En política el camino de la mentira nunca da buenos frutos

En política la credibilidad es el activo más valioso.

Se puede comparar su pérdida con un espejo que se rompe, el cual, por más que se peguen sus pedazos, nunca volverá a reflejar la imagen correcta.

Esto lo decimos porque en el día de ayer lunes 17 de enero vimos por VTV a un periodista resaltar los aspectos más importantes del discurso de Maduro en su presentación de la Memoria y Cuenta, afirmando en forma eufórica que el gobierno había derrotado la hiperinflación al llevarla al 7% en diciembre, la misma cifra de la experimentada por Estados Unidos en el pasado diciembre.

Argumentando además, que a esa cifra se llegó a pesar de las medidas económicas y que en tanto Estados Unidos había experimentado similares niveles de inflación sin bloqueo de ningún tipo.

El caso es que, efectivamente en Norteamérica se llegó a esa cifra inflacionaria, pero no en un mes, ese 7% corresponde es a la inflación acumulada de todo el año 2021. Una gran diferencia.

El asunto es que cuando alguien miente en una cuestión tan delicada, queda en entredicho el resto de lo que se diga. Surgen así una serie de preguntas sobre el resto de afirmaciones hechas., Serán vedad todas las cifras económicas presentadas? Es más, será cierto la construcción de más de 3 millones de viviendas? Era verdad lo de las gotitas milagrosas de José Gregorio Hernández para combatir el corona virus?

Y por allí pueden seguir las dudas.

Entiendo perfectamente que después de los pésimos resultados del 21-N y sobre todo después de la aplastante derrota en Barinas, el gobierno pretenda minimizarlos vendiendo una idea optimista de logros alcanzados, y en esa onda también está la controversial y extravagante figura del súper bigote.

Pero todo tiene un límite. En política ese tipo de errores tiene un costo muy alto.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 727 veces.



Carlos Enrique Dallmeier


Visite el perfil de Carlos Enrique Dallmeier para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: