Alertas y despiertos, Venezuela

La Estrategia ante la provocación de la IV flota de USA

Sábado, 18 de julio de 2020.- Generalmente se elabora en una mesa en un recinto de acceso restringido, por expertos que muchas veces tienen años sin estar en un campo de batalla o que nunca han estado, estrategia de mesa, la llaman.

Movimiento tras movimiento, se planifica, se establecen las metas y sus etapas, se analizan los escenarios posibles, los costos y sus riesgos, los posibles desenlaces, de acuerdo al patrón particular observado, si hacemos esto, ellos, los otros, reaccionaran, nos van a responder de esta o de esta otra manera, hay que prever las respuestas, como en el ajedrez.

Eso lo saben los de la IV Flota de USA acantonados en frente de nuestras costas para controlar el flujo de narcotráfico que sale de Colombia, el mayor productor mundial de drogas que va hacia los Estados Unidos de Norteamérica, USA, el mayor consumidor mundial de drogas.

Están ahí, moviendo sus músculos, azuzándonos, provocando una reacción violenta de nuestra parte, deseando que ataquemos a uno de sus buques de guerra, de los que están metiéndose en nuestras aguas territoriales, no reconocidas por ellos, para poder justificar cualquier acto de guerra en nuestra contra y someternos, para según ellos y su discurso oficial, lograr restablecer la democracia en Venezuela.

Por otra parte, los oficiales de nuestro lado, que también han estudiado tácticas militares, saben lo que está pasando, monitorean la situación minuto a minuto y tienen, con toda seguridad, la asesoría de nuestros aliados internacionales, barajan las posibilidades concretas y evalúan que reacción efectuar y que dirección van a seguir.

Quizá esta vez los agresores nos impongan o traten de imponer lo que llaman un No Fly Zone (NFZ) Zona de No Vuelos, como hicieron en Irak, en Kosovo, en Libia y en tantos sitios que han ido a liberar, esto es una zona donde estén prohibidos los vuelos de cualquier tipo de aeronave del enemigo, o sea, de nosotros, sobre todo, los vuelos de aviones militares, para garantizar la protección de sus tropas, es una posibilidad, que pueden ejercer en cualquier momento basándose en la fuerza e ignorando cualquier norma internacional.

Los de la IV flota de USA están prácticamente bloqueando nuestras costas sin que las Naciones Unidas (ONU) haya emitido ninguna resolución al respecto.

Hacen lo que les da la gana en nombre de la libertad.

Paralelamente están en el mar de China encendiendo la situación, ya de por si tensa, desplegando otra flota, provocando a la China, argumentando su derecho y el de todos los países, cuya representación ellos asumen, a la libre circulación por aguas internacionales.

Y uno se pregunta, ¿qué es lo que están tratando de hacer los norteamericanos con esos movimientos? y ante una situación tan peligrosa para su población que está presente con el aumento de los contagios del Coronavirus, que sigue creciendo en su territorio.

Será que buscan distraer a la opinión pública y hacer que la gente piense en otra cosa.

Pero volvamos al mar Caribe o de Las Antillas, que así se llama, como nos enseño en Los Salesianos, nuestra profesora de Historia y Geografía de Venezuela, hace muchos años.

Probablemente, y esto es pura especulación, no tenemos información oficial al respecto, luego del fallido intento del ex-gobernador Richardson de liberar a ciudadanos norteamericanos detenidos en Venezuela, por distintas causas, detalles de esas negociaciones ya se deben conocer en el Departamento de Estado, probablemente los del norte intenten ponerse mas agresivos y realizar acciones mas audaces.

Y no podemos pasar por alto que a pesar de las circunstancias delicadas que estamos viviendo en todo el mundo, que en los Estados Unidos están en período electoral y que el señor Trump hará todo lo posible para ser reelecto, a pesar de que las encuestas no lo favorezcan en estos momentos, eso debemos incluirlo en nuestro análisis situacional.

Por nuestra parte debemos permanecer alertas, con los ojos bien abiertos y preparados para cualquier cosa.

Las acciones deben estar íntimamente asociadas con las palabras.

En nuestro país a pesar de estar divididos políticamente en diversos bandos, hay un claro entendimiento de que por ninguna razón queremos una intervención extranjera en nuestro territorio, tal vez, una extremadamente pequeña minoría de la derecha lo desee, pero el resto no.

Alertas y despiertos, Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1522 veces.



Luis Enrique Sánchez P.


Visite el perfil de Luis Enrique Sánchez P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad