Cinco años imprimiendo dólares con sangre iraquí

Lleva cinco años fabricando dólares a punta de un Medio Oriente que detesta. Montó a un cachaco narco en la primacía de Colombia y demuestra descaradamente que nada de lo que esta prima dona bogotana respire le interesa, delatándolo sin contemplaciones con boletines de Newsweek que lo mantendrán esposado para los antojos del fabricante de dólares. De otra manera, el fabricante de dólares lo podría secuestrar o "despacharlo" sin mucho aspaviento, lo sabe el cachaco. A ese fabricante de dólares tampoco le importan judíos, su pretensiosa y principal carne de cañón, a la que saturó de misiles nucleares, en "demostración" de fidelidad.

Cualquiera cree que con mostrar el actual jefe de la fábrica de dólares, a una afro descendiente en su gabinete, es señal de apertura justa y anti racista. Con todo su poderío, creo que es el imperio más bruto que ha parido la humanidad, aunque valdría la pregunta quién es más bruto si ellos o los que le siguen boquiabiertos. El imperio romano vivió más de un millar de años, creo, entre otras cosas porque otorgaban su nacionalidad (romana) a los patricios de cada región que invadían. Algo similar practicaban los quechuas. El imperio gringo ya caduca con 100 años inconclusos.

Miremos a nuestro entorno, en nuestros días, recuerdo cuántas farmacias había tan solo en Caracas; observo cómo el monopolio de franquicias las ha ido barriendo con imperitos locales aspirándolas a su paso. Hoy sólo existe no más de una decena de farmacias de franquicia (Farma esto, Farma lo otro, Farma aquello, Locatel, Farma tu, Farma yo) cada una regada por el país, devienen como ejemplos de TLC que las farmacias autónomas apenas son huellas, más sobrevivientes por razón de alguna alterna inyección económica que por cuenta propia, pues imposible que se pueda competir con esos globalizadores locales; lo mismo va para los cines, las salas que no agarró Cinex, las agarraron los mercaderes ¿evangélicos? del corazoncito empalomado "¡Pare de sufrir!"

Es el dictamen imperial, de hacerse monopolio empresarial en la esfera que manipules, del que han salido buenos pupilos algunos neo-oligarcas colombo-venezolanos. Esa es la economía de la guerra, el ser humano no existe, es un número apenas; el poder económico sobre el ser humano es el que vive y manda. Es triste, alarmante, pero la visión de empresario que ha sostenido a la Exxon-Mobil, es la que está en pretensión de imponerse. Lo ocurrido con PDVSA, no sé hasta qué punto lo tendrían calibrado, pero creo que bien puede tomarse como una toma de pulso para las acciones que prepara. Lógicamente la previsión de nuestro país, les deduce que deben apremiar acciones más determinantes si se quiere optar por ganar terreno y… ¿territorio? Deben olfatear cómo es la fuerza que les hace resistencia y se proyecta a sí misma. Por ello hay que hacer bulla, porque creo, LA AGRESIÓN es de las cartas que le queda bajo la manga al poder imperial. Por eso amigas y amigos, la verdad justa brota porque no queda más recurso a la mentira.

A mi modo de ver la imbecilidad era, hasta la agresión a Irak, una de las cartas fuertes imperiales (aún les funciona: miren a Kosovo, demuestra el favor de la mediática para sus fines). En América sucede que los kosovares-pitiyanquis, son los pantalleros separatistas bolivianos. Son un numerito, no la población de esos departamentos. Pues ya una fuerza mucho mayor les madrugó en Latinoamérica y está informando. Pero para los fabricantes de dólares-con-sangre, somos "virus" para sus abyectos propósitos, no fuerza que despierta… Y como virus pretenderán apartarnos de su vista.

Se les olvida que esto ya no son los "años del silencio". Si la guerra de Irak se hubiese infligido en los años 50 ó 60, cuando estrenábamos un Ford o un Chévrolet cada año, de seguro que medio batallón gringo invasor habría salido de las naciones latinoamericanas; hoy sólo le queda el portero de entonces, El Salvador, con el oprobio en su historia de hacer el papel de últimas costras que quedan por sanar de las llagas "viruélicas"; que no significa que está curado el enfermo.

Se creía que era hambre la raíz, y resultó que el Mal de Justicia está detrás del hambre, solapado, todo el enfermo Nuevo Mundo está minado de costras "famelísticas", sean estomacales o de criterio propio. Las llagas del mal de justicia son invisibles a primera vista, pero de este mal, lo más grave, el ser humano podría extinguirse para siempre, así, sin adornos. La parte más enferma de ese Nuevo Mundo se cree que está curada y es la única que dice sentirse feliz porque supone que se desarrolla matando o amenazando. Todos los días amenaza o mata. Vaya si estará enferma.

Sin embargo, avanza una fe (tarda pero amanece). La verdad se despereza. La independencia tiene muchos maestros, los pelones de bola van de primerito, de allá o de acá. Lo que se ha aprendido en estos 9 años. Conocer cómo se nos había mandado vivir sobre la mentira. El propósito de querer hacer las cosas nuevamente, sobre la verdad, sobre la justicia, manifiesta que el poder de la mentira está sobre lo inexistente. Las argucias para cualquier pretensión de invasión son estupidísimas; la de la computadora de Reyes por ejemplo, jonrón con tres en base de la estupidez. Cómo se ve que jamás en sus vidas han escuchado encima de sus cabezas los racimitos de bombas que ¿ellos mismos? lanzaron… Creo que las FARC si las habrán sentido como para negarlo rotundamente en su último boletín.

De paso, si al número de caídos que dormían, les restamos los civiles, estudiantes, el ecuatoriano, más el propósito que se traía el Reyes (rescate de los retenidos), por la poca tropa que poseía más allá de sus dominios, qué sensatez dice que iba a tener una computadora con los datos que los uribistas quieren que diga, de desembolsos, apoyos y conexiones de los "vecinos" o de ¿interés? para el Secretariado no para alguien personal. Definitivamente estamos ante una Pentium Veles xx24 (no han salido aún, pero creo que el gobernador Rosales va a montar una fábrica en Maracaibo si gana la República del Catatumbo en noviembre próximo). Sólo faltaba que fuera el Conde del Guácharo que lo comentara. Por ello es que muchos no tomen al planeta como ser vivo curable, sino como loco de atar, o como un manicomio si cada cabeza es un mundo.

Saquemos la proyección: la sarta de tonterías es su propia tumba. El mismo Insulsa se los niega en su cara, (ahora resultará ser un "terrorista" social demócrata) y hasta el propio Canadá fue sensato y votó en su contra (otro país terrorista). Pierden el juicio contra PDVSA (juez terrorista). Es una administración contra otra, y al final de cuentas, es una óptica que se promociona, la que ES, contra la que NO es (el poder porque me da la gana).

Que el pueblo prosiga su apertura de conciencia. El pueblo de Irak vive su 12 y 13 de abril, aún buscan a su verdadero líder. Nosotros no debemos esperar que esto llegue como Irak. Toda Venezuela es desde ya un frente, por ahí se acerca la hermosísima batalla de Beijing, estamos en la batalla de los cupos, batalla de las comunas, batalla contraloría anticorrupción, poseemos apoyo PSUV, apoyo la nueva policía (parques de armas logísticas), batalla por alcaldías y gobernaciones.

Tarea: vernos y más vernos, cohesión más que unión, sinceridad, la vía expectorante. Que la guerra de las Ideas disuelva a las armas y campos de concentración. Tener fe que la verdad es previsiva, astuta y conectiva. Lo otro está destinado a perecer. Les llegó su sábado.

arnulfopoyer@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2016 veces.



Arnulfo Poyer Márquez


Visite el perfil de Arnulfo Poyer Márquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Arnulfo Poyer Márquez

Arnulfo Poyer Márquez

Más artículos de este autor