La guerra con el eje imperial USA/Colombia ya comenzó y vamos 5 a 3

La Primera guerra mundial dicen se inició con la muerte del Francisco Fernando de Austria en las calles de Sarajevo, la segunda guerra mundial con la invasión a Polonia por parte de Alemania 60 años atrás, pero esas fechas marcan la declaración del conflicto bélico, pero como tales, sus preparativos y planificación se iniciaron con mucha antelación, en el Caso de la agresión USA/Colombia contra Venezuela, los preparativos se iniciaron hace rato. 

Los Estados Unidos a partir del ascenso del Presidente Chávez prepararon un plan, primero acercarse a Chávez hacerlo su amigo, para eso aprovecharon al Presidente Clinton, y el planteamiento de Septiembre 2001 de Chávez donde decía que su movimiento representaba a la Tercera Vía como la de Tony Blair en Inglaterra,  esto dio pie para tender puentes, para un acercamiento, donde se incluyen las conversaciones con Clinton y las visitas de la embajadora de Estados Unidos en Venezuela, visitas que concluyen cuando la Señora  le plantea al Presidente que debe derogar las leyes habilitantes principalmente la ley de tierras y la ley de hidrocarburos, a partir del tercer trimestre del 2001 los Estados Unidos caen en cuenta  que a Chávez nunca van a poder ponerlo a su servicio y de inmediato activan los planes B, C, D, y E. 

El plan B es la asonada militar, a partir de la habilitante, apuran los preparativos, utilizan el conflicto presentado en la estatal petrolera venezolana como catalizador, preparan un golpe de estado, pero en su proyecto no contaron con la reacción de los mandos medios de la  Fuerza Armada Nacional y del pueblo quienes se pusieron al lado del Presidente Chávez logrando en 48 horas su retorno al poder, a partir de acá quedaban  los planes C y D.  

El plan C preparado sobre la marcha y a partir de abril 2002, era la vía del golpe económico, estrangulando, cerrando las llaves de la exportación petrolera, lo que según ellos produciría escasez de rubros básicos, limitaría peligrosamente los ingresos de divisas al país y llevaría a una sublevación en masa de la gente, pero se equivocaron,  la mayoría del pueblo venezolano fue leal a Chávez y junto a El, trabajaron arduamente en la  recuperación de PDVSA para el pueblo y la revolución bolivariana. 

En estas dos batallas las pérdidas del imperialismo fueron grandes, por un lado perdieron numerosos contactos en la alta cúpula militar y en el brazo de la tecnocracia perdieron alrededor de 20.000 profesionales que trabajaban según sus instrucciones e intereses. No se dieron por vencidos quedándoles aún el brazo político que aunque participó activamente en el golpe de 2002, por las veleidades del proceso salió ileso, quienes pagaron el costo fueron los militares y algunos dirigentes empresariales, pero el sector político afín a los Estados Unidos supo esquivar asumir las responsabilidades del golpe.  

Solo con su brazo político activo se lanzan al Plan D, el referéndum revocatorio para Agosto de 2004, de donde salen derrotados por la inmensa movilización del chavismo en defensa de su Líder y Conductor. 

A partir del 16 de agosto de 2.004 los Estados Unidos se dieron cuenta que por las vías que han probado no tienen ningún chance con Chávez, desechada la vía militar interna, desechada la vía electoral y desechado el golpe económico, sacan como conclusión que al proceso bolivariano la única forma de derrotarlo es militarmente y desde afuera, con el Plan E o Plan Balboa, para lo cual cuentan con un aliado histórico, la oligarquía colombiana, aliada de la oligarquía venezolana y protectora de los golpistas de abril 2002, la teoría no se hace esperar, para derrotar a Chávez debemos tomar militarmente a Colombia dice el Departamento de Estado, lo cual no representaba ningún inconveniente a la luz del plan empujado por Bill Clinton denominado Plan Colombia y por las nuevas leyes decretadas por los Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo a raíz de los sucesos del 11 de  septiembre 2001,  se inicia el ataque por dos flancos, el flanco de guerra de 4ta generación, con un ataque mediático feroz, encabezado por el Washington Post, la Cadena Fox, prensa española y mayoritariamente todos los dueños de periódicos de Latinoamérica, guerra donde normalmente participaban funcionarios del gobierno norteamericano  como Elliot Abrams, Otto Reich y Condoleezza Rice quienes no pierden oportunidad de calificar al Presidente Chávez de enemigo de la democracia, el segundo flanco de ataque es el bloqueo a todo intento venezolano de adquirir repuestos militares, acá prohibieron la venta de repuestos para los aviones F16 que habían sido adquiridos durante la 4ta república como un medio disuasivo contra el “régimen cubano”, el veto a la industrias españolas y brasileñas para la venta de aviones con componentes norteamericanos o equipos militares a Venezuela. Cuál es el interés norteamericano de que Venezuela no modernice su armamento?. 

La ofensiva mediática con todo y el poderío que en este campo tiene el imperio ha sido de cierta forma frenada por las políticas integracionistas impulsadas por parte del Gobierno Revolucionario y con los convenios con países como China, Rusia, Irán, Argentina, Brasil, Bielorrusia, países del Caribe y Cuba. La creación de Telesur, la propuesta del ALBA, PetroAmérica, PetroCaribe, UNASUR, el Banco del Sur han demostrado que el Gobierno Revolucionario ha sabido contrarrestar esta enorme ofensiva mediática del imperio, con un elemento muy sencillo, buscando la integración con los pueblos, incluido el pueblo norteamericano, cuyos sectores mas desposeídos se han beneficiado con la política de combustible barato durante el invierno auspiciado por la empresa venezolana Citgo: Punto para el Gobierno Revolucionario Venezolano. 

Ante el bloqueo de los Estados Unidos, el gobierno revolucionario venezolano, realizó  compras de aviones,  helicópteros y fusiles en Rusia, China, Brasil  e Irán actualizando de esta manera su parque militar que estaba bastante desfasado: Punto para el Gobierno Revolucionario Venezolano. 

El domingo 9 de mayo de 2004 el Presidente Chávez interrumpe su Aló Presidente desde Barinas para anunciar la captura de 55 paramilitares que estaban en una finca en el Municipio El Hatillo, propiedad de Robert Alonso reconocido cubano batistero, luego los paramilitares serían entregados al gobierno colombiano, con esta operación el gobierno de Uribe probó la vulnerabilidad de los controles internos de Venezuela y pudo llegar hasta la Gran Caracas, además cuando el gobierno venezolano no aplica ningún castigo, ni condena a los detenidos, deja la puerta abierta para otros intentos: Punto para Uribe/USA  

Envalentonados por el conocimiento de la falta de castigo por parte del gobierno venezolano a sus incursiones y ya convencidos de  que la seguridad venezolana es vulnerable, en una acción comando la gente de Uribe se llega hasta el corazón de Caracas y en plena Sabana Grande secuestran el 13 de diciembre 2004 a Rodrigo Granda, el Canciller de las FARC-EP, esta operación tiene dos objetivos, uno golpear a las FARC-EP y segundo evaluar la reacción del gobierno venezolano, Venezuela se queja con un lenguaje fuerte por la violación de la soberanía, toma algunas medidas restrictivas económicas, pero el tiempo  se encarga de aplacar y serenar las relaciones bilaterales. En esta operación colombiana participan oficiales de la Fuerza Armada Bolivariana, según la data suministrada por los voceros colombianos fueron comprados por 350.000 U$ dólares: Punto para Uribe/USA. 

El Presidente Chávez junto con la senadora Piedad Córdoba impulsan durante el mes de diciembre 2.007  la operación  Enmanuel, Colombia trata de demostrar que tiene dominio absoluto sobre su territorio, lo cual logra haciendo regresar desde los llanos orientales colombianos (Villavicencio) sin nada en la mano a la misión internacional encabezada por el ex presidente Kirchner y la remata con la aparición del niño Enmanuel en Bogotá en manos del gobierno de Uribe, con esta jugada Uribe retoma la iniciativa, demuestra que cualquier acción de paz debe contar con su aprobación: Punto para Uribe/USA

Aún fresco el recuerdo de la operación Enmanuel y en la misma practica utilizada con Venezuela en Diciembre 2004, el 1 de marzo de 2.008, el ejercito de Uribe con apoyo logístico de la base norteamericana de Manta, atacan un campamento de las FARC-EP en territorio ecuatoriano, dando de baja al segundo en la jerarquía de mando de las FARC-EP, Raúl Reyes. Venezuela y Ecuador reaccionan, Venezuela moviliza 10 batallones a la frontera y la reacción del Presidente Correa obliga a un encuentro de la OEA en República Dominicana para tratar el caso. Uribe no se arrepiente de lo hecho y utiliza, la misma teoría de los Estados Unidos de violación de fronteras. Un encuentro en la Guajira,  Chávez, Uribe y  Correa para la inauguración del gasoducto binacional, algunos acuerdos económicos y luego un encuentro entre Uribe y Chávez en Paraguaná, encuentro de donde el Presidente colombiano sale con 10.000 carros en el bolsillo, dejan el caso de lado, aunque el Presidente Correa sigue muy molesto con Uribe: Punto para Uribe/USA 

El domingo 28 de Junio, bien temprano las fuerzas armadas hondureñas, conjuntamente con la oligarquía y la base norteamericana en Honduras hacen un movimiento mediante el cual secuestran al Presidente Manuel Zelaya y lo dejan en calzoncillos en Costa Rica, Zelaya venía progresivamente acercándose a la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) y a los países de la UNASUR, de hecho Honduras y su Canciller Patricia Rodas jugaron un papel fundamental para la derogatoria de la decisión tomada por la OEA en punta del Este Uruguay mediante la cual expulsaban a Cuba de su seno, este golpe de Honduras es parte de la misma estrategia contra Venezuela  y tanto el Departamento de Estado, como el Gobierno de Uribe estaban  al tanto de este movimiento que desestabiliza a Centro América, golpea al Alba y al liderazgo del Presidente Chávez: Punto para Uribe/USA. 

El vencimiento en el 2.009 del acuerdo firmado por el presidente ecuatoriano Jamil Mahuad en 1.998 y mediante el cual se le permitía el uso de la Base Militar Eloy Alfaro o Base de Manta a las fuerzas armadas norteamericanas no fue renovado tal cual lo prometió el Presidente Correa durante su campaña electoral y se convirtió en otra etapa de la guerra, acto seguido Uribe firma con el gobierno norteamericano un convenio para instalar 6 bases militares en territorio colombiano y desde donde será posible monitorear y controlar todos los movimiento militares en Sudamérica y África. 

Estas bases están dentro del plan estratégico norteamericano para ponerle las manos al petróleo venezolano y para lo cual deben ocupar militarmente a Colombia. Venezuela y en particular el Presidente Chávez han reaccionado con el congelamiento de las relaciones con Colombia y está a la búsqueda de otros mercados que puedan sustituir a Colombia como principal proveedor hacia Venezuela. 

Esta situación llevó  a un encuentro en San Carlos de Bariloche, Argentina donde los países miembros de la UNASUR discutieron y expusieron sus puntos de vistas, Uribe solo cuenta con el apoyo norteamericano y su plan de vieja data de derrotar militarmente al gobierno revolucionario de Venezuela y de esta manera detener el crecimiento de una nueva corriente nacional y popular a lo largo del continente. Uribe va a continuar con sus planes al lado de los norteamericanos, haciendo en Latinoamérica el papel que hace Israel en el medio Oriente, pero el encuentro de Bariloche evidenció que su postura no cuenta con el visto bueno de los países del sur e inclusive la posición de sus aliados naturales (Perú, Chile) fue con sus matices contraria a las Base Norteamericanas en territorio Colombiano. Punto para el Gobierno Revolucionario Venezolano. 

Debemos asumir que la guerra ya se inició, recordemos que Colombia tiene el mayor poderío militar del continente y si a eso le sumamos el respaldo norteamericano, debemos tomar desde ya las medidas necesarias para derrotarlos, debemos prepararnos para la guerra, debemos adquirir el armamento que necesitemos llámense misiles tierra- aire, llámense misiles de mediano alcance y consolidar el frente interno profundizando el proceso revolucionario, hacer los ajustes necesarios en lo económico y movilizar a todo el pueblo en defensa de su soberanía y del proceso revolucionario, tomemos el ejemplo de Vietnam y de su líder histórico Ho Chi Ming, quienes derrotaron militarmente primero a Francia y luego al poderío de los Estados Unidos, debemos ser coherentes en política exterior, dejar los pasos atrás, enfilarnos en la  profundización del proceso, decantar ciertos liderazgos regionales que están perjudicando al proceso y llevando desilusión a amplios sectores del pueblo chavista. Con la movilización y la ideologización del pueblo y la Conducción del Presidente Chávez seremos imbatibles

borges48@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2455 veces.



Jesús Borges


Visite el perfil de Jesús Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: