Preguntaría amigo de López Obrador: ¿Quieres que nos pase lo de Cuba o Venezuela, al radicalizarnos?

¿Tendremos que esperar 50 o 100 años más?

1. El presidente López Obrador –mi amigo Pedro- no es un blandengue o un miedoso, como has escrito. Es un personaje inteligente que conoce bien el terreno donde está parado. ¿Quieres acaso que sea como Fidel Castro, líder de Cuba o Hugo Chávez, dirigente de Venezuela, que desde las primeras semanas de gobierno comenzaron a expropiar propiedades de los ricos para entregárselas a los trabajadores? ¿Qué desde el inicio de sus gobiernos declararon que los yanquis explotaban y oprimían al mundo? Como castigo yanqui el pueblo cubano ha soportado 60 años de bloqueo y Venezuela sigue sufriendo –des 1999-- gigantescos problemas en su economía. ¿Cómo podrá enfrentar el presidente AMLO –sin arreglos- el problema del aborto cuando la iglesia comience a mover a sus fieles?

2. Esto de la legalización del aborto no es de consulta o de encuestas. México es un país de derecha, así como religioso en 95 por ciento y votaría o apoyaría a la derecha. ¿Qué ha hecho la izquierda o el centro para cambiar ese pensamiento conservador de los padres de familia, la iglesia, la escuela, la sociedad, que es religioso fundamentalmente? Todos los cambios en México –como sucede en el mundo- han venido de acuerdos entre grupos de poder; lo votos electorales sólo han servido para legalizar y para discursos. Para que los yanquis no aplasten al mundo, país por país tienen que organizar acuerdos y para que hayan revoluciones hay que tener acuerdos con grupos. Las encuestas de masas se preparan antes buscando cuál será el resultado.

3. En México sabemos por siglos, que gobernar es robar, acumular dinero del erario para beneficio personal, favorecer a familiares y amigos para hacer dinero sin pagar impuestos. AMLO ha denunciado por lo menos a 500 funcionarios y empresarios cuyas riquezas están en bancos extranjeros o han hecho inversiones en grandes negocios que siguen ganando mucho dinero. Pero AMLO no los puede tocar porque dejan de invertir y crean un gran desempleo; además, armarían protestas internacionales, harían mucho ruido para acusar al gobierno de dictador y perseguidor. ¿No te das cuenta que por su contenido todos los periódicos, la radio y la TV están al servicio de los empresarios y del imperio, quienes imponen la interpretación de todas las noticias usando sus propias fuentes de noticias?

4. Mira nada más, un buen articulista –Fernández-Vega- publicó hoy jueves que: Gracias a los recursos del Estado, los llamados indoblegables defensores de la democracia, se hincharon de ganancias y poder como en ninguna otra parte del mundo, mientras los mexicanos ignoraban a qué intereses servía el gobierno y dónde quedaron los bienes del Estado. Señala que está documentado por el presidente López Obrador que: un grupo de 58 empresas se beneficiaron de la condonación de impuestos en los dos sexenios anteriores por 189 mil 18 millones de pesos, que dejaron de ingresar a la hacienda pública. El total condonado a empresas en los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto fue de 366 mil 174 millones.

5. Escribe Fernández-Vega, que en el inventario aparecen dos corporativos propiedad de Carlos Slim (Grupo Carso y Grupo Inbursa, con condonaciones por 17 mil 636 millones de pesos); otro par de Alberto Bailléres (El Palacio de Hierro y Grupo GNP, 2 mil 175 millones); dos más de Ricardo Salinas Pliego (Grupo Salinas y Red Azteca Internacional, 9 mil 424 millones); no podía faltar Televisa (Emilio Azcárraga Jean), 20 mil 488 millones; Banamex –entre sus dueños aparecían Roberto Hernández y Alfredo Harp Helú, quienes no pagaron un solo centavo de impuestos por la venta, en 2001 a Citigroup–, con 15 mil 848 millones; Grupo Bancomer (lo mismo que el anterior: Eugenio Garza Lagüera no pagó un peso de impuestos por la venta al BBVA), 5 mil 279 millones, y así por el estilo. Así fue sexenio tras sexenio.

6. ¿Qué hacer entonces? Al parecer nada se puede hacer contra esa gran burguesía y el imperio que aplasta cualquier lucha, cualquier protesta. El Porfiriato (1876-1911) no sólo aplastó a nuestros bisabuelos y tatarabuelos, también todos los gobiernos de la Revolución Mexicana (1911-2021) ha sometido a la pobreza y miseria al 80 por ciento de la población. Los que venimos luchando y denunciando desde los años 60 –durante 60 años- sólo vemos con dolor que las cosas siguen igual, a pesar de los discursos de gobiernos que sólo sirven para engañar. Se niega dinero para resolver problemas de salud, educativos, de alimentación para los pobres, pero los millonarios siguen acumulando capital sin que gentes como Castro y Chávez los expropie. He visto tres generaciones de 25 años cada una y la miseria en el 80 por ciento de los habitantes se profundiza. ¿Esperaremos 50 o 100 años más? (



Esta nota ha sido leída aproximadamente 718 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: