No contaban con su astucia

Cuando el Comandante se metió en el berenjenal del rescate de rehenes sabía a quienes se enfrentaba. No solo a un Gobierno narcoterrorista sino también a la guerrilla mas avezada del planeta, además de la sempiterna hidra imperial con su parafernalia mediática. Nuestro líder fue a las entrañas del monstruo, salió ileso y triunfante. Eso exacerbó en la bárbara oligarquía colombiana un odio que les quema y les quemará por mucho tiempo las vísceras. Pareciera una cosa de tontos decir esto pero de allí partió todo, de querer montarle una trampa y quedar ellos enredados y expuestos ante el mundo como lo que son: unos miserables.

A la sazón vino su vía crucis, las ollas fraudulentas de la para y narco política fueron removidas hasta el fondo, acorralando y poniendo en jaque al Capo presidente de Colombia y su séquito de matarifes. Mucho más importante, con ello se ponía en riesgo el avance que el imperio había logrado para consolidar su invasión sorda a través del Plan Colombia, Patriota y su máximo delirio belicista para controlar la región: el Plan Balboa, que por cierto, ya está en marcha.

Resulta entonces paradójico y contiene un tanto de ironía, que llamen “operación jaque” a este aparentemente impecable rescate, en momentos en que precisamente a quien tenían en jaque era a Don Varito, alias prodigado por su mentor Pablo Escobar, en sus tiempos de amo y señor del feudo narcotraficante mas grande de la historia. Es cierto, desde el punto de vista mediático resulta efectiva “la oportuna operación” para airear la casi exangüe vida del estamento político dominante en Colombia.

Pero aquí no vino el candidato republicano Mccain por casualidad. Resulta obvio que su presencia tiene un doble propósito: por un lado anunciar que pase lo que pase, él será el próximo presidente de USA (con su fraude incluido, de ser necesario). Por otro, la radicalización de la embestida imperial para apoderarse de nuestros recursos naturales, imprescindibles para continuar siendo imperio. Ese es el alfa y el omega de todas estas intrigas. En sus declaraciones conjuntas, en el apretón de “manos peludas” y en las “sonrisotas yimicartianas” está la relación semiótica que completa el pronóstico para la casa blanca y el palacio de narquiño.

La cuarta flota no se reactivó para hacer obras de caridad ni repararles las casas desvencijadas a los pobres del Caribe y Suramérica. No vienen a cuidar enfermos ni a curar heridos. Si lo hicieren, solo buscarían ocultar su verdadero propósito. Su comandante fue un seal, comando de las fuerzas especiales de la marina norteamericana, expertos en operaciones bajo cualquier condición. El mensaje dado por el Jefe del comando sur con motivo de la reactivación de dicha flota fue que “saldremos de las aguas azules para adentrarnos a sus aguas marrones”. Para que no haya dudas, ya que ellos lo dicen sin tapujos, estos son los primeros vientos de las tempestades de guerra por venir.

En cuanto a los quince “rescatados”, pues es maravilloso volver al mundo libre con una nueva perspectiva, a vivir con intensidad lo que antes era rutina. Enhorabuena.





He leído lo que dicen sobre Ingrid. Ella es solo fue una pieza con un valor mediático relevante, un guiñol en este escenario de siniestros titiriteros. Las posibles transacciones, manipulaciones así como el intríngulis de la “operación jaque” ya saldrán a la luz pública y dejarán en el olvido las fabulosas lap tops que tanta impresión causaron en los incautos.

Quienes dudaron del Líder Comandante por haber dicho que la guerra de guerrillas era cosa del pasado, que las FARC –EP debían liberar a los cautivos sin condiciones, olvidan que él ya viene de vuelta cuando nosotros vamos. Ahora caemos en cuenta que están infiltradas, ahora comprendemos las implicaciones y meta mensajes de sus palabras al respecto. Incluso hubo quien dijo que había un giro hacia la derecha de la revolución ¿Qué dirán actualmente?

Lo bueno de haber ido a las entrañas del monstruo, es conocerlo profundamente. Es tener claridad meridiana para predecir su truculencia y desparpajo para delinquir y pecar.

La victoria obtenida por el narcogobierno colombiano es efímera pero está articulada con los planes imperiales para avanzar en sus pretensiones neo colonizadoras. Hay quienes se preocupan por el destino del movimiento guerrillero colombiano, mientras los más variados especimenes paramilitares se cuelan en nuestros territorios. ¿Todavía se preguntan por quien doblan las campanas?

Tal como aquí la fuerza centrífuga de la revolución expele a los falsos revolucionarios, también en el ámbito Latinoamericano les obliga a que se les salga la clase, como al escatófago de Alan García al remedar al reyezuelo mata osos con un vil “por qué no te callas” para el Presidente Evo Morales ¿Puede creer alguien que tanta soberbia es casual, siendo que está por inaugurar una franquicia militar yanki en suelo peruano?

En Argentina el Comandante dijo que de ser por él, votaría por Mccain. ¿Qué pensarán ahora? ¿Que se metió a republicano? ¿Qué le tiene tirria a los negros? La astucia de nuestro Líder es ilimitada y muchos creen que pueden darle la vuelta. Al final quedan enredados, perplejos, desorientados por sus propios giros.

pladel@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2299 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor