El burro flautista, Manuel Rosales i el separatismo del Zulia

“The United Status seems destined by

the providence to fill of misery America,

to name of the freedom”

Simón Bolívar

“Sin reglas del arte

borriquitos hay

que una vez aciertan

por casualidad”

Tomás de Iriarte





El Zulia, es tan venezolana, pero venezolana, entidad federal que, el nombre de Venezuela nació en sus aguas, o a la orilla de sus aguas entre el Golfo de Venezuela i el Lago de Maracaibo, no derivado como hasta hoi algunos despistados todavía creen que viene del despectivo de “nueva Venecia”, sino de un nombre indígena, de la población situada a la entrada del gran lago antiguamente de San Bartolomé o Coquivacoa, llamada Veneciuela o Veneçiuela, palafitos unidos a tierra firme por una gran laja, a la manera de un medallón de piedra sobre su pecho, para bautizar el suelo i los cielos de la patria de la trilogía inmortal libertada por ellos: Bolívar, Sucre i Urdaneta.



Entonces, no es necesario repetir la historia de todos conocida, cuando pese a este lago con comunicación natural al golfo, su capital, Maracaibo, cuyo nombre deriva no de ese burdo invento del supuesto cacique Mara derrotado, que los naturales en “perfecto español” i que gritaban ¡Mara cayó! ni fue fundada por Alfinger, quedó separada de la costa oriental i del resto del país, relativamente, ya que por la vía lacustre en piraguas, goletas, ferrys i por último el puente, o la vida activa al sur del lado, se daba la integración, i ni por un instante en nuestros antepasados, se concibió la idea de ser una región ajena al suelo patrio. Ese aislamiento relativo, hizo que entre nosotros pervivieran ciertas costumbres, el hablar de vos, llamásemos a las olas pequeñas marullos o al merey el caugil, el uso de nombres clásicos sobre todo griegos –Aristóteles, Sócrates, Atenógenes, etc.- sino que cuando De Pons visitó estas tierra siglos atrás, consiguió que había una juventud culta que, incluso, conocía del Latín i el Griego, conocía la geografía i hasta había pensadores o artistas. A esto se fue sumando la influencia de las tribus indígenas –que algunos creen descendientes más de los Chibchas que de los Caribes- i naturalmente las costumbres de las tierras vecinas de la antigua Nueva Granada, o los provenientes de islas vecinas que en un tiempo fueron nuestras. Aquí, pues, nos acostumbramos a la pluralidad cultural i cuando el país en la era republicana, comenzó a estructurarse i organizarse, las influencias extrajera europeas, alemana, italiana i francesa, terminaron por hacernos una región floreciente, comercial i culturalmente. Por una de esas influencias, aprendimos entre otras cosas a hacer la buena cerveza. I en medio de todo, como lo reflejan algunas publicaciones, entre ellas EL ZULIA ILUSTRADO, creció lo económico, lo regionalista i lo cultural en armonía, a punto de ser cuna de grandes pensadores, poetas i artistas, pero que jamás pusieron lo zuliano por encima de la nacionalidad venezolana, pese a que si se notaba un centralismo en Caracas, para los que somos venezolanos de verdad, Caracas nos enorgullece, primero porque seguimos el ejemplo que Caracas dio en la Independencia, no sólo de Venezuela, sino de América Latina i, luego, por ser la cuna del más grande venezolano de la historia, Simón Bolívar Palacios, el Primer Ciudadano del Mundo, cuyo pensamiento guía igualmente, la Segunda Independencia de América, en esta Revolución Socialista Venezolana que se extiende más allá de las fronteras. Mas, no es necesario recordar la historia pormenorizada de esa época de la epopeya i los casi dos siglos de la era republicana, pues bien enterada de ella estamos, los que ya vivimos el otoño de nuestras vida i nos preocupa la soberanía i felicidad de la patria, i qué herencia vamos a dejar a las futuras generaciones. Tengamos la historia a mano, pero vayamos a lo contemporáneo i actual.



En un programa reciente de Vanesa Davies, donde intervino Rodrigo Cabezas, Juan Romero i el Padre Gustavo Ocando Yamarte, los televidentes tuvieron una clase magistral de estas particularidades históricas, respecto al problema que nos ocupa i preocupa, de las ideas absurdas i traidoras a la patria que se han puesto de manifiesto, consecuencia de las influencias negativas provenientes de Colombia, o mejor de su nefasto, corrupto i guerrerista gobierno, de un presidente reelecto –Álvaro Uribe Vélez- deplorable lacayo del Imperio Norteamericano, quien debería estar en una cárcel por sus antecedentes políticos i delitos cometidos, en vez de una silla presidencial. I por otra parte principalísima, por la intromisión descarada, totalitaria i amenazadora de invasiones i guerras, del gobierno petrolero i títere de las trasnacionales, del Imperio más poderoso i nefasto de toda la Historia Universal, presidido por un delincuente político, el peor de todos los presidentes estadounidense de la historia: el analfabeto cultural -Irak es un osbcuro rincón del orbe- i obsecado ladrón de petróleo i genocida reconocido, M. George W. Bush. Empero, me quiero referir a los movimientos separatistas que se están dando o reactivando en Maracaibo, promovidos por una oligarquía minoritaria, degradada i con una mediocridad intelectual que espanta, utilizando a un mediocre tal que, haciendo humor, digo que no es mediocre, sino cuartroque, pues apenas alcanza un cuarto de la mediocridad. Este personaje, se me parece extraordinariamente al Burro Flautista de Tomás de Iriarte que dice así:



Cerca de unos prados

que hay en mi lugar,

pasaba un borrico

por casualidad

Una flauta en ellos

halló que un zagal

se dejó olvidada

por casualidad

Acercase a olerla

el dicho animal

y dio un resoplido

por casualidad

En la flauta el aire

se hubo de colar

y sonó la flauta

por casualidad

¡Oh!, dijo el borrico

¡que bien se tocar!

¿Y dirán que es mala

la música asnal?

Sin reglas del arte

borriquitos hay

que una vez aciertan

por casualidad



I esa es la moraleja i la verdad que revela o expone esta fábula en sus finales versos; veamos cómo le viene al dedillo al gobernador Manuel Rosales, un analfabeto cultural tan bajo en puntación de cultura general que, el lenguaje formal de su vida social i política, la lengua materna, no la ha aprendido a usar. Su léxico no solamente es pobre, pobrísimo hasta lo inimaginable que, si fue maestro de educación primaria, tal vez hubiese podido desempeñarse enseñando las letras con un libro Mantilla, los números arábigos, ya que los romanos no debe saberlos todavía, i las sílabas, aunque nada más, ya que su formación “intelectual” revela también que, no ponía atención a lo que escuchaba, explicando porqué de “no pedir peras al olmo” toda su vida de adulto, hasta que soltó el disparate, le pareció que era “no pedirle peras al horno”, o “los cantos de ballena” (que por cierto los naturalistas dicen que si cantan, pero un coro de ballenas es arrecho de meter en un teatro) pero lo relacionamos siempre con el canto de sirenas que, para no dejarse seducir por ellas el héroe griego Ulises, se hizo amarrar al mástil de su embarcación. Por cierto, son varios los periodistas, entre ellos Vidal Chávez López, quienes han hecho una larguísima lista de disparates descomunales, sin contar los que comete estrictamente contra el buen decir de la Lengua española o cuando señala amenazas i dice, “si me matan i me muero”. Creo que si le pongo un dictado de algún capítulo de Platero y Yo, los errores de ortografía deben ser numerosos. Pues bien, así como es inconcebible un científico que ignore el lenguaje formal de la ciencia como son las matemáticas, es inconcebible que un hombre que pasó por concejal, alcalde, gobernador i candidato a la presidencia de la República, no sepa manejar el instrumento formal de todo aprendizaje i toda ciencia política como es el idioma. La sintaxis, le enloquece. Por eso, cuando previo a las elecciones de 2006; cuando la oposición tenía tantos candidatos como Julio Borges, Teodoro Petkoff, María Corina Machado, Antonio Ledezma, Enrique Mendoza, Cecilia Sosa, William Ojeda, i muchos otros que olvido, furiosamente dispuestos a derrotar a Chávez, resulta que de la noche a la mañana, luego de múltiples visitas al Zulia del embajador de ojos de serpiente W. Brownfield, se escoge sorpresivamente a Manuel Rosales como candidato único de la oposición, mientras el resto se traga la lengua i sumisos i derrotados no dicen ni pío. Tal vez algunos pensaron en la anécdota del pollito huérfano que siempre seguía a una vaca como si fuera su madre; pero un día la vaca se detuvo, echó una gran plasta de excremento i cubrió al pollito que apenas alcanzó a sacar la cabeza e implorar auxilio con un constante pío-pío. Una zorra que lo escuchó, acudió al sitio lo desenterró i se lo comió; la moraleja es: “Cuando se está de excremento hasta aquí, no hai que decir ni pío”. Posiblemente una razón de esos candidatos desplazados; pero la otra fue que el borrico de los que hai muchos, ni siquiera encontró la flauta, sino que se la pusieron ante la nariz operada i sonó la flauta con un rebuzno…¡Por casualidad! La “casualidad” se programó en la Casa Blanca en Washington: “Señor embajador, escójame entre los candidatos de oposición al más bruto, al más manejable sin ética, i al más ambicioso de dinero (difícil esta parte si pensamos en Petkoff) para que sea el opositor a Chávez”. “Presidente, diría Brownfield; no sabe casi hablar”; no importa, le pone a aprenderse unas cartillas i que practique repetir como un loro, i gesticular con Ramos Allup, Petkoff i Cabeza de Motor, aunque no entienda lo que nos interesa”. De este modo, el borriquito, sonó la flauta. ¡Qué bella es la música asnal! Desde entonces, está convencido de que sabe hablar (aunque con chuleta o cartilla a la mano) i además de parodiar las misiones de Chávez, hace cadenas de TV i radio, da “conferencias” i sube a tribunas con petulancia i los mismos disparates de siempre, aplaudido por una “sociedad civil” pequeña i oligarca, más mediocre que él. Lo decía José Ingenieros; el hombre mediocre necesita rodearse de otros más mediocres que él, pues lo eclipsarían los que tuviesen un poco de inteligencia. Por eso, su partido que usa una bandera extranjera i oculta casi la del Zulia; o el grupo separatista de Un Nuevo Rumbo o no sé bien como se llama, tiene personajes tan grises que, a no ser porque les apoya o respalda la CIA i les aporta dinero en dólares el Imperio, no serían peligrosos; pero lo son, los traidores i vendepatrias, siempre lo serán. Un traidor es un apátrida, i en otra ocasión, mostrado el “santo patrón del separatismo, la brutalidad i la traición”, hablaré del pretendido separatismo zuliano, desde ya misión imposible i derrotada por el pueblo venezolano i zuliano. Aunque ya son muchos los que lo han hecho, i aquí entre nosotros, el Constituyente Ildefonso Finol, a quien respaldo absolutamente en sus consideraciones. JAMÁS VOLVERAN.

robertojjm@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5033 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a56916.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO