¿Qué pasará en Venezuela?

No somos pitonisos pero insistimos que en el campo de las relaciones internacionales existen acontecimientos que se producen sin ser predecibles fácilmente. El azar también debe ser considerado.

En el artículo ¿Qué hacer con Venezuela?, publicado el 18/09/2018, dijimos que desde hace 20 años los presidentes de Estados Unidos, los think tank, y los que realmente mandan en ese país: los "poderes fácticos", se han planteado la interrogante de qué hacer con nuestro país.

Todo ello porque la Revolución Bolivariana se convirtió en un "mal ejemplo" para su política de imposición en América Latina y El Caribe, al impulsar proyectos de integración propios de la región, como Alba, Unasur y la Celac y también se convirtió en una "piedra en el zapato" porque a pesar de todas las amenazas, los chantajes, la presión y el bloqueo financiero y económico, Venezuela no se doblega, más bien sigue erguida y latiendo con su corazón rojo, noble y en resistencia activa.

Por otro lado, en otro artículo: "Venezuela. ¿Un asunto de geopolítica?", publicado el 12/02/2017, decíamos que ya el caso Venezuela dejó de ser un tema regional para convertirse en un asunto de geopolítica mundial, así como fueron en su momento con los casos de Afganistán, Irak, Irán, Libia, Corea del Norte

Rusia y China, como potencias que son, están en una disputa por la hegemonía del mundo, con el gran y único hegemon al menos desde 1990: Estados Unidos.

Es decir, Venezuela, aparte de ser un "mal ejemplo" y una "piedra en el zapato" en el Continente Americano, ahora es clave en el actual ajedrez geopolítico del mundo. De allí que sea tema central en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

A partir de esas consideraciones y sobre la base de lo que la historia nos deja como legado - para el presente y el futuro-, haremos un ejercicio de reflexión sobre cuatro escenarios que se vislumbra en el horizonte para nuestro país.

El de los imponderables: ¿Maduro terminará su período presidencial?

El 20 de mayo de 1918 se realizaron unas elecciones presidenciales y salió victorioso Nicolás Maduro Moros, gobernante en ejercicio, con más de 6 millones de votos (67%), mientras que el principal candidato de oposición, Henry Falcón, obtuvo casi 2 millones de electores. En total participaron 9 millones de un total de total 20.626.978 venezolanos habilitados para ejercer su derecho al voto. El nivel de participación llegó a 45%, muy superior, por cierto, al que se da en otras naciones que se colocan como ejemplos de democracia.

Dos días después, cuando el Consejo Nacional Electoral (CNE), procedió a la proclamación como presidente reelecto de Nicolás Maduro, la mayoría de los diputados de la Asamblea Nacional (en desacato) aprobaron un acuerdo en el que declaraban que esas elecciones fueron inexistentes y anulaban dicha proclamación.

Ya, antes, voceros del gobierno de Estados Unidos, la Unión Europea y de algunos países de América Latina habían manifestado su desacuerdo con la realización de estas elecciones.

Después de la juramentación, el 10 de enero de 2019, por parte del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Nicolás Maduro Moros como nuevo presidente para el período 2019-2025, la campaña de desconocimiento arreció, comandada por el que se considera el mandamás del mundo: el gobierno actual de EEUU.

Debe recordarse que las cabezas visibles de los gobernantes actuales de Estados Unidos (Donald Trump. Mike Pence, Mike Pompeo, John Bolton, antes Kurt Tidd, ahora Graig Faller, Marcos Rubio), habían fijaron el año 2018 como el fin del final, como diría Eduardo Liendo en su novela Contigo en la distancia, del gobierno de Nicolás Maduro.

Ahora, dicen e insisten, que es un gobernante ilegal e ilegítimo como resultado de unas "elecciones fraudulentas" y, por tanto, no lo reconocen como presidente.

Al anterior desconocimiento se unen la mayoría de los países de la Unión Europea y los gobiernos del "grupo de Lima", exceptuando México, y algunos otros de la llamada comunidad internacional.

Aunque la mayoría de los países que integran las Naciones Unidas sí reconocen la legalidad y legitimidad del presidente Nicolás Maduro, el gobierno del hegemon, EEUU, con su crisis que padece internamente y que no puede ocultar, que podría llevar a un enjuiciamiento de Donald Trump, sigue teniendo un peso muy fuerte en la arena internacional y en particular en esta zona del mundo.

De allí que la situación se vislumbra nada fácil para que el presidente Maduro pueda concluir el período presidencial 2019-2025, para el cual fue electo por el pueblo venezolano.

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, un Hawk (halcón) ultra conservador, ex funcionario de George W. Bush que participó en la charada destinada a probar que había armas de destrucción masiva en Irak y uno de los más activistas enemigo, convicto y confeso, del gobierno venezolano, en una entrevista a la cadena CNN, dijo:

"Estamos tratando de obtener apoyo para la transferencia pacífica del poder de [el presidente venezolano] Nicolás Maduro a [el líder opositor venezolano] Juan Guaidó, a quien reconocemos como presidente encargado" y destacó que esa coalición debe ser "lo más amplia posible".

No obstante, los imponderables existen en política y recordemos el "hueso duro de roer" que ha significado el presidente sirio Bachar el Asad, muy a pesar de que la administración de Barack Obama, utilizando como excusa la acusación de los grupos armados apoyados por su gobierno y sus aliados de occidente, había dicho ante el mundo que ese gobernante era responsable del ataque químico del 21 de agosto de 2013 en la ciudad capital de Damasco, es decir, había cruzado la "línea roja" y por tanto procedía una invasión aérea.

Pero la firme determinación del gobernante ruso, Vladimir Putin, de apoyar a su aliado sirio, sumado al rechazo de la "opinión pública" y del Congreso estadounidenses, produjo que tal decisión se echara para atrás el día 30 de ese mismo mes.

Así que amanecerá y veremos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1288 veces.



Franklin González

Doctor en Ciencias Sociales, UCV. Sociólogo, Profesor Titular, Ex Director de la Escuela de Estudios Internacionales de la UCV. Profesor de Postgrado en la UCV, la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela y en el Instituto de Altos Estudios ?Pedro Gual? del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores. Fue embajador en Polonia, Uruguay y Grecia.

 framongonzalez@gmail.com

Visite el perfil de Franklin González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franklin González

Franklin González

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a277289.htmlCd0NV CAC = Y co = US