Venezuela en salsa 82

Qué fácil es manipular a esta revolución. Ante la minuciosa cantidad de ataques -peor aún si son cuatro o cinco pelagatos-, pareciera que la oposición es la que lleva las riendas del accionar diario del país. Pareciera que la mentira ES la revolución y ésta última no haya el modo de meter en cintura a los timoneles pelagatos mentirosos. Tal cual en la Primera República o República Boba (*), el vivir de esta Quinta República ha arrastrado de la cuarta, tercera, segunda, primera república, de la misma monarquía enquistada en los genes, el laisser faire como concepto de libertad y el coto de la ley no sólo es impotente, sino improcedente ante el vandalismo mediático que arropa al quehacer revolucionario. Este bandidaje además de traerlo incrustado, se ha hecho militante, nunca tan caradura como en estos días, ha cambiado exoesqueleto y muestra sus fauces alienígenas, seguro que cualquier estupidez que sortee le será fácil y favorable a sus intereses; conoce a fondo el movimiento que repostará su contrincante rojizo, su estrategia es moverle el piso de la atención y conducirlo a su saga, pues la acción del gobierno pareciera dirigirse a esperar recibir el beneplácito imperial de sus acciones en lugar de responder atacando (tal cual era la estrategia del líder al que supuestamente le sigue sus pasos: Bolívar). Y antes de recibir ninguna aprobación, Venezuela luce como colonia malcriada a la que hay que darle paopao; antes bien, el fétido narco monstruo mundial rehace su poder matando a punta de droga y mentira a sus connacionales al antojo ¿qué dejará para el resto del mundo?, y a su capricho gobierna al pie de la letra la dizque soberanía, la nuestra, con la más extravagante disuasión, abanderada por su líder carne de cañón, la de su fichado número 82 Álvaro Uribe.

Que se “desmonte” o no la mentira, ya el tiempo está perdido al dedicarle atención a su falacia, que no es el tiempo dedicado sino que el mega aparataje está preparado para burlar la respuesta, los estrategas revolucionarios ya tienen las fichas negras en este mortal ajedrez donde la mentira le troncha el tiempo para evitar el nuevo tiempo. Se adolece de un plan alternativo, más, de un temperamento alternativo, de carácter, que marche paralelo a las acciones que no sea contestar a la primera a las aberrantes estupideces; que sepa preparar a los seguidores del proceso, y paralelamente, ir preparando el desmonte en el justo momento, en la propia arena del jaque para responder a toda esa basura en distintos idiomas, invadiendo sus playas a través de las herramientas que posee, nuestras embajadas, consulados, Citgo, empresas, sindicatos, Ongs, grupos, alianzas populares, universidades allende nuestras fronteras, que sí estén a favor de nuestros movimientos independentistas, repartirles impresos, cds, sketchs estadísticos comparativos confiables, de manera que desde su propia tierra obtenga de primera mano respuestas a las barbaridades.

Hace la payasa nuestra supuesta soberanía al atrapar a líderes fundamentalistas, desordenados -exhibicionistas quizás-, que se salgan del cauce de la legalidad, mientras gozan de impunidad mega-ladrones que subastan vehículos antes que venderlos, asesinos con micrófono que definitivamente tienen el control de la atención disuasiva. ¿Quién proporciona más armas al enemigo, estos desordenados o la ridícula justicia que nunca llega para el pudiente, aún dueño y señor de la opinión del país, nunca llega para el pudiente corrupto rojizo con el cual sólo se contentan con apartarlo de la arena política?

Pareciera que al lado tiene en sus manos los hilos de respuesta de los ejecutivos rojizos de acá, cuya única acción –realmente inocente- es la denuncia, como si esto se tratara de una simple discusión de cafetín, o que vivimos en una constante manifestación callejera; es que sinceramente no existe nada más excluyente que el presente gabinete rojizo, y por el viento que sopla, el pasado y el futuro. Relevo de cúpulas, es una macolla que controla la opinión, acción y respuesta del resto de compatriotas, de los ingenuos sobretodo. No creo que se pueda ser más hipócrita ni más ofensivo, con sus altos personeros cubriendo dos, tres y hasta cuatro altísimos puestos nacionales, gerenciales, direccionales o de partido, lo cual sí es un insulto a la inteligencia revolucionaria, pregonando horizontalidades a través del ejemplo de las escasas cúspides; fracasados emeberristas 200 que llevan años haciendo tour por los pasillos y ministerios de Miraflores, algunos de los cuales tienen tal record que solo les queda por ocupar la presidencia de la Fundación del Niño, otros de los cuales jamás fueron revolucionarios en los puestos que perdieron. No ofrece confiabilidad gabinete tan desconfiado. En fin, donde se ve a las claras que la sumisión es la categoría principal antes que la capacidad crítica creativa que oferte otras vertientes de astucia. Luego se molestan y tildan de traidores, escuálidos, apátridas y qué sé yo de zonzos epítetos si se los denomina autócratas con este accionar de autócratas, oídos de autócratas, y hablan de revolución, y, en este momento crítico, de paso, hay que cerrar filas tras su proceder.

La mediática estúpida ha “estupidizado” nuestra soberanía, a la del proceso. Vivimos un real proceso de ablandamiento y muy poco falta para que el Número 82 tilde nuestra postura de “Terrorista” (y me pregunto yo ¿por qué no tildamos antes nosotros a esa panda de genocidas?) al inculpar a Venezuela del desplome de su economía fronteriza. No me extraña que el 82 ni se presente en Bariloche, antes bien condicione el encuentro hasta que Venezuela y Ecuador abran sus fronteras para entablar el diálogo que los otros presidentes de colonias malcriadas le están emplazando. A punta de dilaciones preparan nuestra invasión, un plan Michelleti a escala continental-amazónico al salir victorioso el laboratorio centroamericano, donde el propio Zelaya lidera las metidas de pata y está encaminaíto cual esclavo líbero domesticado a jugar rayuela en los países, embajadas y encuentros. Amigo, para pacifista Gandhi, que sin saber empuñar un arma sabía de boicots y relaciones humanas verdaderamente eficaces.

Podría continuar mi lucubración pero creo que con alborotar el avispero basta, porque no podemos vivir rodeados de cúspides, macollas e impositores que hablan por el pueblo, donde la mediática impositiva sea el relevo de la mediática estúpida que jamás ve resultados en los tantos que se han alcanzado.

(*) Denominación que recibió la república fundada en 1811, caracterizada por su blandenguería y favoritismo a las clases mantuanas pudientes, la igualdad era sólo de papel. El levantamiento de los pardos y, más aún, el del carismático Boves la enterró en menos de un año el primer intento de independencia muy hermosa en su acta, mas no en su acción.


arnulfopoyer@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1711 veces.



Arnulfo Poyer Márquez


Visite el perfil de Arnulfo Poyer Márquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Arnulfo Poyer Márquez

Arnulfo Poyer Márquez

Más artículos de este autor