente, la conformación de una dirección político ideológica proletaria.
5. La victoria de Sidor marca el camino para el conjunto de la clase obrera. La UNT tiene el compromiso de reunificarse, pero bajo otra propuesta política-organizativa y además dotarse de una dirección a la altura de lo que demanda la Revolución Bolivariana para que sea un faro revolucionario tanto para el gobierno como para el conjunto del pueblo e ilumine los ejes de la construcción del socialismo en Venezuela.
6. Consideramos, parafraseando a Trotsky, que la crisis de la UNT es la crisis de su dirección o de su no-dirección. Tras la victoria histórica de los trabajadores de Sidor es necesario, que en el seno de la UNT se impulse el proceso de revisión, rectificación y reimpulso.
7. Consideramos que se hace necesario construir una dirección revolucionaria desde la clase; que supere el sectarismo así cómo la lucha por el poder entre diversas corrientes que ha sido uno de los elementos claves en la paralización de la clase obrera en sus luchas.
8. Consideramos que debemos marchar hacia algo más esencial, de mayor magnitud histórica, se trata de la unidad política ideológica de nuestra clase en conjunto con sus aliados( campesinado, estudiantes, militares revolucionarios y sectores populares) para conformar una dirección política desde la clase que impulse el socialismo. Se trata de cambiar la conciencia “en si” a una conciencia “para si” pero siempre “desde si”.
9. Hacemos un llamado a todos los trabajadores, a las federaciones nacionales como colectivos de trabajadores, sindicatos nacionales y de empresa, a los dirigentes de la UNT y de las diferentes “corrientes sindicales”, especialmente a los camaradas de la FSBT, que tienen esta posición de la creación de una nueva Central sindical, a los sectores de la Constituyente Sindical a una Asamblea donde nos pongamos de acuerdo en construir nuestro programa, el programa de la clase obrera; que nos permita unificarnos y desarrollar los verdaderos liderazgos, pero no desde las pantallas de TV sino desde la clase obrera misma, desde la lucha de clases.
10. Consideramos que este programa pudiera tener, entre otros muchos, los siguientes ejes: La construcción del Socialismo ( La economía socialista, los Consejos de Fabrica, el Estado de Consejos de Fabrica y Comunales, la milicia popular), la lucha contra la burocracia y la burguesía ( contra la corrupción, la burocracia, reducción de la jornada laboral, por los derechos laborales y salariales, un nuevo tipo de sindicato, una nueva ley de los trabajadores) y la integración Latinoamericana, como el impulso y consolidación solidaria de los procesos revolucionarios en América Latina porque solo con el triunfo de la revolución Latinoamericana y mundial triunfara el socialismo en nuestro país y en el planeta.
11. Consideramos para finalizar, la necesidad de concluir la Convención Colectiva de los trabajadores de SIDOR y su cumplimiento en el menos tiempo posible y advertir al gobierno que detrás de cada nacionalización debe existir el control obrero: la participación de los trabajadores en la gestión directa de la producción. Solo así se construye socialismo


“Construyamos pues, la unidad de la clase obrera y su dirección, con el debate y sus diferencias pero desde la clase misma”.

*Coordinador Regional de la UNT Caracas Miranda

Militante de la CMR

luprimo@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2300 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas