Alacranes y ranas

Hay historias sobre animales; entre ellas de avestruz, morrocoy, zamuros, burros, loros; como el mío que aún después de tanto tiempo, pasa el día gritando: ¡CHÁVEZ...CHÁVEZ! y así hay muchos: pero en este caso voy a tomar como referencia para un símil; la del alacrán y la rana, para hacer la comparación del ejemplo, con la inocencia, la solidaridad y la traición entre el depredador imperio y nuestra codiciada PATRIA.

El alacrán tiene una muy conocida anécdota con la rana; que se negó a pasarlo de un lado al otro lado de la laguna; porque conocía su instinto: pero el muy alacrán, tenía una urgencia y no sabía cómo atravesar sin saber nadar: entonces con todos su astucia la convenció, rogándole a la rana que lo ayudara en su objetivo; pero la rana sabía que tenía una costumbre que no era fácil evitar ya que todos los animales la conocían y sabía que ni siquiera haciendo juramento de compromiso debía creerle, aun en las peores dificultades; pero sin embargo, aprovechándose de su buena fé, el astuto la convenció; dejo que la utilizara y accedió pasarlo sobre su lomo y al cumplir su objetivo y llegar al otro lado de la laguna, la rana quiso hacerle entender las posibilidades de convivencia entre la especie, pero el alacrán dentro de su naturaleza se le salio el instituto...y que creen que pasó...

El que desconozca el final, que acuda en las redes y busque en el archivo del programa -aló presidente- o le pregunté a uno de esos trasnochados que deambulan por ahí y que conocen al cuenta cuentos de memoria: el ARAÑERO, lo contó un día y me marcó.

Eso mismo está pasando con la PATRIA y el imperio: por más que tratemos de congraciarnos con semejante opresor; sigue insistiendo a pesar que nos negamos y conocemos sus intenciones.

Hay inocentes que aún creen a cambiado y que sus intenciones para con nosotros son nobles; se niegan a aceptar que el criminal a la larga no cambiará su instinto e ignoran, que seguirá haciendo lo que es su naturaleza y no habrá forma de evitarlo.

No hay un solo ejemplo en el mundo, donde no hayan impuesto su mentira criminal, para hacer algo distinto a despojar de sus valores a los que han tratado de liberarse de su yugo.

Y así como esa historia hay muchas para decir verdad sin que se ofendan los que no conocen la del alacrán.

También podría contar la del colibrí, que es muy simbólica y representativa para seguir diciendo a pesar de las dificultades, que PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTALA VICTORIA SIEMPRE.

SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.
HAZTE CONCIENCIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 905 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI