Uribe y Calderón eran cachorros del asesino Bush y los yanquis, ¿cuándo dejaron de serlo?

1. Los gobernadores del PRD mexicano, aún con la excepción del gobierno del DF, reconocen abiertamente a Felipe Calderón como presidente de la República, incluso lo colman de alabanzas, tal como ayer lo hizo el gobernador perredista de Michoacán. Los acuerdos masivos aprobados por cientos de miles (en Zócalo lleno) encabezados por López Obrador, la CND y el FAP, en el sentido de que Calderón es un presidente ilegítimo y usurpador, les importa un bledo. Los legisladores del PRD, sobre todo la fracción mayoritaria perteneciente a la corriente “Nueva Izquierda”, también están a punto de reconocer abiertamente Calderón para dejar aislado al “aventurero” López Obrador. Esto lleva a pensar en que esos personajes que un día se autocalificaron de izquierda, cuando no tenían poder, la realidad es que son políticos idénticos a los del PAN y del PRI que sólo buscaban un poco de poder y dinero para confirmar que siempre fueron “rabanitos” (rojo por fuera y blanco por dentro); izquierdistas en el ayuno pero burgueses en sus banquetes, gastos y viajes.

2. En Colombia, a raíz de la liberación de Ingrid Betancourt, parece que el asesino Álvaro Uribe, el presidente más sanguinario en la historia de ese país, de pronto ha comenzado a convertirse en demócrata y partidario de la paz. Hugo Chávez lo felicitó este jueves por el rescate de 15 rehenes de la guerrilla, entre ellos Ingrid Betancourt, y se puso a su disposición para ayudar en la liberación de todos los secuestrados y lograr la paz en el país vecino. Dijo: "He llamado a Uribe y le he felicitado. Seguimos a la orden, seguimos a disposición para ayudar hasta que se libere el último rehén de la guerrilla colombiana y para lograr la plena paz en Colombia… De mi punto de vista el tiempo de los fusiles ya pasó. Ojalá no vuelva. Que no nos obliguen a retornar a esos tiempos. Hago de nuevo un llamado a la guerrilla para que lo piense", declaró el mandatario venezolano. En efecto, la exhibición uribista apenas comienza, y desde el arranque la veremos ampliamente respaldada por los grandes consorcios de propaganda política internacional. ¿Cómo queda la izquierda mundial?

3. A veces me desespero y pienso que no entiendo nada, sin embargo la realidad parece estar a la vista. Hay coyunturas altas de lucha de los trabajadores y períodos en que el sistema de opresión capitalista inmoviliza a los explotados; estas coyunturas son objetivas y poco puede hacer la “buena voluntad” para cambiarlas; pero muchas veces pueden ser inteligentemente aprovechadas y transformadas cuando el nivel de conciencia es alto. Estos cambios coyunturales me recuerda al marxismo revolucionario y el anarquismo de mediados del XIX y el surgimiento de la política socialdemócrata de finales de ese mismo siglo en Europa; pero también no pueden olvidarse las grandes movilizaciones de los estudiantes y trabajadores en los sesenta y setenta del pasado siglo y la caída de esas luchas por el enorme fortalecimiento de la gran burguesía a partir de la imposición del neoliberalismo privatizador en los ochenta. Incluso el gobierno derechista del PRI y luego el del PAN responden a un largo período de casi tres décadas de baja coyuntura de lucha iniciada en los ochenta.

4. Decir que las FALC llevan más de 44 años luchando en la selva colombiana o que las recientes guerrillas mexicanas hayan nacido en 1965 en Ciudad Madera, Chihuahua y dos años después en el estado de Guerrero, demuestra claramente que la clase gobernante y empresarial (contando con el fuerte apoyo yanqui) ha sido capaz de controlar la situación. Las luchas armadas de independencia, que estallaron en 1810 encabezadas por Bolívar y Santander en Colombia y por Hidalgo y Morelos en México sólo tardaron nueve y once años respectivamente para derrocar a los Virreinatos coloniales, quizá porque las coyunturas mundiales ayudaron. Hoy nuestros movimientos armados como las FARC, FLN, EPR o EZLN han sufrido terribles persecuciones militares con apoyo norteamericano y enormes campañas de desprestigio ideológico. El poderío de la gran burguesía colombiana y mexicana es incomparablemente superior (100 veces) al de los españoles que dominaron América durante tres siglos.

5. Por eso en Bogotá los medios de prensa han convocado a una marcha por la liberación de todos los secuestrados en Colombia, que será encabezada por la recién rescatada ex candidata presidencial Betancourt quien dijo: "Estaré allí como un soldado más" al conocer de la movilización organizada tras un llamado hecho por la ex rehén para no olvidar a los secuestrados que quedaron en las selvas del país en poder de las guerrillas. Aprovechó pedir a los presidentes de Venezuela y Ecuador, Hugo Chávez y Rafael Correa, su colaboración mediante el diálogo para que la guerrilla libere al resto de rehenes que continúan en cautiverio. Esto, a través del restablecimiento de los relaciones de amistad con el presidente colombiano Álvaro Uribe para. "reestablecer vínculos de amistad, de fraternidad, de confianza con el presidente Uribe. Esa es una etapa esencial para que podamos vislumbrar nuevas liberaciones unilaterales". La campaña para intimidar y seguir desprestigiando a las FARC se ha desatado.

6. Mientras se pide la liberación de todos los rehenes de las FARC nadie recuerda a los más de 900 valerosos presos políticos, los verdaderos luchadores sociales, que siguen en las mazmorras del Estado y bajo la bota militar del ejército de Uribe; nadie habla de ellos. Uribe, el presidente represor que busca reelegirse, (según grita el pueblo colombiano) está logrando que se olviden muchas cosas: además de los presos, de la imposición a sangre y fuego de la agro-industria para el agro-combustible; la instalación de su gobierno impuesto por el fraude y la coacción; los 4 millones de campesinos que viven en la miseria y en la indigencia por la política de la tierra arrasada; los hacinados en los cinturones de miseria mientras los paramilitares de Uribe y el Estado colombiano siguen masacrándolos. “El pueblo sólo podrá estar contento cuando liberen a los presos políticos, el día en que los campesinos puedan retornar a sus tierras, cuando los niños no trabajen en las calles de las ciudades, con sus huesitos rotos de frío, de hambre… rotos de injusticia social”.

7. Esperemos la respuesta de las FARC ante la gran acometida que sufren a raíz de la aparente victoria de Uribe y el imperio yanqui. Lo que suceda en Colombia, en México, Venezuela, Bolivia o Ecuador es fundamental para las luchas de la izquierda mundial. La “caída del llamado campo socialista” (que de socialismo sólo tenía el nombre) fue un rudo golpe a la izquierda. Aunque la parte más estudiosa de ella tenía una enorme claridad desde los años sesenta en el sentido de que nunca había existido ningún socialismo, las burguesías y el imperialismo aprovecharon ese acontecimiento para profundizar su propaganda anticomunista. Por eso es muy importante la posición que adopten las FARC, Hugo Chávez, Evo Morales y Rafael Correa que han jugado un papel protagónico, muy importante, en batalla antiimperialista. La izquierda tiene el compromiso de luchar por la transformación revolucionaria en cada país, pero acontecimientos como los que se desarrollan hoy en Colombia son determinantes en las delimitaciones ideológicas y políticas.

pedroe@cablered.net.mx


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1547 veces.



Pedro Echeverría V.


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Echeverría

Pedro Echeverría

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a59902.htmlCd0NV CAC = Y co = US