Iniciamos una campaña nacional e internacional junto a la Liga Internacional Socialista (LIS)

Marea Socialista contra el acoso y criminalización a luchadores obreros y en solidaridad con Jean Mendoza

Marea Socialista (MS) denuncia y manifiesta que está emprendiendo una campaña nacional e internacional en respuesta a la situación que enfrenta Jean Mendoza, trabajador de la transnacional chilena Masisa y dirigente obrero, integrante de esta organización, que está siendo víctima de hostigamiento y acoso judicial-policial promovido por esta empresa con la colaboración de piezas complacientes dentro de ciertas instituciones.

Esta acción patronal busca criminalizar los reclamos laborales de los que nuestro compañero Jean Mendoza ha sido parte importante, junto a sus compañeros que laboran en la transnacional chilena, con el propósito de lograr su encarcelamiento, para así silenciar su voz y apartarle de la lucha laboral-sindical. Mendoza está siendo acusado de "instigación al odio" y de "simulación de hecho punible" por señalar las violaciones de derechos laborales que comete la empresa.

Las actividades que han llevado a cabo el dirigente Jean Mendoza y sus compañeros de trabajo, han consistido en expresar ante la empresa y públicamente, e incluso ante los tribunales, sus reclamos defensivos y justas exigencias de la clase trabajadora de Masisa, ante la violación de convenio colectivo de trabajo y las prácticas empresariales caracterizadas por la utilización de mecanismos contrarios a la Ley del Trabajo y violatorias de los derechos laborales y constitucionales, así como por las condiciones salariales a las que se les somete.

La ofensiva empresarial se debe a que Jean Mendoza es un trabajador solidario y con firme consciencia de clase, que ha promovido demandas judiciales frente a los atropellos sistemáticos de la transnacional, y apoya constructivamente la unidad y la movilización de los trabajadores de Guayana. Se le quiere neutralizar y castigar por levantar la voz en nombre de los trabajadores, por un nivel de vida digno y por libertades sindicales y organizativas de la clase trabajadora. Se le quiere someter y sacar del escenario por enfrentar el duro golpe que significa la eliminación de hecho del salario y de los beneficios laborales, del digno empleo, mientras que la que la transnacional aumenta de manera exponencial sus niveles de ganancia a costa de apropiarse del valor del trabajo de la clase obrera.

Esta retaliación no es producto sólo de la complicidad y conchupancia de los empresarios y de mercenarios institucionales. Esta acción anti obrera es producto de una política dirigida en contra de la clase trabajadora y que se vale, entre otras herramientas, del decreto emanado por el gobierno de Nicolás Maduro conocido como el Memorando 2792, que le da la prerrogativas a los empresarios privados para llevar a cabo la superexplotación de los trabajadores y saltarse conquistas antes logradas, con salarios y bonos de hambre que no cubren tan siquiera una décima parte de la canasta alimentaria y mucho menos de la básica (violando el Art 91 constitucional). Además de dejarles toda la libertad a los patronos para actuar en contra de la masa trabajadora y de los dirigentes, como también lo hacen en las empresas del Estado, con el resultado de que hoy gobierno y empresarios mantienen a cientos de trabajadores y trabajadoras chantajeados, judicializados y encarcelados.

Ante esta nueva arremetida de la patronal privada, sustentada y acompañada por la política antiobrera del gobierno de Maduro, es que desde Marea Socialista estamos promoviendo un petitorio de firmas en apoyo a Jean Mendoza, para evitar a toda costa que sea encarcelado y violados sus derechos humanos, como lo hemos estado haciendo con los y las trabajadores que son encarcelados o se encuentran bajo tal amenaza, simplemente por reclamar los más elementales derechos y llevar adelante luchas laborales. Por estos motivos hoy se aplica en Venezuela el encarcelamiento, el retardo procesal, el chantaje judicial, el acoso policial y todo tipo de desconocimiento de nuestros derechos.

Es por ello que nos declaramos una vez más en campaña nacional e internacional permanente, como lo hemos venido haciendo con los trabajadores presos, esta vez en defensa de nuestro compañero Jean Mendoza, en continuidad con nuestras acciones para enfrentar la represión instrumentada con la criminalización de las luchas, que se lleva a cabo con los instrumentos "legales" ideados en el gobierno, en la ANC reciente y en la actual AN, con aprobación del PSUV y sus aliados: es el caso de la oprobiosa "Ley Contra la Instigación al Odio", el citado Memorando 2792 y la malllamada "Ley Antibloqueo". Para la campaña internacional contaremos con el apoyo de dirigentes sociales y políticos de partidos hermanos de todo el mundo, agrupados en la Liga Internacional Socialista (lis-isl).

¡Rechazamos contundentemente esta nueva arremetida dirigida contra la lucha de las y los trabajadores!

¡Jean Mendoza somos todos y todas!

¡No a la criminalización de la lucha por salario y derechos laborales!

¡Basta de represión a los y las trabajadoras!

¡Solidaridad activa de clase!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1575 veces.



Marea Socialista

¡Ni Burocracia Ni Capital, Socialismo y más Revolución!

 @MareaSoc89

Visite el perfil de Marea Socialista para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales