Día Noventa y Nueve por el Filo de la Navaja del 2018

Venezuela y Siria caminando

Nicolás Maduro Moros y Bashar al-Ásad son dos blancos del imperialismo norteamericano con la orden de "disparen a matar", título bueno para una película de Carlos Azpúrua sobre Venezuela y Siria. Si fuera por Donald Trump nuestro Presidente y el del país Árabe ya estarían muertos y bien enterrados. Sólo por esta coincidencia bastaría para decir, con sobrada razón, que estos dos países se encuentran en la misma línea de fuego del complejo militar industrial de los EEUU de Norteamérica dominado por el Sionismo.

Venezuela y Siria son dos países con historia, cultura y geografía muy diferentes pero por recibir el mismo maltrato de parte del gobierno norteamericano nos hacen parecer iguales en lo que respecta a nuestras luchas por el respeto a la independencia y a la soberanía nacional de nuestros pueblos.

A Siria la han destrozado sin misericordia, no hay nada que justifique la despiadada agresión del imperialismo, contra ese pequeño país, apoyada por una oposición antinacional igual a la venezolana. Ahora el emperador Trump, valiéndose de falsos positivos, se prepara para arremeter con nuevas acciones militares unilaterales que harán más penosa la guerra impuesta por el imperio al pueblo sirio.

Allá en Siria el imperialismo se ha valido de grupos terroristas como el conocido Estado Islámico para cometer los más crueles y repudiables asesinatos que han sido repelidos por el Ejército Sirio con la ayuda de Rusia pero cada vez que van a ser desmantelados aparece una intervención directa de los EEUU para protegerlos y dificultar, como ahora, la tarea patriótica del gobierno presidido por Bashar al-Ásad.

Aquí tienen el mismo plan si no pueden, y no podrán, aniquilarnos ni ablandarnos con el bloqueo económico. Ya mostraron sus malvadas intenciones con la llamada guarimba y la quema de revolucionarios vivos como lo hicieron con Orlando Figuera en las cercanías de la Plaza Altamira. Sabemos que cuentan, para planes mayores, con el terrorismo de los paramilitares colombianos que ya incursionaron, el 2004, en la quinta Daktari para asesinar a Chávez y no dudarán en intentarlo de nuevo con Nicolás Maduro Moros. No debe sorprendernos que los amigos y los enemigos de Venezuela y Siria, en el plano internacional, sean los mismos, otra coincidencia más para sentirnos unidos en el mismo destino histórico de la fuerza emancipadora que derrotará al imperialismo norteamericano en sus pretensiones de recolonizar al planeta.

En conclusión, Venezuela y Siria son un ejemplo de dignidad y de ética por las luchas antimperialistas de sus pueblos con Nicolás Maduro y Bashar al-Ásad a la cabeza.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 748 veces.



Sergio Briceño García

Profesor Universitario de Filosofía de la Educación Jubilado de la UPEL. Autor del Poemario "Porque me da la gana" y de la obra educativa "Utopía Pedagógica del Tercer Milenio". Ex Director Ejecutivo de la Casa de Nuestra América José Martí.

 sergiobricenog@yahoo.com

Visite el perfil de Sergio Briceño García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a261765.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO