Trump al presentar a Guaidó me recordó a Somoza

"Frío e insípido es el consuelo

cuando no va envuelto en algún remedio"

Platón

Al ver el video lanzado al mundo con todo el poder mediático, donde el pistolero de la Casa Blanca con el mayor descaro presento al autoproclamado venezolano: "como el verdadero y legítimo presidente de Venezuela" me vino a la memoria la expresión del presidente Franklin D. Roosevelt, quien con el mayor cinismo de mandatario alguno de los Estados Unidos, se refirió al sanguinario dictador nicaragüense: Somoza: "Puede ser que Somoza sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta" A Somoza y Guaidó, los van a recordar por su servilismo y entrega total al imperialismo, pero separados paradójicamente por algo que sorprende; mientras Somoza, pedía para mejorar Nicaragua; Guaidó, pide sanciones para poner a sufrir a su pueblo ¡Fin de mundo!

Desde que apareció en escena el autoproclamado, por primera vez se ve tan serio, que parecía un niño malcriado, cuando lo llevan a la escuela a regañadientes, y se sienta a esperar la orden de la maestra para la vuelta a casa. Nada de sonrisas de oreja a oreja, ni selfi; parece que fue ubicado para, que solamente levantara la mano al nombrarlo, y después nos vemos en otra parte sin pose. Ni siquiera le dieron la oportunidad de arrimarse a su amo, porque lo conocen, y saben que se le puede salir–las boberías– el infantilismo; lo único sobresaliente en todas sus actuaciones.

Esta visita del autoproclamado a suelo estadounidense, no es un simple paseíto de turista; se produce en el preciso momento, cuando tenían en un supuesto juicio político –impeachment– ha Donald Trump, del cual salió absuelto y envalentonado; pero además, el mismo interino se encuentra totalmente devaluado en las filas de la oposición; lo demuestran las últimas reuniones, con más frustraciones que motivaciones, parecen las muy de modas ventas de garaje, se acercan algunos curiosos en busca de alguna novedad, y después viene el chaparrón de mensajes para descalificarlo, como un verdadero mentiroso.

Al interino lo están exprimiendo por las características del personaje. Lo moldearon exclusivamente para realizar una tarea nada fácil, y hasta los momentos ha venido cosechando fracasos, y como dice la canción del gran Simón Díaz: "Después de esta no hay otra oportunidad" y eso, es, lo que espera a este arrastrado, a menos que encabece una invasión del gobierno estadounidense, pensando en un hipotético arrase en suelo venezolano, para después dejarlo en el poder, como han hecho en infinidades de veces en otros países, sembrando hambre, miseria y muerte.

La estadía está convertida en una verdadera incógnita; todo el mundo se pregunta: ¿Cómo va entrar? Lo lógico es, como salió; sí, es que regresa, no hay otra, a menos que Trump, le tenga listo un bombardero para iniciar la operación–invasión– Guaidó. Lo cierto es, que Trump, de ahora en adelante tiene que seguir con el "bacalao" a cuestas; lo contrario es reconocer su propio fracaso, porque él, es, el que "engendró" a esta bestia, tan miserable, que en el momento de anunciarlo se le reflejó en el rostro, todos los calificativos que lo comparan con un bobo. El autoproclamado necesita muletas, porque no da más. Es tan mediocre, y en ese corto andar se consiguió al menos arrastrado y gris Iván Duque, a quien lo presentaron, como graduado en la universidad Harvard, pero sus actuaciones han demostrado ser un simple servir del imperialismo, al punto que parece una competencia entre ambos personajes; por algo un amigo colombiano, quien solamente tiene de estudios los aprendidos en los caminos de la vida, en una conversación muy ligera me dijo: "Guaidó, y Duque, parecen cortos de mente".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1169 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a286890.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO