Una Organización latinoamericana sin EEUU para enterrar a la OEA (ministerio de colonias yanquis)

1. Hugo Chávez dijo: “Necesitamos una organización específica, un espacio nuestro, americano. Vine a apoyar esa idea y a labrarla con paciencia. Hay que tener en esto gradualidad”. Los gobiernos más influyentes de la región, consideran que el proyecto de unidad regional ya alcanzó el nivel de madurez suficiente para dar el paso histórico. El subsecretario de la cancillería de Brasil, Antonio Simoes, quien ha trabajado desde hace años en los basamentos de esta estructura que todavía está en su fase embrionaria: “Sin duda hemos alcanzado el momento de trascender. La fase de foro unificado que alcanzamos ahora es ya un momento histórico”. Para el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, la decisión de formar la organización, de dotarla de funciones que “generen el diálogo político al más alto nivel de presidentes de toda América Latina”, ya está tomada. Sólo falta la última palabra de los mandatarios. Y su firma, desde luego.

2. Para Alan García de Perú “no están dadas las condiciones” para lanzar desde ahora la nueva organización porque “falta uno” de los 33 estados que integran la geografía del subcontinente. Por su dependencia imperial se pensó que iba a decir Estados Unidos, pero no. “Aquí somos 32, falta uno: Honduras” porque su presidente, Porfirio Lobo, no fue invitado al cónclave por tener sus derechos suspendidos por la OEA (por el golpe de Estado el 28 de junio del año pasado) Sin embargo hay otros gobiernos que se oponen a la exclusión de su patrón –los EEUU- y aún no han querido hablar. No hay duda que éste será uno de los puntos principales de la reunión en la que Chávez, Morales, Correa, Castro, Ortega y Lula son determinantes. No hay duda, como ha dicho Chávez: “necesitamos un espacio nuestro, americano”. Como diría aquella “doctrina Monroe” tan desprestigiada: “América para los americanos”, no para los yanquis.

3. La batalla encabezada por Chávez será fuerte porque la mayoría de los países dependientes: Colombia, México, Perú, Costa Rica y Chile, pelearán porque la OEA (al servicio de los EEUU) siga viva. ¿Se imaginan lo importante para los países latinoamericanos que no esté presente en sus reuniones el gobierno yanqui? ¿Puede olvidarse acaso que el payaso presidente Fox le pidió “por favor”, “encarecidamente” a Fidel Castro en Monterrey que se retire de la reunión para que no se encuentre con Bush? ¿No se recuerda acaso que en pasada cumbre internacional Obama llegó, se reunió con quien quiso, habló y se retiro sin escuchar? ¿Se ha olvidado que mientras los EEUU pertenecían a la OEA tuvieron la libertad para invadir a cualquier país de la misma organización a que pertenecía? Un nuevo organismo sin EEUU es realmente un paso importante de liberación. Aunque no dejará de tener a sus voceros.

4. Los jóvenes altermundistas no salieron a manifestarse en Cancún porque la cumbre se está realizando a 50 kilómetros de la ciudad, en un hotel de Playa de Carmen acordonado por cinco mil soldados del ejército y la policía, además que todos los lugares de acceso: carreteras, caminos, playas, están totalmente bloqueados por militares con órdenes de matar. En 2003 la cumbre de la Organización Mundial de Comercio se realizó en hoteles de Cancún y pudimos aprovechar la ciudad para realizar las gigantescas marchas y manifestaciones de repudio y protesta. A pesar de que debimos salir para gritar contra las bases militares gringas y los golpes de Estado, los jóvenes parecen haber dejado a Hugo Chávez y Evo Morales esa tarea. Veremos si por la noche del lunes o medio día del martes la gente se reúne. Parece que Calderón, con su política militarista de invadir pueblos, ha logrado intimidar.

5. La OEA, fundado en 1948 en la Conferencia de Bogotá, tiene su sede, ¡Imagínese!, en Washington. Durante 62 años de vida a esa organización se le ha bautizado como el “ministerio de colonias yanquis” porque el gobierno de los EEUU siempre impuso sus intereses. En 1962 ordenó que se expulsara a Cuba de la OEA y que todos países rompieran relaciones políticas y económicas con la isla porque era un país “comunista”; así se inició un poderoso bloqueo que obligó al régimen cubano a estrechar relaciones con la URSS y demás países del bloque. Fue cuando México, durante el gobierno de López Mateos, se convirtió en la excepción manteniendo relaciones. La OEA entonces casi desapareció, pues se dedicó exclusivamente a legitimar invasiones y golpes de Estado norteamericanos. ¿Cómo es posible que haya todavía países que defiendan a la OEA? La única explicación es la dependencia total a los EEUU.

6. La expulsión de las bases militares yanquis en Colombia y otros lugares de Latinoamérica; la desaparición de los golpes de Estado; el desconocimiento de los intereses ingleses y la devolución de las Islas Malvinas al pueblo argentino; el fin del bloqueo yanqui a Cuba; respeto al gobierno de Hugo Chávez y demás gobierno independientes: el derecho de Bolivia a un territorio de salida al mar; desaparición de las asesorías militares yanquis a los ejércitos de Latinoamérica, son demandas concretas de los pueblos y de los gobiernos independientes. Estas demandas inmediatas y muchas más como el cuidado de los recursos naturales y el mantenimiento de un medio ambiente sano, son las que explican la necesidad de la creación de una nueva organización internacional latinoamericana sin la presencia de los EEUU. La única tarea que quedaría es la vigilancia que la nueva organización se mantenga unida.

7. Si ese nuevo organismo se crea será una gran victoria de los pueblos y, al mismo tiempo una terrible derrota a los intereses yanquis en la zona. Por eso las grandes movilizaciones de los altermundistas han jugado un enorme papel presión combativa en cada una de estas reuniones. Incluso el suicidio de coreano Lee en Cancún tuvo un enorme significado en la reunión del OMC de 2003 cuando Brasil encabezó una oposición interna contra las políticas de subsidios a los agricultores norteamericanos. De todas maneras deberíamos estar siempre preparados para manifestarnos ante cualquier acto que las funestas autoridades realizan contra el pueblo. Las batallas en las calles enseñan y profundizan la conciencia. Aunque algunos jóvenes se asusten en un momento a la larga regresarán a la lucha porque aprenderán a pensar que no hay salida.

pedroe@cablered.net.mx


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1691 veces.



Pedro Echeverría V.


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Echeverría

Pedro Echeverría

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a95705.htmlCd0NV CAC = Y co = US