Del “Caracazo” al 4 de febrero. Llegada de Chávez. Muerte del Neoliberalismo entre risitas y risotadas

Fue Ignacio Ramonet con su agudeza quien observó el “Caracazo” como una seria advertencia al Banco Mundial, al Fondo Monetario Internacional y al neoliberalismo global. No conforme con esto previó proyectó y difundió a partir de Chávez, la revolución bolivariana como un sistema capaz de crear nuevas y mayores repuestas para enfrentar con éxito al capitalismo y su neoliberalismo salvaje, por lo menos en la América del Sur. Referencias hoy obligatoria para los pueblos del mundo empeñados en rescatar su independencia económica y su soberanía para lograr o apuntalar una nueva relación geopolítica mundial expresada en el multilateralismo y acelerar los cambios en el concepto de una ONU más representativa y justa.

Ahora que estamos presenciando la crisis que está derribando los mitos y leyendas del capitalismo, es el propio Ramonet quien lo reseña en su artículo “La crisis del capitalismo”, el cual editará el presidente Chávez para ser estudiado y leído por los venezolanos. Una extraordinaria manera de entrarle a la ideología y a la economía después de la contienda electoral del 23 de noviembre en donde estará en juego el proceso bolivariano y su continuidad y aceleración. Me imagino que el citado artículo es una especie de prólogo que como avanzada debemos conocer y leer. Veamos lo que escribe Ignacio Ramonet:“ Los terremotos que sacudieron las Bolsas durante el pasado «septiembre negro» han precipitado el fin de una era del capitalismo. La arquitectura financiera internacional se ha tambaleado. Y el riesgo sistémico permanece. Nada volverá a ser como antes. Regresa el Estado”

El comienzo del derrumbamiento del sistema capitalista para dar una transición hacia el socialismo no ha llegado aún, como algunos analistas progresistas o de la izquierda mundial se atrevieron o se apresuraron a vaticinar. Vale la pena retrotraer dos comparaciones muy bien expresadas en el artículo de Ramonet: La caída del muro de Berlín que si mal no recuerdo, una vez lo asoció a nuestro proceso o al propio “Caracazo” y su impacto e importancia que tuvo en su debido momento y lo que afirma Paul Samuelson, premio Nobel de economía : «Esta debacle es para el capitalismo lo que la caída de la URSS fue para el comunismo.» Resalta Ramonet: “Se termina el período abierto en 1981 con la fórmula de Ronald Reagan: «El Estado no es la solución, es el problema.» Durante treinta años, los fundamentalistas del mercado repitieron que éste siempre tenía razón, que la globalización era sinónimo de felicidad, y que el capitalismo financiero edificaba el paraíso terrenal para todos. Se equivocaron.”

Esta equivocación le resulta muy cara a los adoradores del sistema capitalista en nuestro país, aquí también desde hace diez años se le ha acabado la “edad de oro” de sus especulaciones, explotaciones, robos y corruptelas. ¿No vivió el gobierno de Rafael Caldera una crisis bancaria, por supuesto, de proporciones modestas comparada con la de USA, pero grave para quienes perdieron su dinero, quienes vieron a los auxiliados banqueros nacionales escaparse, hurtándose el dinero que papá estado les facilito para irse a refugiar a los Estados Unidos? ¿Qué pensaran ahora las familias estafadas con los créditos indexados y cuotas balón para la compra de viviendas y vehículos, respectivamente?. Muchos de estos nacionales fueron victima de una vulgar estafa, cuyas vivienda y automóviles les fueron expropiados por los propios bancos.

Las miserias humanas pro capitalistas como, tacañería, ambición, codicia, voracidad, concupiscencia, explotación, son las antítesis de los valores socialistas. ¿Por qué le costará tanto a esta clase medias nuestra entenderlo? Valores como amor, solidaridad, equidad, Justicia, ética, hermandad, desprendimiento, compañerismo, etc., es lo que nos diferencia de los animales, aunque en muchos de ellos veamos valores que los seres humanos no practican.
Que una revolución y su socialismo puedan verse y expresarse en las ideas de Cristo, Bolívar, Che Guevara, Allende, Sandino, Fidel. Etc. es lo que nos hace diferentes. Con nuestros errores y aciertos, con nuestras contradicciones y diferencias; pero ahí va marchando lentamente, pero segura, conducida por su principal timonel. Ahora que “La etapa más salvaje e irracional de la globalización neoliberal habrá terminado” los venezolanos debemos estar más unidos que nunca. A los amigos de la clase media les pido reflexión por medio de esta pregunta: ¿Dónde estaría Venezuela, si hubiésemos estado en las manos de los líderes y políticos de la IV República, de los que casi destruyeron la patria de Bolívar? Cada quien que la responda dentro de si mismo, pero sólo habría hambruna, destrucción, calamidades, luchando por sobrevivir cada quien, comiéndonos unos a otros. Por supuesto que los pudientes de la godarria oligárquica estarían paseando por las playas de Miami, Florida. Y de seguro no te llevarían consigo.

El petardo presidente de USA insiste en el G20 que la crisis financiera no es un fracaso del capitalismo. Pueden largarse de Latinoamérica con sus principios de libre mercado, con sus codornices ahumadas, sus costillas de cordero al tomillo, sus vinos chardonnay de California -- que por cierto no son nada de este mundo--, sus risottos, que nosotros celebraremos la muerte del neoliberalismo con risoteos y risitas.



Antojofel@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3963 veces.



Antonio Fernández Lunardi


Visite el perfil de Antonio Fernández Lunardi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a67125.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO