Ya estamos en guerra por agresión de Colombia i el imperio

“En la paz, los hijos entierran a

 los padres; la guerra altera el

 orden de la naturaleza y hace

 que los padres entierren a los hijos”

 Herodoto

 “La guerra es nefanda, porque hace más hombres malos que los

 que mata”

 Immanuel Kant 

 

 Invito a los venezolanos, a los hombres de buena voluntad i de paz de nuestra América Latina i en especial a la oposición venezolana, la oligarquía empresarial capitalista i sus lacayos, a reflexionar sobre estos dos pensamientos; uno mui antiguo i otro de quien estimamos quizá, el más grande i completo de los filósofos, pese a no haber salido en toda su vida, más allá de los alrededores de su ciudad natal de Könisberg, pues el pensamiento vuela por encima del espacio i el tiempo.

 Hace alrededor de uno o dos meses, publiqué varios artículos sobre este tema, acogiéndome a los bien fundados conceptos o pensamientos de la abogada Eva Golinger, buena conocedora de las arbitrariedades i mentiras con las cuales los Estados Unidos de Norteamérica, sede del Imperio Pentágono-Transnacionales,  (i sus trogloditas militares i empresariales) maneja como marionetas a sus presidentes obedientes, i a los que no lo son, los asesina o margina de alguna manera como sucedió con Kennedy (asesinado) o con  Nixon (execrado i humillado). Al de turno están esperando ver de que lado cojea para cortarles las patas, o…¡la cabeza! I no olvidemos que las patas son solamente dos, pues es como decía Platón o Russell, el hombre es un bípedo implume, i para peor recomendación, este afrodescendiente, en el país más racista i agresivo del mundo, debe estar sentenciado. Compárenme a Bush hijo, con Hitler o Stalin i díganme cuál de ellos le ha hecho más daño a la Humanidad i al Planeta Tierra. Para eso tenemos la historia, aunque sea manipulada, como la hemos percibido años después de la Segunda Guerra Mundial, en la cual vimos toda la vileza, la mentira i la traición que se esconde detrás de esa supuesta ciencia o especialidad política que denominan la diplomacia. Siempre he sentido una pasión histórica por estudiar especialmente la Segunda Guerra, la cual he leído o estudiado por diversos autores -al igual que la personalidad de Adolfo Hitler- incluyendo los doce tomos de esa historia escrita por Winston Churchill, i cuando años después he venido a estudiar la Gran Guerra Patria, escrita por autores rusos, he visto las miserias, burlas, traiciones i falsos tratados o pactos, que llevaron a Polonia, a ser la primera gran víctima de esa conflagración. De manera resumida podemos decir que, Inglaterra i Francia incumplieron deliberadamente sus tratados con Polonia, porque bajo cuerda tenían convenios con el propio Adolfo Hitler para que, como persecución al comunismo alemán i el socialismo soviético, Alemania atacara principalmente a la URSS antes que al occidente i porque ellos temían más a lo que sucedía en Rusia que a lo que sucedía en Alemania i la persecución ya declarada contra los judíos, no les importaba mucho. Era una diplomacia basura, pervertida i traidora que, al final de la guerra, tuvo que recurrir a la URSS para acabar de derrotar o exterminar al III Reich. Inglaterra i los Estados Unidos, colaboraron con la Alemania nazi, para rearmarse i prepararse para la guerra; recuerden que hasta la familia Bush en Norteamérica se les demostró haber ayudado o colaborado con el nazismo. Jamás pensaron en el heroísmo soviético que detuvo a los alemanes de la Operación Barba Roja en los tres bloques del frente oriental de ataque a Rusia, especialmente en el bloque norte, el célebre sitio de Leningrado; ni que aún con dos frentes de batalla -oriental i occidental- la poderosa Alemania que venía por el desquite de Versalles, los arrollaría, dejara sin efecto a la célebre línea Maginot, violara la neutralidad de muchos pequeños países (Luxemburgo, Bélgica i Holanda), i en pocos meses Adolfo Hitler se retratara con la Torre Eiffel al fondo de su arrogante presencia, después de haber visto desfilar por los Campos Elíseos, a la formidable infantería i fuerza blindada de la Wermach.

 Estas son malas lecciones de la historia que los vencedores aliados criticaron o se horrorizaron ante ellas (la guerra produce más hombres malos que los que mata), aunque la Pérfida Albión la había practicado a escala mundial en su piratería civilizada; i esas son las lecciones o los aprendizajes que pone en práctica el “naciente” Imperio Norteamericano que, tuvo sobre todo en Centro América su terreno propicio para la práctica de su coloniaje terrorista e infame, i ha querido extender a todo el territorio que en un tiempo, con la arrogancia nazi-fascista del pasado europeo, llamaron su patio trasero. Por eso, pese al incumplimiento de tratados, de convenciones o de lo que anuncian sus escuálidas organizaciones como la ONU o a la OEA, el patio trasero se ha vuelto un frente de libertad que no admite su hegemonía; solamente que, ojalá, no sea necesaria la guerra; pero en la que tendrían que pagar con la misma moneda que los rusos impusieron pagar a los alemanes en Leningrado. Están aplicando las viejas tácticas, trampas, maniobras, mentiras i traiciones de siempre. La maldad no progresa; siempre ha estado al colmo, al máximo o el óptimo de la maldad hasta exponer la misma vida del planeta. Colombia, país que ya entregó su soberanía como lo hicieron varios países europeos ante Hitler, es cómplice de la barbarie civilizada i ejemplo de los “colaboracionistas” de oficio como el lacayo Uribe Vélez; las bases militares son preparativos inequívocos para la guerra que quiere promover por órdenes de su jefes del norte. Por eso la oposición “aliada” ha de ser la de todos los pueblos libres, honestos i pacíficos del mundo entero, contra lo que deberá ser el último de los imperios del tiempo i de la Historia. Lo único lamentable también, en caso de una guerra, es que son los padres del pueblo los que tendrían que enterrar a sus hijos; jamás los padres ricos, oligárquicos i traidores a la patria. El mundo anhela, justicia i paz i es lo que anhelamos en el socialismo venezolano del siglo XXI, inspirado en el pensamiento i la gloria de Simón Bolívar, Libertador i sembrador de pueblos.

robertojjm@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1987 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a90211.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO