Hegemonía Imperialista

¿Qué quiere decir democracia para los Estados Unidos? Sobre todo el dominio de los países explotados y dominados. En este país las banderas de la democracia ocultan la hegemonía imperialista de la minoría privilegiada sobre la mayoría oprimida. El colapso de la política aplicada por Estados Unidos en los países Latinoamericanos, les lleva a proponer la idea de “una alianza de las democracias” para luchar contra el terrorismo y el narcotráfico, (en dos platos, plan Colombia); es una ficción sin perspectivas de vida. Nadie quiere luchar por un principio “democrático abstracto”; todos luchamos por nuestros intereses y no para satisfacer los del imperialismo a expensas de la miseria de nuestros pueblos. Nada más falso que esa idea, sus intereses contradictorios dividen a nuestras naciones; no será difícil encontrar algunas de estas en el mismo bando del imperialismo defendiendo su política y sus intereses. El triunfo del imperialismo significaría el sometimiento de nuestros países al encadenamiento de la bota imperial, lo que nos traerá la desgracia, y la esclavitud. “Por eso la lucha del Presidente Chávez contra el imperialismo, logró algo de extraordinaria trascendencia para todos los pueblos Latinoamericanos: demostrar que el “coloso del Norte” puede ser combatido con éxito, aun en condiciones tan desfavorables”.

La lucha contra las atrocidades de la oligarquía-fascista, sólo el pueblo organizado las puede llevar a cabo. Ellos no confían en el pueblo le temen. Profesan el odio, porque no otra fuerza puede moverlos a servir al orden permanente de la injusticia. Y la injusticia es violencia contra los excluidos. Buscan la protección del Imperialismo “democrático” para que los proteja y están dispuestos a jugar el papel que este les ordene. El carácter rapaz imperialista demostrará más abiertamente que no lucha por principios políticos sino por mercados y materias primas; la hegemonía sobre nuestro país y todas sus riquezas, que nos traería la miseria, la pérdida de identidad y la decadencia de nuestra cultura. La “democracia” imperialista no es una expresión de la voluntad popular sino simplemente un aparato a través del cual el Imperio Monopolista se adapta a los países que lo patrocinan. No podemos escapar de las situaciones históricas por medio de frases huecas o mezquinas mentiras, Tenemos que nuclear, educar y movilizar al pueblo para la lucha por la liberación, y superar los métodos totalitarios que le debilitan y favorecen a la reacción; y para que impere una democracia total y honesta en nuestro país.

Camaradas Bolivarianos en la Cumbre de Santiago de Chile, los representantes del Reino de España y del gobierno de Chile, ambos “social demócratas”, (perdón) Social Imperialistas, trataron de hacer una “callapa” con el Presidente Chávez, que les dijo unas cuantas verdades en su cara, y a través de la TV., lo cual no les gustó, pero les salió el tiro por la culata. No dudo de que ni por un momento hayan creído las desagradables calumnias que esparcen por todo el mundo las agencias imperialistas de noticias y en particular Globoterror y el señor Ravell, vocero del imperialismo y celestino de la oligarquía, en contra de Venezuela, del Presidente Chávez y de la Reforma de la Constitución. Ellos ejercieron una tiranía de más de 40 años a través de los partidos del Pacto de Punto fijo que nos ha conducido a todos al abismo y a la miseria. La lucha que se libra es la continuación de la gran lucha histórica, dejar de ser interdependientes, lograr la libertad total y continuar la lucha de los oprimidos contra los opresores (“pobres contra ricos”). Hay que evitar el dominio rapaz del imperialismo sobre nuestro país y que nos impongan una despiadada dictadura patronal-militar, como intentaron en abril 2002. Nuestro deber es votar “SÍ-SÍ”, la Reforma Constitucional y Construir un Nuevo Modelo de País.

Los imperialistas “democráticos” se esfuerzan por atraernos hacia la vorágine del Consumismo, para luego Esclavizarnos completamente. La hueca charla “democrática” sólo les sirve para preparar el terreno; los Revolucionarios tenemos que asumir inmediatamente una actitud irreconciliable hacia los grupos “fascisto-Imperialistas” y debemos estrechar más íntimamente los lazos en base a la lucha por nuestra preservación. Esta política se aplica solamente a nuestros conflictos internos, es decir, a los casos en que está involucrado un cambio de régimen político, como el que está en este momento en marcha en nuestra Patria. En nuestro tiempo es especialmente importante el estudio de las diversas tendencias del Imperialismo Mundial. Este es el momento histórico de mayor peso, el que determina el destino que sufriremos los pueblos atrasados, el que está arrojando la civilización al abismo de una nueva guerra y al caos. El imperialismo por principios desprecia a todo lo latino.

Bajo las banderas del “imperialismo democrático”, andan los filibusteros oposicionistas quieren detener la marcha de la Revolución y detener nuestro desarrollo social. En esta oportunidad reiteramos la irremplazable e invalorable tesis de “Clausewitz de que la guerra no es más que la continuación de la política por otros medios”.

Reflexiones del Libertador: Estoy resuelto a todo por Venezuela...Ella es mi madre, de su seno ha salido mi ser y todo lo que es mío; a ella, pues, debo consagrar todos los sacrificios, hasta el de la gloria misma...

PATRIA, SOCIALISMO O GUERRA.

VENCEREMOS.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6923 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a45042.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO