Una denuncia de los trabajadores que elevaré a la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Nacional

Evidentemente que cuando uno como autor de esta clase de artículos le es referido, por alguno de sus lectores denuncias que pueden ser verdad, le entra a uno la duda y el interés por observar aquello que se denuncia.

Hoy recibí de un distinguido lector de nombre Lino del Valle Villalba Aliendre, al parecer obrero o empleado de SIDOR, quien desesperadamente me hace una serie de denuncias, la cuales daré respuesta oportuna en este artículo.

Me expone que debemos, como autores de esta clase de artículos, prestarle importancia a la problemática por la que están pasando los trabajadores sidoristas.

Por otra parte me refiere que están discutiendo el Contrato o Convención Colectiva desde hace 14 meses, expresando que es con la trasnacional, que supuestamente se encuentra apoyada por el ejecutivo del gobierno, indicando igualmente que, ello es con el interés de perjudicar a los trabajadores sidoristas, ello al decir de este lector, por cuanto se conformó una Comisión de Alto Nivel integrada por el Ministro del Trabajo (José Ramón Rivero), el Ministro del MIBAN (Rodolfo Sanz) y el Gobernador del Estado Bolívar General Rangel Gómez. Afirma que estos funcionarios en vez de apoyar a los trabajadores terminaron apoyando a la empresa, constituyéndose como voceros de esta trasnacional. Afirma este mismo que "le están tirando la burra al monte al Presidente Hugo Rafael Chávez Frías".

Igualmente me informó este lector, que en fecha 14-03-2008, a las puestas de SIDOR, en una protesta, que estos estaban realizando, fueron, de acuerdo a su denuncia, salvajemente agredidos, por la Guardia Nacional y la Policía del Estado Bolívar y que como resultado de esto detuvieron a más de 53 trabajadores y hubo destrozos de más de 50 vehículos. Me informa Villaba Aliendre, que resultó golpeado el Presidente del Sindicato José "Acarigua" Rodríguez, citándome que ello podría corroborase viendo la dirección: www.sidorenparalelo.es.tl.

Igualmente afirma éste, que tienen fotos de funcionarios de la Guardia Nacional, las cuales requiero me las haga llegar a mi correo, en caso de existir verdaderamente, donde se aprecian, supuestamente, estos funcionarios destrozando vehículos de los sidoristas, hecho este que de ser cierto, acarrearía sanción penal.

Me piden por último apoyo a los fines de lograr la Contratación Colectiva que los saque de la miseria en las que están, los trabajadores de Sidor, inmersos.

Sin aumentos desde hace más de 2 años, con casi salario mínimo y que la empresa SIDOR cumpla con las Leyes venezolanas y tratar que esta vuelva a las manos de los venezolanos.

Bueno mi apreciado lector, como abogado deberé indicarles que existen leyes a cumplir, ya sea por parte de los trabajadores de Sidor y por parte de las autoridades policiales. Por una parte hay que destacar que existen Tribunales competentes en materia laboral que nos permiten dilucidar cualquier clase de entuertos y penales cuando existe un tìpo penal determinado.

Por supuesto que existen Tribunales que deben seguir los lineamientos constitucionales y legales en sus decisiones, que de no cumplir ello, de igual manera estamos en presencia de recursos que nos proveerán, en el Superior, resultados diferentes a los expuestos cuando un juez colide con las leyes o con la Constitución.

Es decir tenemos para las exigencias judiciales, recursos para cuando estamos en desacuerdo con decisiones que nos lesionan. Igualmente tenemos recurso para defendernos de los ataques de funcionarios policiales, para ello está la Fiscalía de los Derechos Fundamentales, que trata los asuntos de la victima, con respecto a funcionarios lesivos. Por supuesto de no trabajar ésta, de igual manera tenemos recursos a los cuales acudir.

Les recomiendo que la violencia no es el arma a utilizar, ni aquí, ni en ninguno de los casos. Existe un Estado de derecho el cual se debe respetar y que impera para todos.

Ahora bien, al parecer el asunto se torna grave, cuando de igual manera recibo en mi correo, escrito de un distinguido profesional del derecho el Dr. Edwin Sambrano Vidal quien me refiere este caso y citaré algunos de sus comentarios, a los fines de exponer al colectivo, si en verdad los trabajadores les asiste la razón o no.

Mi apreciado colega Dr. Sambrano afirma en su escrito que: Cito:

"LA GRAVE REPRESIÓN DE LOS TRABAJADORES SIDERURGICOS

El sábado 15 de marzo de 2008, casi a las 12 de la medianoche culminó la audiencia penal de presentación e incriminación ante un Juez de Control de 53 trabajadores de la empresa Sidor, C.A. (Siderúrgica del Orinoco) (1). Ante la falta de pruebas y de no determinación de la responsabilidad de los trabajadores imputados, el Juez se vio en la obligación de ordenar la libertad plena de todos; advirtiendo, sin embargo que consideraba que se había cometido el delito establecido en el artículo 357 del Código Penal manteniendo abierta la averiguación y también ordenó remitir copia de las actuaciones al Fiscal de Derechos Fundamentales para averiguar sobre los delitos cometidos por los funcionarios que actuaron en el operativo represivo.

La detención de los trabajadores se produjo el día viernes 14/03/08 con ocasión de una concentración en la cual un grupo de unos 200 o 300 trabajadores rechazaban la última propuesta de la empresa en la discusión de la convención colectiva que se lleva a cabo actualmente y asistían a una convocatoria pública que el Ministerio del Trabajo junto con SIDOR hicieron pretendiendo realizar un referéndum contra el consentimiento del Sindicato y los Trabajadores. (Paradójicamente ese mismo día en Caracas el presidente Chávez juramentaba la directiva nacional del PSUV y resaltaba el compromiso indisoluble con los trabajadores que caracterizó la vida de Carlos Marx en conmemoración del aniversario de su muerte en 1883).

LOS TRABAJADORES CONGREGADOS PACÍFICAMENTE EN LAS INMEDIACIONES DE LAS INSTALACIONES DE LA EMPRESA FUERON DISUELTOS MEDIANTE UNA FEROZ Y CRUENTA ARREMETIDA DE LA GUARDIA NACIONAL Y DE LA POLICÍA ESTADAL. Fueron perseguidos y hostilizados por los cuerpos armados, maltratados y heridos, vejados y finalmente detenidos, según relatan los testimonios individuales rendidos ante el juez por una docena de los detenidos con la confirmación de todos los demás. Los vehículos de muchos trabajadores y de otras personas fueron destrozados deliberadamente por los uniformados, incluso muchos de ellos en el estacionamiento del comando de una compañía de la Guardia Nacional ubicado dentro de las instalaciones de la empresa. Las detenciones se produjeron mediante una especie de cacería humana desatada contra los que portaban el uniforme de la Empresa y otros que transitaban por el lugar y fueron confundidos con ellos.

Es muy grave y revela una saña impropia de fuerzas del orden en una República y más en una revolución Bolivariana, que todas, absolutamente todas, las detenciones se produjeran después de disuelta la concentración, mediante un intenso y meticuloso patrullaje motorizado de los uniformados por decenas de cuadras a la redonda y con la instalación de retenes (alcabalas) en sitios adyacentes, pero a distancia de unos 3 a 6 KM del sitio, cuando fueron deteniendo a los que portaban el uniforme o suponían que eran trabajadores de SIDOR, algunos de ellos fueron detenidos horas después, cuando fueron a buscar sus vehículos que se encontraban estacionados en la vía.

Otros fueron sacados a golpes y patadas de los vehículos sin ningún tipo de consideraciones y a algunos les dispararon estando dentro de los vehículos. Los vehículos quedaron abandonados con las llaves y muchos encendidos. Más de una docena de estos detenidos recibieron heridas por disparos de escopetas con perdigones de caucho hechos a quema ropa, sus heridas estaban sangrantes en la audiencia y fueron mostradas al Juez. Todos, sin excepción, fueron golpeados brutalmente con los bastones, culatas, escudos y cascos, pateados, muchos en el rostro. Los trabajadores y personas no ofrecieron ninguna resistencia y aún así recibieron brutales golpizas. A varios de los trabajadores les arrojaron spray líquido con químicos ahogantes simplemente para hacerlos callar cuando preguntaban por la causa de la detención. CON LOS DETENIDOS DENTRO DE LAS PATRULLAS, TOTALMENTE SOMETIDOS, LES ARROJARON LÍQUIDOS EN LOS OJOS, BOMBAS LACRIMÓGENAS Y LOS GOLPEARON REPETIDAMENTE CON EVIDENTE SADISMO.

Los detenidos fueron arrojados en una cancha deportiva en medio del sol desde las 11 o 12 del día. LOS HERIDOS NO FUERON ATENDIDOS DE INMEDIATO, SINO DESPUÉS DE VARIAS HORAS por el ruego insistente de los detenidos y la intervención de Pastora Medina, diputada nacional y funcionarios de la Defensoría del Pueblo que fueron instados con persistencia por familiares, abogados y dirigentes sindicales para que asistieran al lugar de la detención. Por cierto, la actuación de la Defensoría del Pueblo fue totalmente negligente y complaciente con el atropello, no se hizo presente en la audiencia ni ha hecho ninguna declaración pública y no sabemos que haya dirigido ninguna solicitud ante el Ministerio Público. El fiscal del Ministerio Público para Derechos Fundamentales no apareció nunca.

Según todos los testimonios concordantes, los uniformados atacaron y detuvieron a los trabajadores sin mediar palabras en una actitud agresiva y aparentemente predeterminada. Cerca de 200 efectivos, según los propios informes de los organismos, fuertemente apertrechados, fueron los que atacaron en una especie de operación tenaza, mientras el grupo de trabajadores no llegaba a 300 personas en una desproporción notable.

Los detenidos fueron puestos en libertad plena después de casi cuarenta horas de detención por el Juez Penal de Control. A las puertas del edificio de los Tribunales (Palacio de Justicia) se encontraban congregados más de 2000 personas entre familiares y trabajadores de la acería que rechazaron enérgicamente la conducta gubernamental, muchos de ellos con lágrimas en los ojos y manifestaban gran decepción. Allí se improvisó una gran asamblea proletaria y popular en la cual se hicieron cortas intervenciones de los Abogados defensores, dirigentes sindicales de SUTISS, dirigentes sindicales de otras empresas de la industria básica, algunos de los trabajadores detenidos y familiares, entre otros.

La Asamblea y los que hicimos uso de la palabra expresamos el más categórico rechazo a la agresión brutal de que fueron objeto los trabajadores, el carácter terrorista de tal agresión, la condena a los agresores directos y a quienes la ordenaron, la exigencia al gobierno y a las instituciones que cumplan con su deber de identificar a los responsables, castigarlos con la severidad del caso y que procedan a la indemnización de los daños causados. Los Trabajadores presentes exigieron públicamente la destitución del Ministro del Trabajo y la reorganización del Despacho y demandaron que la administración no intervenga beneficiando al patrono ni amedrentando a los trabajadores y descalificando a la dirección sindical. Varias intervenciones señalaron al gobernador del Estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez, (2) como uno de los principales responsables de la brutal agresión y al Ministerio del Trabajo (3) como cómplice de la misma, la cual por lo injustificada, inaudita e inesperada parecía un plan deliberadamente urdido para escarmentar a los trabajadores, desalentar la lucha y desbaratar a la dirección.

Por otra parte, se reafirmó la voluntad de lucha de los trabajadores, su apego a las leyes, su decisión de luchar por la defensa de sus derechos y por obtener una Convención Colectiva que contemple mejoras sustanciales en el salario, las vacaciones, utilidades, el reconocimiento del desempeño o méritos y otras reivindicaciones contenidas en las cláusulas pendientes por acordar."

Yo por mi parte elevaré esta denuncia a la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Nacional a los fines consiguientes.

A los trabajadores de Sidor les pido que ejerzan sus derechos con la obligación que le impone nuestra Constitución.

(*)Abogado

reveron.jose@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4247 veces.



José Agustín Reverón Orta(*)


Visite el perfil de José Agustín Reverón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad



US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/a53792.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO