¡Eso es increíble! ¡No puede ser que Cisneros sea más malo que maduro!

Venevisión es una pequeña muestra de lo esquizofrénica que es nuestra sociedad. Por una de sus caras se puede ver la ilusión de felicidad, la que da hacia las casas de los "venevidentes" todas las mañanas, en las noches y fines de semanas. La de sus narradores de noticias es la cara seria de los enemigos del gobierno y del comunismo; la de Trump y la de los defensores de las libertades económicas y los emprendimientos. Ahora, la cara de los que protestan en las calles es el rostro de los pendejos que tienen 23 años trabajando para esa empresa cobrando sueldo mínimo. Venevisión fabrica capitalismo del bueno, mostrando todos sus "rostros" democráticamente.

Algo se trae Gustavo Cisneros con Venevisión ¿Será que ese tipo no quiere a sus empleados ahora?, porque la imagen que da ese canal es que ahí dentro no pasa nada; uno ve a sus presentadoras en las mañanas, tan alegres y contentas, que esa protesta, fuera del canal, pareciera más bien una conspiración comunista. Sin embargo…., Gustavo Cisneros es uno de los socios más notables del gobierno de maduro.

Si ustedes se molestan en buscar "Barrick Gold" en Google, encontrarán que Gustavo Cisneros aparece como director externo de esa empresa. No es una casualidad que Barrick Gold, una compañía con un "prontuario" planetario ¡que para los pelos!, tenga ahora concesiones en el Arco Minero para explotar diamantes en yacimientos certificados, es decir, que sea socio del gobierno. Estamos hablando de una empresa que cerró una mina en África con cuarenta y tantos mineros vivos adentro, que fue expulsada de Santo Domingo, expulsada de Argentina por contaminación; Barrick Gold no es Venevisión, que solo alcanza a explotar a sus empleados más entregados pagándoles el "sueldo mínimo" decretado por el gobierno de maduro (como debe ser en el capitalismo).

Pero Venevisión es la cara buena de Cisneros. ¿Por qué Cisneros permite que sus empleados protesten fuera del canal?, eso nunca se ha visto en esa televisora, por lo menos desde que yo me conozco ¿Qué se trae entre manos el magnate con esa especie de "impudicia" política? A Cisneros le sobra la plata, y en divisas ¿Cómo es posible que le pague a sus trabajadores más fieles 260 mil bolívares mensuales (o sea, medio cartón de huevos, usando el nuevo patrón para el cálculo de la inflación)?

La explicación más lógica es que Cisneros está rompiendo el pacto con maduro y exacerba la crisis, sacrificando su empresa emblemática, la cara dulce de su perversa y mala conciencia capitalista. Si algo tiene Cisneros es eso de andar por el mundo de "bajo perfil", pasar desapercibido, como los asesinos a sueldo profesionales. Nunca aparece en nada pero está detrás de todo. Y cuando aparece, como aquella vez en la autopista del este, fue porque estuvo a punto de ser nombrado presidente por aclamación, rodeado de una multitud variopinta, de "nobles y villanos, prohombres y gusanos", emocionados. Sin embargo, esa vez Chávez volvió a vencer SU mentira, descubriéndole las pezuñas. Pero ahora aparece Cisneros como responsable de una conspiración a través de una huelga, más falsa que real, frente al canal de la Colina ¿Por qué?

Nosotros decimos que él sabe algo, que se acerca el final de maduro y por eso no le importa aparecer, así sea soslayado, en esa huelga de "trabajadores fieles con 23 años de servicio" – todo aquel que conoce la organización Cisneros sabe que un trabajador con 23 años trabajando para ellos, es un esclavo y no lo sabe, es un tonto "convencido", a menos que se trate del pícaro Cesar Miguel Rondón…, y aun así debe el escritor debe chuparle las medias a Gustavo, si es que quiere seguir contratando con ellos. ¡Aquel que "traiciona" la confianza de Cisneros se jodió para toda la vida con esa organización! Y si una huelga frente al canal no es traición al rey, entonces se trata de una comedia, una puesta en escena que tiene otra finalidad en este último acto, en el drama trágicómico de Maduro.

Solo se trata de la semiología de la política, de los signos que nos dicen que algo anda mal, que algo no cuadra en este mundillo de tantas "regularidades", tan predecible – a pesar de lo impredecible de maduro, de su capacidad de "sorprendernos" con sus disparates, lo cual nunca nos asombra del todo, como son los trucos infantiles.

La otra explicación para esa huelga es que el canal lo haya comprada el Estado. Y si fue así, y sin esa protesta callejera, nunca notaríamos la diferencia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3103 veces.



Marcos Luna

Dibujante, ex militante de izquierda, ahora chavista

 marcosluna1818@gmail.com

Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación