El miedo a Maduro

Muchos han sido los rumores de los terroristas y golpistas por el diálogo entre el Gobierno y la oposición que se reinició en Noruega y que sigue en Barbados; un diálogo en el que siempre ha insistido el presidente de la paz, Nicolás Maduro Moros, en su incansable empeño de llevar bienestar al pueblo venezolano asediado por la violencia de Voluntad Popular (VP), Primero Justicia (PJ), Un Nuevo Tiempo (UNT), Acción Democrática (AD), entre otros grupos hamponiles.

Pero más que rumores hay un miedo evidente en la oposición nacional e internacional, así como lo leen, hay pavor al presidente Maduro, aunque usted no lo crea. Y no es para menos. El máximo líder de la revolución venezolana ha enfrentado las acciones desestabilizadoras más brutales que se puedan ejecutar contra Presidente alguno, sin embargo, ahí está en el poder apoyado por la mayoría consciente de tal situación, porque como se sabe en este planeta, el imperio norteamericano quiere nuestras riquezas para lo cual ha financiado todas las insurrecciones en la Patria de Bolívar, y en Venezuela hay unos traidores de VP, PJ, UNT y AD, dispuestos a vendérsela, es más, ya han cobrado la entrega por adelantado, solo que les han fallado los golpes de estado.

Y si no creen que han cobrado por adelantado parte de la entrega de Venezuela, pregúntenle a Julio Borges millonario en Colombia, al "Vampiro" Antonio Ledezma, en España, al mismo "Juanito Alimaña" Guaidó, a quien le abrieron las puertas para que hiciera estragos robando en Citgo, en Monomeros; a todos esos apátridas corruptos que cuando son descubiertos por ladrones en Venezuela, van a los EEUU a venderles mentiras a la CIA y a todos esos organismos de inteligencia en sintonía con el golpe a la revolución.

Pero, en fin, les hablaba del miedo a Maduro que oculta la oposición, miedo que se ve perfectamente reflejado en la misma campaña de descalificaciones que ejecuta en su contra la canalla mediática. Maduro tirano, dictador, enemigo de la democracia; las encuestadoras publican sondeos, según el cual, no ganaría una reelección, sin embargo, por nada de este mundo lo quieren de nuevo como candidato presidencial porque, repito, le tienen pánico. Saben que les gana en este y en todos los terrenos tal cual les ha ganado.

La oposición golpista primero soltó la mentira de que la condición principal que llevaban a la mesa de conversaciones, eran las elecciones presidenciales, para luego dejar correr la especie, de que los comicios tendrían que ser sin que Maduro se relanzara. Lo planteaban por los medios como algo obligatorio, como una propuesta ineludible, como si ellos tuvieran moral para hacer alguna imposición seria, responsable, de cara a la paz del país. Incluso, han llegado al colmo de barajar nombres de posibles candidatos revolucionarios como Diosdado Cabello y Héctor Rodríguez.

De cualquier manera, ante esta situación, cabe preguntarse: ¿Por qué si Maduro es mal gobernante, no lo dejan que se caiga por su propio peso? ¿A qué le temen? ¿Qué necesidad tienen de aplicar esas sanciones gringas, para hacerle pasar hambre a la gente? ¿Por qué ese bloqueo criminal impuesto por el psicópata Donald Trump, que no permite que lleguen a Venezuela medicinas, alimentos, gasolina? ¿Por qué esa confabulación delictiva, para que Juanito Alimaña Guaidó se robe de Citgo la plata de pagarle el tratamiento a los niños enfermos en el exterior y después salir a culpar a Maduro?

¿Por qué los intentos de asesinarlo? ¿Por qué ese empeño de los gringos en tratar de quebrantar la solidez de la unión cívico militar? ¿Por qué esos constantes llamados a la FANB, para que lo traicione? ¿Por qué toda esa organización y sincronización mundial de países y organismos multilaterales para que lo ataquen, como hace el Cartel de Lima, un sector de la Unión Europea, la OEA…?

Camarada lector, camarada lectora, no hay explicación, la única explicación que hay es que le tienen miedo, saben que les vuelve a ganar y les ganará siempre, porque es que el fracaso de los opositores no se debe solo a los chavistas, sino a ellos mismos, que son tan ineptos que, aparte de no aprender de sus propios errores, ni siquiera son capaces de copiarse de Nicolás Maduro.

En cambio, nuestro Presidente consciente y seguro de que ellos (los opositores) si son realmente unos incapaces, unos derrotados, unos fracasados, unos inservibles como políticos, sin el más mínimo temor, los deja quieto con sus errores para que se autodestruyan solos como hizo con Capriles Radonski, Leopoldo López, Freddy Guevara, Ramos Allup, Henri Falcón y ahora con Juanito Alimaña Guaidó…

La oposición tome la estrategia que tome, la desarrolla basada en dos errores fundamentales: 1) La violencia 2) El reptilismo a los gringos. Y en Venezuela no se quiere ni terrorismo ni gente tutelada por ese imperio asesino, que sabemos es el más criminal del mundo. Venezuela necesita una oposición de verdad, que ayude a cogobernar, y si hace críticas, que las haga en función del bienestar del pueblo y no del Gobierno de los EEUU que quiere las riquezas de nuestro país.

Ahora, Maduro, tome la estrategia que tome, pasa primero por la paz y el bienestar del pueblo, y ahí agarra a los golpistas como pajaritos en jaula atrapados en su propio terrorismo y en su propio servilismo yanqui.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4726 veces.



Gian Carlo Di Martino

Politólogo, profesor, abogado. Ex-Alcalde de Maracaibo. Cónsul de Venezuela en Milán - Italia.

 giancarlodimartino2017@gmail.com

Visite el perfil de Gian Carlo Di Martino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a280745.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO