Dirigencia sindical patronal. A Wills Rangel y Carlos López, "dirigentes sindicales"

Venezuela se caracterizó siempre por tener dirigentes sindicales con alto nivel de ética, entrega por la causa proletaria, valentía a toda prueba y responsabilidad absoluta con los trabajadores a quienes representaban. Algunos ejemplos de ello, entre tantos otros, son Rodolfo Quintero, Cruz Villegas, Jesús Farías (padre) Hemy Croes, Carlos Arturo Pardo, quienes sufrieron cárceles, persecuciones, exilios, torturas sin claudicar, por luchar con Conciencia plena contra los abusos de los patronos públicos y privados.

Muy diferente esa digna conducta a la de los que actualmente dicen representar del lado "oficialista" a los trabajadores venezolanos. Esos que se han refugiado en la CBST-FTUV y que han tenido posiciones realmente antiobreras, de sindicaleros, o de tarifados solo para mantener cargos que los lleven a la Asamblea Nacional y a las reuniones de la OIT para darse una vida de banquete. Nos referimos específicamente a Wills Rangel y a Carlos López, quienes en mala hora dirigen estas organizaciones.

Es realmente inconcebible la postura de estas dos organizaciones sindicales que se dicen representantes de los trabajadores y de estos dos "dirigentes" que tienen una posición absolutamente patronal y contradictoria con lo que deben ser los intereses de la clase a la que dicen representar. Pero simplemente, con sus declaraciones a favor del gobierno y en contra de los trabajadores muestran que son parte de la misma claque sindical cuartorrepublicana que solo se preocupaba de sus cargos para medrar del presupuesto público.

Ahora, la CBST sale al paso a otras centrales sindicales que exigen aumento del sueldo mínimo a 200 $ mensuales a partir de marzo. Ante esa propuesta, en vez de salir representantes del gobierno a apoyar o negar la misma, surge (como si fuese el presidente Maduro el patrono mayor o el ministro del trabajo), el señor Carlos López, a cuestionar la propuesta y expone, cual patrono en quiebra que "No es cierto que el sector público está ahorita en capacidad de ofrecer un aumento considerable, la recuperación económica pasa una recuperación de los ingresos fiscales del Estado venezolano para llegar a un salario sustancial". https://www.bancaynegocios.com/salario-minimo-divide-a-sindicatos-central-bolivariana-no-garantiza-aumento-en-marzo-porque-el-estado-no-tiene-recursos/. Y es por eso que no se puede, o no se debe aumentar los sueldos de los trabajadores venezolanos.

Mejor no lo hubiese expresado el inefable diputado Jesús Farías que es el único vocero oficial que se refiere al tema. Anteriormente habíamos planteado: "Con posiciones patronales como éstas, estamos lejos de resolver el tema salarial en el país. Ni la CTV en los gobiernos cuartorrepublicanos era tan elusiva de las luchas por mejoras reales para la clase trabajadora. Tanto dinero que se está gastando en el diálogo tripartito con la intervención de la OIT para oír "peroratas cantinfléricas". Tanto hablar para no decir ni hacer nada". https://www.aporrea.org/actualidad/a319296.html.

Los directivos del sindicato de los trabajadores del país, llámese CBST - FTUV, no solo aceptaron con sumisión la pulverización del salario y la violación de todos los derechos contractuales sino que salieron a defender al instructivo de la ONAPRE y al equipo económico que lo aplicó, en viajes por todo el país y también al exterior. Igualmente, aceptaron que los bonos vacacionales y aguinaldos fueran fraccionados. También emplazaron a sus sindicados a defender con vehemencia al BCV por devaluar, legalmente, al bolívar. Excusas extrañas de quienes se dicen socialistas y mantienen al pueblo en condiciones paupérrimas. Contra eso luchó Chávez y generó políticas sociales y económicas a favor de ese pueblo oprimido con las mismas explicaciones propias del capitalismo explotador.

No se puede ser tan patronal. Wills Rangel y Carlos López deben revisar el discurso de Chávez el 30 de abril de 2012 cuando firmó la LOTTT y dijo que "los dirigentes sindicales deben ser irreverentes en la lucha por la defensa de los intereses de clase de los trabajadores".

El gobierno tiene suficientes recursos para aumentar sueldos y salarios. Demostrado está que las sanciones han afectado los ingresos nacionales, pero de eso no solamente surgen los recursos para el aumento de sueldos. Varios ejemplos: El gobierno ha entregado a la burguesía financiera (o sea, nuestros enemigos de clase), la bicoca de 9 mil millones de dólares en los últimos dos años. El SENIAT ha declarado que en 2023 se recaudaron más de 4.800 millones de dólares, se desconocen los montos del oro que se ha extraído y vendido al mercado internacional, proveniente del arco minero del Orinoco, así como otra enorme cantidad de minerales preciosos (bauxita, coltán, diamantes, oro, hierro, cobre, caolín y dolomita ). También la recuperación lenta del petróleo. Demostrado también está que la inflación tampoco tiene que ver con las variables macroeconómicas sino con intencionalidades políticas.

Juan Carlos Valdés lo dijo en una oportunidad: "Seguir con el dogma monetarista neoliberal puede costar la pérdida del gobierno". Y las justificaciones como las del bloqueo y las sanciones ya no convencen al pueblo. No a quienes se mantienen dentro del proceso (PSUV-GPP) sino al pueblo real. A esos millones y millones de compatriotas cansados de la miseria en la que se encuentran mientras observan impávidos como se derrochan recursos en fiestas, bisutería, lujos, bagatelas y rumbas de todo tipo, al igual que observan a altos funcionarios públicos que mantienen "distancia y categoría" frente al pueblo empobrecido. No, compadre, Si se sigue con esas políticas se corre grave riesgo de perder ante una candidatura fuerte y/o unitaria de la oposición. Luego vendrán las justificaciones como las que se dieron luego de perder la AN en 2015 donde se sufrió un revolcón popular.

EN SÍNTESIS: Si Maduro es socialista, si es un presidente obrerista y su equipo económico también, entonces deben revertir con políticas no monetaristas ni neoliberales, la situación de penuria que sufre la mayoría del pueblo venezolano. Es decir, volver añicos la paradoja capitalista-protosocialista en la que estamos y asumir coherentemente políticas socialistas, comunitarias, de VIDA y no de muerte para el pueblo venezolano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1345 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad