Vargas Llosa felicita al rey por darle una patada

La Santa Alianza de ayer (1815-1820) la conformaban los reyes de Europa, hoy se mantiene el mismo esquema, con la internacional de los medios de comunicación controlados por las grandes empresas. La Santa Alianza conformada por España, Francia, Alemania, Inglaterra y ahora la madre de todos ellos: Estados Unidos. El diario español “El País” colocó en su editorial del domingo 18 de noviembre: “La careta de Chávez”, en el que dice que éste se la ha quitado, cuando es precisamente todo lo contrario, ha sido el rey quien lo ha hecho. La furia de “El País” contra el Presidente Chávez lo afinca ahora en el referéndum que se definirá el 2 de diciembre, por lo que sostiene que Chávez se está confeccionando una nueva Constitución a su medida, que le otorgará plenos poderes. Ellos saben que esa Constitución también va contra las transnacionales del colonialismo en las que España tiene una sólida participación en América Latina. Amenaza “El País” con que Chávez “está traspasando el límite de lo tolerable, pues la democracia no es sólo votos, sino también reglas de juego que permitan el juego Gobierno-oposición y, sobre todo, el respeto de las minorías. Y esto, él no lo quiere. Si no, no estaría machacando a los partidarios del no.” Resulta ahora que a estos españolitos no les gusta la democracia del voto sino el de la reglas del juego que ellos siempre han jugado y que saben manejar muy bien llevados de la mano de Bush. Las reglas de las mafias que se imponen con el libre mercado.

Es decir, la prensa poderosa de España se embandera con todo un plan mediático mundial para hacer ver que el referéndum se va a celebrar sin las más mínimas garantías; añaden que el Consejo Nacional Electoral está controlado por el chavismo y el censo está corrompido. Que hay protestas de los estudiantes y otros sectores, descontento en el Ejército. “Las academias venezolanas (incluida la de la Lengua) han manifestado su preocupación porque esta reforma constitucional se realice sin una elección previa y limpia de una asamblea constituyente.”

Estos señores del franquismo siempre ponen por delante el leimotiv de que Chávez está sosteniendo la revolución bolivariana gracias a los precios altos del barril de petróleo. Cuando el 2002, con el paro petrolero no había gasolina, ni comida, y las clases las paralizaron los golpistas en todos los colegios y universidades; la iglesia canceló las navidades y una descomunal amenaza interna producto de ciertos militares alzados puso a prueba al pueblo, y éste resistió con gran valor toda la tensión emocional lanzada en su contra. Y no lo vencieron. Entonces no se trata en absoluto de que Chávez tenga a su favor un precio de barril de petróleo alto. Se trata de una lata conciencia del pueblo, de dignidad, de valores, de moral, por encima de todo lo material. De modo pues que tratan de engañar. El diario español “El País”, además del editorial, publicó otros diez artículos contra el Presidente venezolano este mismo domingo. Uno de ellos, el de Mario Vargas Llosa, titulado “El rey y el comandante”. En él, Vargas Llosa como el perfecto racista que es sostiene que a España le conviene “tener relaciones privilegiadas con países que encarnan la civilidad y la libertad”, como Perú, Colombia, El Salvador, Guatemala o México. Dice Mario Vargas Llosa que “Chávez con la imagen -entre cómica y siniestra- de un espadón tercermundista en plena acción, interrumpía al presidente del Gobierno español que, tímidamente, se atrevía a recordar a los mandatarios latinoamericanos que "nacionalizar empresas no garantiza nada".” Cuando sabemos que había sido Rodríguez Zapatero quien había interrumpido a Chávez . Como Chávez dijera: "somos humanos y los fascistas no son humanos. Creo que una serpiente es más humana que un fascista o que un racista", entonces Vargas Llosa, herido, responde: “La estupidez conceptual se enriquece si quien la emite se expresa con la vulgaridad del comandante Chávez y su gesticulación cuartelera. Hasta aquí nada que sorprenda, aunque, sí, mucho que entristezca y avergüence, si quien presencia la escena es latinoamericano y, sobre todo, venezolano.”

A Vargas Llosa le estremecen las violaciones criminales al protocolo; no le importa que Aznar hubiese apoyado un golpe en Venezuela que causó centenares de muertos sino que se altere el respeto de las formas y no se busquen las palabras más prudentes; que se "descalifique" a un ex presidente "que fue elegido por los españoles". Pero lo que pone a Vargas Llosa a temblar es que “el Rey de España, al que literalmente hemos visto demudarse y enrojecer a lo largo de toda esta escena sin poder ocultar la irritación que le produce, irrumpe con su contundente "¿Por qué no te callas?" que, por un instante, deja al soldadote de marras quieto y mudo, como sin duda le ocurría en el cuartel cuando su superior lo aderezaba de carajos.” Falso, todo el mundo puede ver que Chávez en ningún momento calla, ni queda quieto ni mudo; todo el mundo pudo ver que continúa en sus respuestas, tan severo y contundente. ¿Por qué trata Vargas Llosa de mentir como un bellaco? ¿Por qué lo hace tan descaradamente? Qué caradura, pero así son todos los fascistas.

Luego con su persistente racismo se lanza contra el Presidente nicaragüense: “Otro tercermundista y comandante entra en escena, esta vez un Daniel Ortega maltratado por los años con una calvicie acelerada y una panza capitalista, para desgañitarse atacando a España por los bombardeos de Estados Unidos contra Libia, por las supuestas depredaciones de Unión Fenosa y contra los embajadores españoles por conspirar contra el Frente Sandinista... hasta que el Rey de España se levanta y deja sentada su protesta abandonando la sesión.” ¡Oh, Dios mío!, ¡qué gesta la del rey, y que estilo el de mimado de la Corte, cursi, coño, horriblemente cursi y amanerado! Hay que decir que con este estilo escriben casi todos los derechistas en América Latina. Este es el hombre culto que nos habla de la América bárbara, de los negros iguales a la mierda, de los indios que abusan de las vestimentas europeas que no deberían usar porque insultan a los seres humanos. Que jamás habrá la civilización “mientras haya países latinoamericanos que tengan como gobernantes a gentes como Chávez, Ortega o Evo Morales, para no mencionar a Fidel Castro. Que sean o hayan sido populares y ganaran elecciones no hace de ellos demócratas.” Es decir, la misma tesis de Bush que ahora enarbola “El País”, de que ganar elecciones no basta. Es decir, que a donde haya presidentes que ganen elecciones hay que tumbarlos sino están con los intereses del imperio euro-americano. Vargas Llosa se pregunta alarmado que cómo en libres comicios, puedan ser elegidos semejantes personajes…. Claro que hay otra América Latina, más decente, honrada, culta y democrática que la representada por estos energúmenos. Estaba allí, en esa sesión de clausura, invisible y muda, como siempre en estas ocasiones en la que los caudillos, hombres fuertes, "comandantes" y payasos se apoderan de las candilejas. ¿Por qué callan y se dejan ningunear y eclipsar de esa manera si ellos son infinitamente más respetables y dignos de ser escuchados que aquéllos? No sólo porque algunos están sobornados por los petrodólares que derrocha el venezolano a diestra y siniestra.”

Otra vez con el tema de los petrodólares de Chávez con que compra a todo el mundo. No señor Mario, Fox se quedó con el mote de cachorro del imperio y no habrá Cristo quien se lo quite; Alan García con el ladrón y bandido y usted con el que mismo que le colocaron a Aznar. Y no es porque teman “ser víctimas de las diatribas y descalificaciones de aquellos matones”, sino porque esos títulos los llevan en el alma, y he aquí la perla más admirable de este cerdo inmundo y que lo dice con supremo orgullo de lacayito contratado por la casa real: “Es posible que, al reaccionar como lo hizo, el Rey de España transgrediera el protocolo. ¡Pero qué alegría nos deparó a tantos latinoamericanos, a tantos millones de venezolanos! ¿La prueba? Que he escrito este artículo arrullado por los animados compases del flamante pasodoble que ahora entonan y bailan en todas las universidades venezolanas, que se titula ¿Por qué no te callas? y cuya tonadilla y letra llueven sin tregua sobre mi computadora.” Feliz pues, el hijo de puta.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2932 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a45101.htmlCd0NV CAC = Y co = US