A Trump le saldrá el tiro por la culata

No existe fundamento alguno para enjuiciar a Maduro ni a Diosdado Cabello.

Trump, ordenó a su poder judicial y al poder fiscal, que se atacara inmisericordemente a todos aquellos que figuran en altos cargos dentro del gobierno venezolano.

Todo es producto innegablemente de los desafueros que han mantenido en unión de Guaidó dentro de la República Bolivariana de Venezuela.

Han sido muchos los fracasos que han tenido en la búsqueda de sacar del gobierno a Nicolás Maduro Moros, quien es el presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela y quien inteligentemente ha sabido sortearlos.

Desde atentados magnicidas, pasando por desestabilizaciones económicas y sociales, producto de la cruel actividad de grupos conformados, dirigidos por Guaidó, que unidos con un país, que trata de ser el "defensor mundial", como los son los Estados Unidos de Norte América, arremeten en contra de las autoridades debidamente instituidas conforme a nuestro contrato social.

En efecto, de observar, la actividad, criminal, que vienen propiciando en contra de nuestro país, sacaremos las conclusiones debida y podremos darle o no la razón a este imperio que solo quiere despojarse de una problemática económica y social por la que pasa. El gerente que esta al mando de la Casa Blanca, efectivamente es un gerente, pero desde el punto de vista político, donde se mueve, en nada se relaciona con el debido pensar y análisis que se le deben dar a los acontecimientos de este país y a los países con que se relacional mundialmente. Es una gerencia fracasada.

En efecto, no hay que negar, que los Estados Unidos, han sido un ejemplo en materia científica, han sabido llegar a solucionar entuertos científicos con sus gentes o con gentes científicas reclutadas, bajo amenazas o bajo promesas, como sucedió con el padre de la cohetería, que provenía de los nazis.

Pero esos avances científicos, no le dan razón a ningún gobierno, de actuar en contra de las instituciones creadas dentro de un país, como el nuestro.

Efectivamente, hemos sido objeto de injerencias políticas, que solo afectan al venezolano como tal e injerencias económicas que indudablemente, vienen a producir, una merma interna, que afecta la vida social, la economía, el comercio, la salud, en fin, la vida del venezolano.

Yo como venezolano, y abogado, conocedor de muchos hechos, que afectan integridades morales, producto de intereses escondidos, me permito mostrar, y afirmar, que las actividades judiciales que se han emprendido, en contra de nuestro presidente NICOLAS MADURO MOROS, de la manera que lo han plasmado, se apartan de la realidad, permitiéndose entrar en realidades virtuales que no tienen efectos en ninguna clase de juicios.

En derecho tenemos que todo lo que se diga debe ser probado. Ahora me referiré a las acusaciones incoadas por la autoridad fiscal de los EE UU, donde de una manera muy liberal, se acoge a "denuncias" sin fundamento alguno, formuladas por quienes de una u otra forma, han producido en nuestro país un desasosiego, una inestabilidad, producto de hechos delictuales.

Es muy fácil, quitarse de encima el poder de la justicia y amparase ante un gobierno enemigo de un país, como es el presente caso de los EE UU en contra de Venezuela.

¿Cómo, el Fiscal General y otros Fiscales en NY y otros estados, podrán demostrar, ¿que efectivamente sus acusaciones son ciertas?, cuando, solo utilizan hechos narrados por interesados, afectos a una oposición política desenfrenada.

La respuesta será, ante cualquier tribunal penal serio, en el mundo, una decisión de absolución de dichas acusaciones infundadas y sin sentido.

Tenemos que en estos días pasados, el Fiscal General de los Estado Unidos WILLIAM P. BARR, junto con el Fiscal Federal GEOFFREY S. BERMAN del Distrito Sur de Nueva York, la Fiscal Federal ARIANA FAJARDO ORSHAN del Distrito Sur de Florida, el Fiscal Adjunto BRIAN A. BENCZKOWSKI de la División del Departamento de Justicia, Administrador Interino UTTAM DHILLON de la Administración de Control de Drogas de EE UU y la Directora Ejecutiva Asociada Interina, Alysa D. Erichs, de Investigaciones de Seguridad Nacional del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos, acusaron, a NICOLAS MADURO MOROS, al decir de estos como Expresidente de Venezuela, con ello desconociendo que, es el actual presidente constitucional de la República, y al Ministro de Defensa de Venezuela y el Jefe de Justicia Suprema de Venezuela. Como podrá notar el lector, por una parte, han venido desconociendo la legalidad de los cargos, tanto del propio presidente de la República así mismo, los ministro y hasta el propio Poder Judicial de Venezuela instituido y dirigido por el actual presidente del Tribunal Supremo de Justicia. De entrada, tenemos que la acusación es cantinflerica, ya que por una parte desconocen como presidente a NICOLAS MADURO MOROS y por la otra, reconocen a sus ministros, nombrados por éste, en el initio de tal escrito que presentan públicamente como acusación.

Ahora bien, del análisis de esta primera parte vamos a tener presente que, estos Fiscales, están inhabilitados para actuar, por cuanto hay un manifiesto interés de perjudicar la imagen de quien ostenta el cargo de presidente de la República Bolivariana de Venezuela, NICOLAS MADURO MOROS. Ello es así aquí en Venezuela, como en cualquier parte del mundo, incluyendo a los EE UU. En efecto el solo presentar, todas las declaraciones, que el presidente TRUMP ha hecho en contra del gobierno de Venezuela, que todos conocemos internacionalmente, vamos a sacar conclusiones claras de que, existe un MARCADO INTERÉS de que saquen del poder, a quienes dirigen actualmente a Venezuela, de cualquier manera, sea legal o ilegal.

Tenemos que el entorno político de DONALD TRUMP, y por órdenes de éste, como se puede demostrar, se ha dado a la tarea de atacar, las estructuras fundamentales de la República, con amenazas de INVASIONES, de reuniones con una persona y su entorno, que se ha dado a la tarea de autonombrarse como presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Es el caso de GUAIDÓ, quien, por otra parte, se presenta como presidente encargado y por otra parte como presidente de la Asamblea Nacional. Cargos éstos que se contraponen, aquí, en los EEUU y cualquier parte de mundo y que están en desacuerdo moral y constitucional, al punto que, ese cuerpo legislador, es quien recibe las Memorias y Cuenta de éste y siendo, ambos Poderes, en un solo poder, pues "paga y se da el vuelto". Es un hecho notorio y bochornoso, que no requiere prueba en contrario.

Ahora bien, tenemos que dentro del grupito de funcionarios fiscales de EE UU que, son ordenados por el presidente TRUMP, se encuentra, por si fuera poco, una Fiscal, con un nombre muy latino, posiblemente será de aquellas cubanas que, desertaron de la cuba de Fidel y que hoy, son nacionales americanos, con conflictos con su patria de origen y que muy bien pueden ser, las causas y el por qué, se les acusa a los miembros del gobierno venezolano; ello por ser Venezuela un país amigo de Cuba. En efecto esta Fiscal y así pido sea investigada, en caso de que cristalice, por la Corte que, pudiera llevar este caso, su nacionalidad de origen, que debería ser cubana, vean el nombre ARIANA FAJARDO ORSHAN.

En el escrito acusatorio que presentó la DEA en su página Oficial https://www.dea.gov/, que produce, al hacer Clic en la imagen ofensiva al pueblo venezolano, una pagina:

https://www.dea.gov/press-releases/2020/03/26/nicolas-maduro-moros-and-14-current-and-former-venezuelan-officials donde ésta, se nos muestra, de manera desenfrenada y marcada con odio, no con sed de justicia, a nuestro presidente y otros funcionarios del Estado venezolano, buscados como si estuviéramos en el lejano Oeste de esa nación. Presentan todo, esto sin importarle que, existe una Comunidad internacional, a la cual hay que respetar y que existen dentro de ese país, personas que no están de acuerdo, con esta actitud tomada por TRUMP.

Afirman en ese sedicente escrito acusatorio, que el régimen venezolano, una vez dirigido por Nicolás Maduro Moros, sigue plagado de criminalidad y corrupción. Por supuesto son decires sin fundamento alguno, que difícilmente podrán probarse en una Corte, en ese país, que, por cierto, sería una actividad judicial, en caso de que procediera, que se apartaría de toda legalidad, por cuanto se afectan principios de derecho procesal penal y de la propia Constitución de los EE UU, que se encuentran enmarcados dentro de legalidad.

En su extensa y rebuscada acusación pública, el Fiscal General de los EE UU, sin ninguna clase de respeto, a lo que significaría un proceso penal en contra de un ciudadano de esta altura, expresa que: "Durante más de 20 años, Maduro y varios colegas de alto rango supuestamente conspiraron con las FARC, causando la entrada de toneladas de cocaína y devastando las comunidades estadounidenses. El anuncio de hoy se centra en erradicar la extensa corrupción dentro del gobierno venezolano, un sistema construido y controlado para enriquecer a aquellos en los niveles más altos del gobierno. Estados Unidos no permitirá que estos funcionarios venezolanos corruptos utilicen el sistema bancario estadounidense para trasladar sus ganancias ilícitas desde Sudamérica ni promover sus esquemas criminales ".

Por supuesto que no queda claro, el interés que este funcionario Fiscal presenta, ordenado por TRUMP, ya que se habla de delitos de narcolavado, de terrorismo, de enriquecerse trasladando sus ganancias ilícitas desde Sudamérica, entendiéndose igualmente que estos funcionarios fiscales, apartándose de los sagrados principios que rigen el derecho internacional, afirman que con eso evitan la corrupción en países que no son los EE UU, como si estos, fueran los Fiscales y Jueces con competencia mundial, sin respetar la no intervención en los asuntos propios de cada nación.

Es un país quien debe reaccionar, mediante su mecanismo judicial, a los hechos que afecten al mismo, no que venga un gobierno extranjero, a imponer sus criterios jurídicos, que, en caso de no respetarse, sancionarían de inmediato, a manera de extorción, con medidas, como las que aplican actualmente a Venezuela.

Igualmente se lee en ese sedicente escrito acusatorio, que el fiscal federal Berman dijo: "El alcance y la magnitud del presunto narcotráfico se hizo posible solo porque Maduro y otros corrompieron las instituciones de Venezuela y brindaron protección política y militar para los crímenes de narcotráfico desenfrenados descritos en nuestros cargos. Como se alega, Maduro y los otros acusados tenían la intención expresa de inundar los Estados Unidos con cocaína para socavar la salud y el bienestar de nuestra nación. Maduro desplegó muy deliberadamente cocaína como arma. Si bien Maduro y otros miembros del cártel tenían títulos elevados en el liderazgo político y militar de Venezuela, la conducta descrita en la acusación no era la política o el servicio al pueblo venezolano. Como se alega, los acusados traicionaron al pueblo venezolano y corrompieron las instituciones venezolanas para llenarse los bolsillos con dinero del narcotráfico".

Ahora bien, por otra parte, este escrito acusatorio, de igual manera, viene a violentar los derechos de las naciones, ya que estos se imponen como jueces mundiales, abuso este que, la Corte Penal Internacional, no puede y así lo pido, aceptar, como es el caso, de citar una serie de infundados hechos punibles cometidos supuestamente y negado, por nuestro presidente y donde estos afirman, que los acusados, es decir nuestro presidente y otros, traicionaron al pueblo venezolano y corrompieron las instituciones venezolanas, para llenarse los bolsillos con dinero del narcotráfico.

En este sentido tenemos que con esas alegaciones indudablemente entran en la esfera jurídica de Venezuela, sin el menor desparpajo, atendiendo solo, por supuesto, a sus intereses económicos y políticos. Estos alegatos, necesariamente serian de aquellos que no pueden ser oídos por Corte alguna.

Por donde se observe, este ofensivo y nulo escrito acusatorio, demuestra que no tienen nada que probar, que sus alegatos son, solo producto del interés que tienen de entrar al país y posesionarse de sus bienes, como lo están haciendo, en estos momentos, con bienes de la República en territorio americano. ¿Quién, nos preguntamos, sería el delincuente?

Tanto es el interés que ha tenido TRUMP en desacreditar, de forma vulgar y sin sentido, la moral, al presidente de Venezuela y de otros, que esto no se queda de este tamaño, éste aplica lo que en Venezuela se dice "si pelo el chingo agarro el sin nariz". Por supuesto que han sido muchas las acciones que han emprendido, en contra de Venezuela, desde los EE UU, evidentemente con los ojos cerrados de las instituciones internacionales, que rigen esos comportamientos y materia, propiciando invasiones militares, y aplicado medidas de manera unilateral, que afectan la vida del venezolano, su economía, su seguridad, al punto que han impedido que a nuestro país, lleguen medicinas, para atacar este mal, que al mundo arropa, como es el coronavirus.

Por cierto, virus este que en los EEUU no han podido controlar y se dicen cosas muy graves, en cuanto a quienes, han sido los generadores y creadores de este virus.

Ahora en cuanto a que le van a seguir juicios por narcotráfico y terrorismo a personeros de este régimen, les diré que se debe estudiar, y eso no resiste análisis alguno, y preguntarse, que país es el mayor consumidor de droga en el mundo e igualmente, cual es el país de mayor producción de droga del mundo. Tomando en cuenta que un país donde se propicie y se tenga la estadística de ser el país más consumidor de drogas en el mundo, deberíamos sentarnos a analizar esto, para luego poder tomar en cuenta, cualquier clase de denuncia sobre narcotráfico, ya que evidentemente ese país se pasea por esos predios.

En efecto, si los EEUU representan una potencia mundial en el consumo de drogas, por qué, este presidente TRUMP, no se da a la tarea de, investigar y enjuiciar, a quienes, como funcionarios, están en las fronteras, a los organismos como la DEA, FBI y otros, que permiten que ese pais se bañe de drogas ilicitas, de manera de tener culpables verdaderos y efectivos, que proporcionan estos hechos y con ello, bajar esos altos índices de corrupción y de consumo de drogas, que verdaderamente vendrían a fortalecer a ese país.

De igual manera, sin intervención, por parte de los EEUU en los asuntos internos, podrían recomendar, al gobierno de DUQUE de Colombia, medidas que permitan, que no se sigan, produciendo grandes cantidades de toneladas de drogas que, lo ha colocado en el principal productor de droga en el mundo.

Entonces tenemos por una parte al mayor productor de droga del mundo, confabulado políticamente, con el mayor consumidor de drogas en el mundo, como lo es los EEUU, en un ataque desenfrenado a Venezuela, "ique" por narcotráfico y terrorismo. Verdaderamente que estamos ante una novela cantinflerica. Allí esta el detalle. No se le puede dar crédito en esta materia a naciones propiciadoras de estos males no solo en sus países sino en el mundo entero.

Nada dicen de esto, los EEUU. Atacan y atacan la moral de quienes, solo han realizado gestiones de gobierno y que experimentaron, como un nuevo orden político y social, que ha generado adeptos y seguidores, en grandes cantidades miembros de masas, por supuesto con ideales diferentes, a los ideales políticos de TRUMP. Observamos que el sentido razón y ser es necesariamente político, que va en contra de cualquier proceso judicial válido

En definitiva, tenemos que las acciones que emprendieron, los Fiscales en los EEUU, en contra de nuestro presidente y demás miembros, se caerán por no tener, un sustrato propicio, que permita demostrar esas "realidades" que quieren imponer, como majestades del mundo. A quien se debe abrir juicios es a TRUMP por Lesa Humanidad.

De igual manera y por último tenemos que evidenciar que uno de los mas alarmantemente "buscados" CLIBER ALCALA, se entregó a las autoridades de Colombia, seguramente no le "pararan" por lo que sabe y dijo. Efectivamente este personaje afirmó, ser el que contrató al colombiano que trasladaba, bajo su orden, unas armas de guerra, que permitirían, con su uso, sacar de poder a NICOLAS MADURO MOROS, precisamente a quien las autoridades de los EE UU por órdenes de Trump tratan de encausar en un juicio imposible, por narcotráfico y terrorismo y corrupción. Con lo que tenemos que queda demostrado que existe un alto interés de perjudicar a la nación venezolana y que de ser cierto que en los EEUU, se imparte una justicia, se tendría que enjuiciar a GUAIDO y TRUMP. Tenemos de acuerdo a declaraciones públicas de CLIBER ALCALÄ, precisamente a quien de igual manera lo señalan y le colocan un precio a u cabeza, que esas armas, las compró JUAN GUIDO, para atacar al ejército de Venezuela y crear caos y muertes, que este fue apoyado por TRUMP lo que viene a demostrar que, todo lo denunciado por esos fiscales de los EE UU, son acusaciones totalmente falsas, producto de ordenes de TRUMP. Ya veremos lo que va a suceder. Mi interés, por ser venezolano y ser abogado, es buscar la verdad verdadera, no la verdad montada, como en el presente caso. Estos hechos, presentados, sin valor alguno, harán que TRUMP no llegue a ser el 46 presidente de los EEUU.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 967 veces.



José Agustín Reverón


Visite el perfil de José Agustín Reverón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: