Pitiyankees seguidles

Yankee Go Home

El embajador de Haití en Brasil, sin sospechar que era grabado, tildó de maldita la estirpe de ese país y luego como excusa adujo que él no sabía hablar bien el portugués, cuando el hijo de puta tiene como treinta años viviendo de chulo en Rio de Janeiro, a costilla del empobrecido pueblo haitiano.

Pat Robertson, una verdadera compotica de mierda parlante, no difiere mucho en sus comentarios sobre los hijos de François Louverture. Claro ejemplo de que las oligarquías que infestan el mundo no tienen distingo de raza o credo cuando dicen a joder a Pueblo.

A Obama le sabe a Pat Robertson, que el terremoto haya acabado con la vida de cientos de miles de ciudadanos haitianos. Habría que ser escuálido para creerlo. Mire cuantos asesinatos ha provocado, por decir una, la American Mining Fields, propiedad de papá Bush, por la extracción de coltan en África, sin que al premio nobel de la paz, por mucha melanina y genes que los emparente, abra la jeta para detener la matanza de sus congéneres.

La mofletuda secretaria de estado yankee, doña Hillary ha declarado como toda una tiranuela, que van para Haití, estarán allá y que no sabe cuando carajos saldrán. La actual talasocracia imperial le está diciendo al Mundo que ante cualquier desequilibrio climático, telúrico o político ellos estarán allí para “ayudar”. I´ll be there, decía el blanqueado Michael. El blanco es Haití, piensa la cornuda esposa de Bill, sobre todo por ser una nación de negros libertarios.

Los marines, están hoyando el suelo de Petión al grito de go, go, go! Ya se oye de sus maltratos hacia los sobrevivientes del terremoto, ya se sabe de sus arbitrariedades en el aeropuerto de Haití. A estas alturas los halcones deben estar sacando cuenta de jugosos negocios para Black Water, Hally Burton y demás mercenariatos. Llevan bajo el brazo los informes sobre el níquel y otros minerales que hay en el subsuelo haitiano.

Han encontrado atracadero para su “nuclear supercarrier”, patio para que jodan a gusto dos mil mother fucker marines. Que lo importante no es ayudar a buscar sobrevivientes, retirar escombros, asistir a los heridos o dar una palmada de aliento. Lo importante es apoderarse de todo para hacer negocio. Capitalismo súper salvaje, compa, mientras CNN se encarga de mostrar al mundo como bandas de gorilas salvajes a la población desesperada que deambula en busca de agua y alimento.

El gobierno francés ha espetado ¡Merde! Su molestia va más allá de un simple pleito por el control operacional de un aeropuerto. Es que los yankees llegaron primero a adueñarse de un terreno que Francia no se resigna a haber perdido en los albores del siglo XIX. Déjà vu.

Alcemos la voz para decirles que se vayan por donde vinieron. La voz del ALBA, de las organizaciones populares, de las y los estudiantes, trabajadoras y trabajadores, cantoras y cantores y de todas las mujeres y hombres de buena voluntad, porque la OEA no dirá un carajo, porque la ONU se acurrucará en el pecho de Obama ante la dolorosa pérdida de su delegación. Pero ninguno de ellos llorará a Haití, ninguno de ellos siente angustia por la tragedia de un Pueblo humilde, maltratado, pero que a pesar de todo será por siempre ejemplo primero de libertad en nuestra América.

¡Viva Haití! ¡Yankee, go home!

pladel@cantv.net




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1959 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor