Dólar: Invasor permisado

Estamos en el limbo a punto de dar el salto definitivo a la IV; mostrando sin poder evitarlo, inconsistencias inmediatistas, que se ponen en práctica, ante un PUEBLO confundido, que dejó de ser lo que decimos y no hay forma de esconder en el poder, deformaciones, que no se arregla por azar y se aceptan en la revolución.

La inconsistencia ideológica que forma la superficialidad; no da opción al alíen para pensar; que la falla principal está en la carencia de valores y no concientiza la responsabilidad de dar enseñanza a la vida futura, para preparar una dirigencia que está negada a formarse políticamente y a entender, lo necesario que es la conformación de la idea, para estabilizar medianamente un intento como este que decidimos emprender con el ARAÑERO.

Están empeñamos en practicar el nepotismo, sin exigir a sus allegados, un mínimo de preparación y responsabilidad política a los que sin pudor ninguno; colocan en puntos claves de un proyecto que necesita de seres probos en la batalla, para conformar una trinchera que pueda sostener una arremetida de tal magnitud, como la que estamos transitando.

Los improvisados se acostumbraron a manipular a un PUEBLO, negándole el derecho a formarse; que lo exigen y están pidiendo respeto: porque se

dieron cuenta que no son marionetas que se les impone incongruencias sin preguntar, si la acepten o no.

El sostén de un proyecto de tal magnitud en cualquier época es y será la conciencia junto al fortalecimiento de los valores.

En una LUCHA como la que estamos llevando: aceptar un cono monetario distinto al de la PATRIA; es dejar que la invasión entre por la parte más débil y se hace difícil controlar semejante ataque, después que está establecido en la base del PUEBLO.

Es una invasión silenciosa, estimulada por la alineación y aceptada como normal por falta de preparación política y se podría minimizar con el entendimiento que solo puede proporcionar la formación.

El error más grande que tenemos los que incursionan en este proceso: es cuando niegan la necesidad de hacer esfuerzos que nos permitan, seguir haciendo lo que dictan los principios de formar al defensor de una PATRIA y que no existan más improvisaciones.

El invasor está haciendo estragos, sabe que lleva ventaja y hacen grandes inversiones para obtener el dominio completo: lo que no imaginan es que aquí hay un PUEBLO resteao dispuesto a todo y decidido a que, PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.
HAZTE CONCIENCIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 938 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor