Nicaragua, con la agresión de Uribe, otra vez en la mira del gobierno de los EEUU

1. América Latina sigue batallando, como desde hace un siglo, por su independencia del imperio militar y económico yanqui. Ha sido una lucha extremadamente dispareja y difícil porque los gobiernos de EEUU han contado con el apoyo incondicional de los gobiernos burgueses de cada país. En su misión por seguir saqueando las riquezas de los países débiles, los gringos regresan nuevamente a Nicaragua, una nación con muchas dificultades económicas con apenas 6.5 millones de habitantes, para obligarla a someterse a la OEA, organización que en su historia no ha sido otra cosa que el “ministerio de colonias yanquis”, tal como la bautizó a principios de los años sesenta Fidel Castro. ¿Es que alguna vez han salido los agentes yanquis de ese país? Los encontramos desde fines del siglo XIX, después en los años 30 persiguiendo al gran luchador social Augusto Sandino, luego los vemos apoyando la dictadura familiar de los Somoza y por último apuntalando a “La Contra” y a los gobiernos de la Chamorro, Alemán y Bolaños. ¿Qué fueron esos gobiernos sino simples instrumentos de los intereses yanquis?

2. La lucha de los patriotas nicaragüenses bajo la dirección de Sandino (que fue contra la intervención yanqui que buscaba saquear yacimientos auríferos) duró de 1927 hasta que en 1934 fue asesinado el general campesino de las mil batallas. Dos años después Anastasio Somoza inició la dictadura familiar que heredó a sus hijos Luis y luego a Tachito desde 1967. Los Somoza controlaron el país usando la brutal represión y el apoyo de los gobiernos yanquis. Gobernaron con despotismo y se adueñaron de miles y miles de hectáreas de tierra; controlaron la economía, la política, la milicia y la represión fue muy grande. Ante el crecimiento de la gran lucha de los sandinistas fue incluso asesinado el director del periódico La prensa, mismo que agudizó el proceso revolucionario que triunfó en mayo/julio de 1979 al obligar a huir al dictador. Pero al poco tiempo aparece Reagan, el presidente fascista yanqui, que dictó un bloqueo económico y luego un embargo comercial contra el gobierno sandinista, para luego organizar a la contrarrevolución usando a La Contra.

3. Ahora EEUU, como usa al gobierno de Israel, así como a los de Perú y México, se está valiendo del gobierno narcoterrorista de Álvaro Uribe de Colombia para reclamar a Nicaragua a los refugiados políticos que tiene en su territorio. Se acusó en la OEA al presidente Daniel Ortega, de "proteger terroristas" y a las guerrillas de las FARC; pero los nicaragüenses reviraron y acusaron a Uribe de manejar un "narcoestado" que practica el "terrorismo de Estado", en una nueva escalada de las tensiones bilaterales. Uribe considera a las FARC un "grupo terrorista", pero Nicaragua sostiene que se trata de un "movimiento de liberación nacional", y por eso dio asilo político a dos señaladas integrantes de la mayor guerrilla de Colombia que sobrevivieron a un ataque colombiano en suelo ecuatoriano contra un campamento del grupo rebelde el pasado primero de marzo. Nicaragua dice que otorgar "asilo y refugio a personas perseguidas por cuestiones políticas es sagrado" para su país, por eso otorgan asilo a tres jóvenes que sobrevivieron del bombardeo del ejército del gobierno colombiano.

4. Una noticia importante llama la atención. “La embajada de Estados Unidos en Managua convocó este jueves a que las organismos de la sociedad civil de 31 municipios del país a que le presenten proyectos para promover el seguimiento del proceso electoral de noviembre próximo, que financiará con 'pequeñas donaciones' que van de 2,000 a 40,000 dólares por tres a cuatro meses. Tales donaciones de esa sede diplomática, que constituyen el negocio de las organizaciones no gubernamentales (ONG), estarán a cargo del llamado 'Programa de Transparencia', que ejecuta la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), la misma que desestabiliza y conspira en Bolivia contra el gobierno del presidente Evo Morales.
Los ONG deben presentar a la USAID propuestas de pequeños proyectos que apoyen la consolidación de la democracia, dice la convocatoria de la embajada estadounidense. La embajada yanqui, como en México en 1913, interviene directamente en política para derrumbar al gobierno de Ortega.

5. Mientras el gobierno yanqui, usando a sus embajadas y a los miles de agentes de la CIA y el Pentágono coordinados en esas mismas representaciones diplomáticas en cada país, buscan derrocar gobiernos enemigos (tal como en 1973 en Chile), en Nicaragua se ha publicado que será el cuarto país miembro de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) libre de analfabetismo. Alberto Salas, jefe del grupo de colaborados cubanos que participan en la campaña declaró a Prensa Latina que los 30 especialistas de la isla de Cuba, distribuidos en todos departamentos del país, ayudaron a establecer una estructura y los mecanismos necesarios para cumplir esa meta. El gobierno nicaragüense fijó como meta arribar al aniversario 30 del triunfo de la Revolución Sandinista el 19 de julio de 2009 con el país libre de iletrados. El mayor peso en la campaña de educación “De Martí a Fidel” recae en la aplicación del método cubano “Yo, sÍ puedo”, que se utilizó en Venezuela, Bolivia y ahora aquí, con resultados satisfactorios.

6. Los nicaragüenses tienen la obligación de unir fuerzas para enfrentar, no solo al bushismo que está a punto de concluir, sino también al proyecto de los gobiernos norteamericanos que no están dispuestos a permitir gobiernos independientes en América Latina. Las diferentes fuerzas del gobierno de Ortega, otros sectores independientes de la población y las diferentes corrientes de izquierdas no pueden volver a sufrir la agresión imperialista. Las provocaciones del gobierno de Uribe, así como las de Alan García de Perú buscan, sin duda alguna, reventar a Daniel Ortega por estar acercándose para formar parte del grupo cuadrilátero: Castro, Chávez, Morales y Correa. Y aunque esos gobernantes aún están lejos de constituirse gobiernos socialistas, son lo único que existe donde se pueden apoyar algunas batallas antiimperialistas. No sabemos hasta cuando se mantendrán en esta posición ni cuándo cambien las coyunturas para dar pasos adelante o para atrás. Pero en las circunstancias actuales tenemos la obligación de reflexionar el momento que vivimos.



pedroe@cablered.net.mx


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1538 veces.



Pedro Echeverría V.


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Echeverría

Pedro Echeverría

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a61070.htmlCd0NV CAC = Y co = US