El aumento del combustible, el sueño del imperio

Con el anunciado aumento del precio de la gasolina a precios internacionales, los imperios capitalistas por fin han conseguido con este gobierno lo que trataron de obtener infructuosamente durante más de treinta años. Ni siquiera los gobiernos de Carlos Andrés Pérez y Caldera, con todo lo vende patria que fueron, cedieron ante esos designios imperiales.

-Para entender el porqué de ese objetivo, debemos definir el imperialismo actual.

-LA VISION DEL LENIN SOBRE EL IMPERIALISMO

-El imperialismo como tal fue definido por Lenin en 1916 como la fase superior y última del capitalismo. Para la esa época existían varios países cuyo desarrollo económico los habían llevado a poseer territorios coloniales que les garantizaban el suministro de materias primas para sus economías y mercados para sus mercancías, tal como lo explicó Lenin cuando afirmaba que:

-La posesión de colonias es lo único que garantiza de una manera completa el éxito del monopolio contra todas las contingencias de la lucha con el adversario.

-También Lenin explicó que este régimen imperialista devenía, obligatoriamente, en guerras entre los diferentes imperios por controlar los territorios coloniales, tal como se confirmó en las dos devastadoras guerras mundiales que ocurrieron en la primera mitad del siglo pasado.

-EL NUEVO IMPERIALISMO CORPORATIVO

-Precisamente, el horror de esas conflagraciones llevó a los teóricos del capitalismo a proponer un nuevo tipo de imperialismo, que les garantizara el dominio del mundo y eliminase las guerras entre los imperios capitalistas, tal como lo explicaron los editores de las revistas Fortune, Time y Life en el año 1942, en plena guerra mundial, en los siguientes textos reproducidos en la publicación El Nuevo Desafío Imperial, Socialist Register 2004, pp. 35 a 37, editado por el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, Argentina y en el cual afirmaron que

-"América va a surgir como la potencia más poderosa del mundo de posguerra y por lo tanto, depende de ella decidir qué tipo de orden de posguerra quiere"

Este orden sería un nuevo "imperialismo americano" "que no necesita extraterritorialidad" y que "en lugar de vendedores y plantadores, sus representantes pueden ser cerebros y tractores, técnicos y máquinas herramientas"

Para conseguir esto era necesario "usar la política fiscal como instrumento equilibrador, como sus poderes legislativos y administrativos para promover y fortalecer a la empresa privada, removiendo los obstáculos a su expansión natural". Esto produciría "un contexto expansionista en el que tarifas, subsidios, monopolios, regulaciones laborales, feudalismo plantacionista, impuestos, atraso tecnológico, leyes impositivas obsoletas y todo tipo de barreras a la expansión puedan ser removidos".

-Si bien este nuevo imperialismo se planificó en la década de los cuarenta del siglo pasado, el curso de la guerra y el surgimiento del campo socialista ralentizaron su implantación. No fue sino hasta finales de la década de los ochenta del siglo pasado cuando el estalinismo se desmoronó, que los países imperiales pudieron poner comenzar a poner en práctica su plan de dominación con el control de las economías de los países neocoloniales mediante la aplicación en los mismos un conjunto de medidas que lubricaran ese dominio, y que fueron bautizadas como las tesis neoliberales.

-Las mismas tienen el objetivo de facilitar que

a) las grandes empresas de los países imperiales dominen el grueso del aparato productivo de las naciones dominadas, bien con sus propios instalaciones, bien adquiriendo las más importantes industrias locales, como sucedió con Pampero, Pastas Ronco, Aceite Branca, y muchísimas más.,

b) que ese dominio se traduzca en un abundante traspaso de ganancias hacia la metrópoli,

c) que se castre el desarrollo de cualquier industria local que pueda competir con dichas transnacionales

d) que se forme una estamento social de empresarios y políticos dependientes de dicho sistema que garanticen la defensa del mismo en dichos países y

e) que los pueblos dominados tengan acceso a un mínimo de ingresos, si bien es cierto que están muy lejos de los que obtienen los habitantes de los países dominantes, garantizan un nivel tal que garantice la gobernabilidad.

-LA RECETA IMPERIAL PARA VENEZUELA

-En ese contexto se entiende perfectamente porque la insistencia imperial de que en Venezuela el combustible sea igualado a niveles internacionales, porque así nos eliminan de un plumazo una tremenda ventaja comparativa a la hora de emprender cualquier desarrollo industrial autóctono, dado el peso que el gran peso que costo del combustible en los procesos productivos, no solo en la producción en sí, sino en el transporte interno.

-Es preocupante que esta no sea la única medida de corte neoliberal que ha tomado el equipo económico de este gobierno y que apuntan a mantener e incrementar la actual dominación neocolonial.

-El énfasis en

A) En la explotación minera y su exportación, para impedir que se usen localmente en el desarrollo de una industria aguas abajo como quería Chávez;

B) n el desarrollo del turismo para los habitantes de los países dominantes con la excusa de traer divisas, que en realidad solo beneficia a las grandes líneas aéreas y a las cadenas hoteleras, cuando nuestras belleza naturales deberían ser para el disfrute de los venezolanos, como lo soñaron Pérez Jiménez y Chávez;

C) En el proyecto de dirigir nuestra economía hacia un perfil exportador para impedir que empresas locales compitan localmente con las grandes transnacionales y ponga en peligro su dominio;

D) En el incremento del IVA, impuesto dirigido a que sea el consumidor final, es decir el pueblo, el que cargue con la carga del Estado;

E) En la disminución del ISR y la implantación de evitar la doble tributación para no pechar a las grandes corporaciones extranjeras, etc., etc., etc. también son acciones que han sido promovidas en la región por los teóricos imperiales para implantar su dominación y que uno observa con muchísima preocupación cómo han tomado cuerpo en la actual administr5ación.

-HAY QUE RETOMAR EL PENSAMIENTO DE Chávez

´-En lo personal no comparto la idea de que las mismas forman parte de un plan siniestro del gobierno por instaurar el neoliberalismo. Sería un verdadero contrasentido.

-Pero si creo que dentro de esos "Asesores Internacionales" que tanto se mencionan se haya colado más de un agente encubierto del Departamento de Estado disfrazado de revolucionario.

-Para mí es cuestión de vida o muerte iniciar una discusión profunda sobre esto, que vaya más allá de los estrechos límites sectarios del PSUVE y que logre incorporar a las lúcidas mentes patrióticas de todos los sectores del proceso. Hay que recordar que no solo perdimos a Chávez, sino que muchos de los intelectuales y pensadores que ayudaron a formar el proyecto han desaparecido físicamente, como Muller Rojas, Carlos Escarrá, Luis Tascón, y muchísimos más.

-Para tener una mejor apreciación de las verdaderas intenciones del pensamiento neoliberal con respecto a Venezuela, recomiendo leer el libro "Venezuela, el reto de la competitividad" Ediciones IESA, 1994, escrito por Michael Enright y Antonio Francés, en cuya elaboración participé como colaborador, asistiendo a numerosas reuniones de trabajo lo que me permitió descubrir el proyecto neoliberal en toda su magnitud.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 742 veces.



Carlos Enrique Dallmeier


Visite el perfil de Carlos Enrique Dallmeier para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos Enrique Dallmeier

Carlos Enrique Dallmeier

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a268788.htmlCd0NV CAC = Y co = US