Fuerzas extranjeras en nuestro contexto geopolítico bolivariano

El último éxito de Netflix es una película de Sandra Bullock que en español se titula “A ciegas”. Se trata de la presencia de extrañas criaturas que nunca aparecen en la pantalla y que en la trama no pueden ser vistas porque te impulsan al suicidio. Hay que vendarse los ojos para no mirar esas sombras. Quitarse las vendas, es mortal. Ese es el drama calificado como apocalíptico, que la famosa actriz atraviesa en compañía de dos niños mientras el público gime, mastica uñas y trata de sujetar el encabritado sistema nervioso. Ha establecido récord, informan los productores…Relaciono esto con la expresión también dramática del hombre público español Javier Nart, al ver sin venda en los ojos esta Venezuela convulsionada, sin ley, sin justicia, sin verdad, sin paz, atrapada por un caos que se extiende por más de nueve meses, necesitada de un diálogo funcional: “Siento una profunda tristeza. Jamás pensé que la bandera tricolor, terminaría así. Nunca lo imaginé”, dijo Nart mostrando una amargura indescriptible, dando la impresión –aunque estaba previamente enterado de todas las distorsiones- de haberse quitado una venda y mirado lo que Sandra Bullock evitó, para seguir a ciegas, sin aterrorizarse.

En las redes sociales, vemos puros círculos imaginarios que, entristecen profundamente porque la oposición venezolana ha engañado a un buen número de ciudadanos que creyeron en la MUD, Coordinadora Democrática, ahora están acéfalos y creen en cualquier premisa, han sido idiotizados, buscando una explicación a lo inexplicable. Sin vendas en los ojos, el gobierno bolivariano, ahora quiere imponernos una dictadura de corporaciones y negociadores de la mentira para perpetuarse en el poder y empobrecer más el país, entregando nuestras riquezas sin requisitorias de ley y, afilando su mirada hacia el oro para hacerse multimillonarios a nombre de una supuesta revolución que jamás ha existido porque no hay alimentos y medicinas en las vitrinas de los hogares venezolanos.

La vieja generación de los 50 que luchó por la instauración de un movimiento revolucionario se siente frustrada, atrás quedaron los fallecidos y, un combatiente llamado miliciano con hambre y comiendo pura lenteja con hueso rojo no sirve, no tiene visión y percepción para manejar su contexto geopolítico.

Los delitos en seguridad nacional son graves, alguien debe responsabilizarse por esto, el socialismo alemán es un camino de libertad y, de allí fue tomado su nombre para implementar una gesta sobre Latinoamérica y los ejércitos sureños se distorsionaron y escribieron su propia venda en los ojos y prácticamente violentaron el orden territorial y geopolítico, dañando la misión encomendada al Sr. Nicolás Maduro Moros en la aplicación de un Nuevo Orden social en Sudamérica.

Las FANB esta a tiempo de neutralizar a quienes motivan una guerra interna en nuestro país y llamar a unas elecciones, porque tenemos un presidente, pero el proceso, no los resultados fueron absolutamente viciados, además de la violación de Derechos Humanos de una manera progresiva.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 436 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a276108.htmlCd0NV CAC = Y co = US