Arias...el cartucho quemado

El imperio no se anda con cuentos en eso de sacrificar a quien tenga que sacrificar para cumplir sus objetivos políticos ¿Cuanto le deberá el presidente de Costa Rica a los gringos, que esta presto y dispuesto a echar por tierra su prestigio, todo el rimbombante título de Premio Nobel de la Paz, en función de su burdo chantaje y tácticas dilatorias en el caso de Honduras? Esa interrogante forma parte seguramente de muchas personas en cualquier parte del mundo, pero lo que está ocurriendo en Costa Rica es tal cual como lo señaló el presidente Chávez, "un aborto". El papel del presidente de Costa Rica y su gobierno, desde el primer día de la crisis, desde el mismo momento que el embajador de ese país ante la OEA intentó ablandar la resolución de un presidente como Zelaya, angustiado ante los atropellos a su pueblo, proponía, acompañado de los países del ALBA y de toda América, una acción rápida y contundente que incluyera la restitución del hilo constitucional.

Al principio solo se pensó que todo formaba parte de la tradición Costarricense, la parsimonia, luego ante el anuncio de de Hilary Clinton, la Secretaria de estado gringa, las cosas comenzaron a oler mal, otros pensamos en las características del mediador, cuadro del imperio, miembro y defensor de la derecha y amigo de los gringos, otros tantos en "el currículo de Arias como “mediador"; hoy ya estamos convencidos que lamentablemente el presidente de ese país hermano, Costa Rica, forma parte del plan macabro de los golpistas y el departamento de estado. Causaba extrañeza la manera torpe como los golpistas enviaron a Zelaya a Costa Rica, "diligente" el presidente Arias le ofreció cobijo, le propuso "viajar en su avión" a la reunión del SICA, cuya presidencia protempore recibiría al día siguiente.

El ALBA, con dos cohetes al frente Chávez y Correa, de inmediato actuaron y Zelaya fue recogido ese mismo día por el Vice Canciller Arias Cárdenas, otro Arias, pero el bueno, el revolucionario. Ante este escenario, no es tremendista preguntarse ¿Qué Sabía el presidente Arias del golpe antes del golpe? La actitud del "mediador" desde el inicio de las conversaciones sembró dudas y perdió autoridad, "se dejó chantajear" por MIcheletti, el dictador; ese pelele llegó a Costa Rica exigiendo "medidas de seguridad" porque "se sentía amenazado por Chávez y Nicaragua", que discurso más burdo, no obstante, Arias le permitió, "en aras de la negociación" las bravuconadas al dictador. Desde muy temprano el presidente Chávez, con su extraordinario olfato, calificó de "error" la propuesta del departamento de estado de la llamada "negociación", además de llamar "aborto" el intento de dilación en Costa Rica. Más recientemente "el mediador" Arias, propone 7 puntos en la negociación, si bien es cierto que el primero estaba alrededor de la reinstalación del presidente legítimo de Honduras, inmediatamente mete el piquete para que la negociación la tranque Zelaya, el tema de la renuncia a colocar la cuarta urna, seguramente los golpistas pensaron que Zelaya le “daría la partada a la mesa”, escenario que sería aprovechado con el apoyo mediático del imperio para acusar a Zelaya de "intransigente"; afortunadamente como se dice por acá: "al inocente lo ayuda dios", ante todos los pronósticos de los golpistas Zelaya aceptó los puntos de propuestos por el presidente de Costa Rica y no les quedó otra opción que patear la mesa ellos acto que deja enterrado a Arias. Se sabía que la negociación se trancaría, primero porque se viola la resolución de la OEA de "retorno incondicional" y segundo porque viola la propia constitución Hondureña al limitar al pueblo a pronunciarse sobre temas de interés nacional y que más oportuno que este momento para preguntarle a los hondureños si quieren o no constituyente, el asunto se planteaba en los términos de quién trancaría el juego primero, a todas luces los golpistas se metieron un autogol.

La trampa de Arias, mandado por el departamento de estado, quedó completamente al descubierto y su mentor absolutamente debilitado, su credibilidad por el suelo, ahora no le debe creer ni el perro de su casa y por otra parte el imperio quema ese cartucho para intentar retrasar lo que será inevitable: el pueblo de Honduras quiere constituirse en poder constituyente, al igual que en Venezuela, Bolivia y Ecuador, el poder constituyente rebasa cualquier muro de contención que coloque el imperio y ese pueblo derribará gigantes para concretar sus sueños. Así como en Venezuela se dice que a partir de febrero de 1989 el pueblo de Caracas y Venezuela salió a las calles y no ha regresado, así mismo el pueblo de Honduras está en la calle y no regresará hasta lograr construir una nueva sociedad, una sociedad basada en la participación, en la democracia participativa y protagónica en contra del golpismo y las falsas democracias representativas aupadas por el imperio, se trata de dos corrientes que se enfrentan y cada día se torna más cerca el punto culminante.

Los venezolanos no podemos soslayar el caso de Honduras, fue un golpe contra el ALBA, fue un golpe contra el bolivarianismo, el alfarismo el morazanismo, la reivindicación de los pueblos originarios, en fin, contra el socialismo; el imperio por su parte hará lo suyo, la injerencia en Venezuela se incrementará, la presencia primero del "plan Colombia" y ahora el incremento de bases militares gringas en ese país no es más que una grosera agresión a la cual se está prestando Colombia y el gobierno narco de ese país, razón tiene Evo cuando señala que el golpe de Honduras el narcotráfico está hasta los tequeteques, ya no cabe dudas.

En lo que respecta a las "negociaciones" de Costa Rica, los pueblos desactivan una vez más la maniobra y la traición; a pesar de las maniobras, ante el mundo el gobierno legítimo de Zelaya quedó con la moral en alto, como debe ser, con dignidad, con moral, con valentía estamos derrotando a los imperialistas en todos los terrenos: el diplomático, el político, el de la calle; las calles de Honduras no dejan de "hervir" con la presencia de los movimientos sociales que ya no piden una cuarta urna sino que se atreven a pedir constituyente, democracia, participación...piedra angular de nuestra verdadera liberación...Honduras no se rinde, Latinoamérica no se rinde.


latojeda@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1953 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor