Consultan en el palacio de Misea Jacinta

¿Hablamos o no hablamos con Trump?

Martes, 23 de junio de 2020.- La convocatoria fue para las siete de la mañana, todos llegaron antes, en una de las salas pequeñas del palacio de Misea Jacinta se fueron congregando, eran como unos diez, quizá once y no los voy a nombrar, por supuesto estaba el convocante, el jefe, quien quería oír las opiniones de los convocados, los demás asistentes se lo dejo a su imaginación.

A todos los desinfectaron antes de entrar y les colocaron en la frente, uno por uno, esa especie de pistola con la cual miden la temperatura, ah, por supuestos todos con tapabocas y uno que otro con guantes.

La sala olía a limpio, a hospital.

Cafecito y distanciamiento social, algunos se preguntaban:¿ para que nos habrá convocado tan temprano el Presidente, qué será lo que lo inquieta?

A cinco para las siete comenzó la reunión.

Arrancó Nicolás, directo, entre sorbo y sorbo de un bebedizo de malojillo, de los recomendados por el doctor Quintero, el de Boconó: quiero saber qué opinan, el hombre de la Casa Blanca quiere hablar, ya no solamente son mensajes por la prensa sino que nos llegó directamente un emisario para fijar fecha, día, hora y lugar de la reunión.

Quiere hablar.

No sé, Presidente, no sé, ese hombre es muy zamarro e inestable, hoy dice una cosa mañana dice otra, hay que andar con cuidado, yo desconfiaría, opinó uno que traía un guacal lleno de limones verdes y amarillos, recién llegado de El Furrial.

Para eso los convoqué, para oír sus opiniones, a ver que les parece.

Si se decide que hay que hablar con él, yo sería muy cuidadoso con el sitio del encuentro, muy cuidadoso.

Yo hablaría con él, sin problemas, fíjense lo que pasó con el Presidente de Corea del Norte, Kim Jong Un, al principio lo insultaba por la prensa y le decía hasta de que se iba a morir y al final hasta se cayeron bien, resultaron grandes amigos, por ahora según dice la prensa, acotó uno que casi no opina en las reuniones.

Pero si, hay que tener cuidado con ese señor… no se nos olvide que está en pleno período electoral y lo único que quiere es ser reelegido, dijo por su parte la Vice, mirando a las dos tazas que tenía frente a ella, una con el bebedizo y otra con café, tratando de decidir cual tomar primero.

Además, tenemos que tomar en cuenta el impacto que esta reunión tendría en la oposición, se deben estar revolcando de la rabia.

Yo creo que hay que hablar, con cuidado, pero hay que hablar.

No vaya a ser una trampa y lo que quieren es atrapar a Nicolás y meterlo preso delante de todo el mundo, son capaces de eso y mucho mas, acuérdense del general iraní Qasem  Soleimani, al que convocaron para negociar y después lo volaron con unos misiles, yo no me confío, que hablen por teléfono, mencionó una ministra que acababa de llegar del Rodeo II, donde fue a chequear como estaba Vivas Santana.

Y Presidente, ¿para cuando sería ese encuentro y quienes participarían?, preguntó alguien al boleo.

Eso está por determinarse, para eso los convoqué, por lo demás, iríamos los dos Trump y yo y llevaríamos algún asesor, cada uno, además de los traductores y el personal de seguridad.

El doctor, encargado de la cartera de Comunicaciones, con una cuchara le daba vueltas al bebedizo y parecía abstraído, finalmente habló: con el señor Trump tenemos que tener cuidado, nunca sobran los detalles de lo que observamos en su conducta, es capaz, sin la menor duda, de decir algo y al día siguiente o una hora después decir lo contrario, sin pestañear,  tenemos que esperar y ver y al final si la propuesta sigue en pie que se reúnan los Presidentes, estoy de acuerdo que el sitio es de suma importancia, podría ser un territorio neutral, quizá en México.

Y sería bueno sondear que piensa la gente de esa posible reunión, cuáles serían los temas a tratar y ver que se trae entre manos y como la ve la oposición.

A mi no me gusta la idea de que se reúnan si no retiran la recompensa que están ofreciendo por el Presidente Maduro, sería mucha tentación para algún ambicioso que quiera jugar fuera de lo planteado y ganarse unos buenos reales, ripostó el único militar presente en la reunión.

Lentamente fue desapareciendo el volumen de los micrófonos que teníamos instalados en la sala y no pudimos espiar hasta el final de la consulta, no sabemos a que conclusión llegaron.

Eso si, nos gustaría saber que piensa usted amigo lector, debe reunirse o no el Presidente Maduro, quien siempre ha deseado un encuentro, con el presidente de los EEUU, Donald Trump, será seguro, será recomendable, qué le parece a usted?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1212 veces.



Luis Enrique Sánchez P.


Visite el perfil de Luis Enrique Sánchez P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad