Nicolás, el plan de EEUU para infiltrar el CLAP y nuestra inclinación por ser pendejo

Creo, que EEUU tiene un plan secreto y otro declaradamente muy abierto contra Venezuela. EEUU tiene un plan secreto hasta para evitar que los carajitos eleven sus papagayos y para ello, son capaces de cambiar el sentido del viento. Hay muchas cosas que EEUU hace, consciente o conociendo los errores que la "revolución" ha cometido desde hace muchos años. Hay cosas que el gobierno no ha hecho y que efectivamente permiten que los planes secretos y no tan secretos de EEUU funcionen. Creer únicamente, que este desastre tiene el sello gringo, es militar muy activamente en una especie de culto que no facilita ser auténticos pendejos.

Sé, porque para nadie es un secreto, que EEUU sabía y sabe, que la "revolución" falló en el proceso de asegurar la independencia. Supo y sabe EEUU, que hemos sido dependiente para la comida, la medicina, la producción de alimentos y hasta para aprovechar las bondades que la naturaleza nos ha dado. Tenemos la reserva de petróleo más grande del mundo y por esa dependencia; el petróleo no parece ser nuestro. Hasta no hace mucho, vivíamos pegando gritos con esto de esta gran reserva petrolera. En una loca carrera, el interés estuvo en contabilizar toda esa riqueza para gritarle al mundo que teníamos de todo y en todo o casi todo, somos el primero o el segundo en el mundo. Hoy el fogón se vuelve una joya de la revolución y hay precisamente mujeres revolucionarias y feministas, que recomiendan su uso porque la comida queda más sabrosa con leña. Crecer en eso del fogón como una idea muy revolucionaria, es manifestar en extremo, una inclinación a ser tremendamente pendejo o pendeja.

Todo esto de las refinerías más grande del mundo se derrumbó. Como EEUU sabe todo eso, tiene su plan y las sanciones nos complican la vida. Las sanciones complican nuestra existencia porque no hicimos nada para atenuar esa amenaza, reduciendo la dependencia. Al plan secreto y público de EEUU debemos sumarle el plan interno de saboteo y perturbación del gobierno.

Recientemente, el presidente Nicolás Maduro denunció un plan de los EEUU para perturbar el CLAP. Creo en eso y no me cabe duda. EEUU tiene un plan para el Clap, el gas, el agua, el dólar y este plan se complementa con el plan del gobierno para su auto saboteo. Maduro dijo:

"Recientemente descubrimos un plan para comprar los CLAP con dinero sucio del Gobierno de Estados Unidos". Según la nota de prensa leída, el plan en cuestión tiene la tarea de infiltrar los CLAP y perturbar su funcionamiento. En eso creo. No tengo ninguna dudas. https://www.aporrea.org/tiburon/n360814.html

Este plan de perturbación marcha con el plan interno del gobierno y del propio CLAP para perturbar al CLAP. Creerse esto así como nos los sonó el presidente Maduro, es otro frente abierto para que los pendejos(as) de este país encuentren una manera de militar políticamente como pendejos o pendejas. No se duda de los planes de EEUU hacia Venezuela. Creerse esto, no implica reconocer una pequeña historia que arrancó con una idea de Chávez de crear grandes centros de distribución de alimentos y fortalecerlos. La "revolución" en perfecta comunión con la corrupción fue destruyendo esa idea y proyecto. Creer en el plan de EEUU para destruir el CLAP, nos obliga primero a tener certeza, que antes de este plan de EEUU, que puede estar en pleno desarrollo, hubo un mercal, que se lo llevó el diablo, luego hubo un pedval que también se lo llevó el diablo y luego hubo una cadena de supermercados llamados Bicentenarios que también se lo llevó el diablo revolucionario de la corrupción.

El Clap nació envenenado e internamente tiene su elemento que lo ha venido destruyendo. Hay un plan interno para perturbar (sin infiltrar) el funcionamiento del CLAP y esto comienza por el trato, que en muchas partes del país, los jefes del CLAP dan a las personas que reciben la bolsa. A veces, es un trato despótico. Esta acción marcha muy activamente y perfecta comunión con el plan del gobierno de sabotear de otra manera al CALP. Si considero lo que mis vecinos y yo recibimos cada mes o más de un mes en la bolsa, vemos que ahí hay un plan de perturbación. La última bolsa que me llegó venía ful de granos con gorgojo. Paquetes de arroz con gorgojo, un paquetico de harina con gorgojo, dos de espaguetis y ya. Esta bolsa perturba todo. Perturba hasta nuestra salud porque nos estamos alimentando como tortolita -puro granos- y dándole luz verde al colesterol. Es un CLAP, que sabe -y muy bien- que el problema del agua en Venezuela es dramático y con bastante arroz, aquello se nos pone como un cemento y en vez de ir todos los días al baño, ahora vamos una vez por semana y gastamos poca agua. La bolsa CLAP es ecológica y El CLAP con su bolsa, permite que los diabéticos mantengan un nivel de glucosa muy alto, porque con tanta harina (Arroz, espaguetis); el CLAP perturba nuestra salud y paz.

Si no hubiese existido un plan interno llevado a cabo por el diablo de la corrupción, el país estuviera hoy sembrado de muchos centros Mercal vendiendo todos los productos de la cesta básica a los pobres. Esa fue la idea de Chávez. De no haber existido un plan macabro e interno para que el diablo de la corrupción acabara con a PDVAL, el país estuviera hoy regado por centros de PDVAL vendiéndole productos a las personas con más poder adquisitivo y de no haber existido un plan interno corrupto, los bicentenarios estarían hoy floreciendo en todo el país. Es de pendejo olvidarse de esto y creerse, que sólo los EEUU tiene un plan para acabar con la revolución.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2072 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI