El comando de la mentira

Otra vez el Comando Sur del Pentágono de los Estados Unidos acusa a Venezuela de dar refugio a grupos terroristas, sin presentar una sola prueba. Las últimas declaraciones del General Bantz Craddock, Comandante del Comando Sur, alegan que hay grupos terroristas en la isla de Margarita, que tienen vínculos con Al Qaeda y otros organizaciones del Medio Oriente. Esta matríz de opinion comenzó a circularse en octubre del año 2003, cuando la revista estadounidense “US News & World Reports” publicó un artículo titulado “Terror Cerca a Casa”, por la periodista Linda Robinson. El artículo, bastante largo y detallado, hace una seria de acusaciones profundamente peligrosas en contra del gobierno venezolano y su supuesta conexión con el terrorismo. Robinson logró ocupar la portada de la revista de aquel mes del otoño estadounidense, y incluyó un mapa de doble página que mostraba donde estaban basados los campamentos de los grupos terroristas en Venezuela. Además de alegar que la FARC y el ELN operan dentro del territorio bolivariano – con el avalo del gobierno – Robinson indicó que también grupos vinculados con Al Qaeda y otros “terroristas” de los países árabes, mantenían una presencia en el país. Todos las fuentes citadas en dicho artículo fueron “anonimas” y ninguna evidencia real y contundente fue presentada para respaldar sus grave reportaje. Días después, el propio comandante del Comando Sur, quien era el General James Hill, declaró en una entrevista al Miami Herald que el Pentágono no tenían ninguna evidencia sobre una supuesta presencia de grupos terroristas en Venezuela. Pero Robinson nunca pidió disculpas por haberle mentido al mundo sobre Venezuela, y por haber difamado al gobierno venezolano de una manera descarada y altamente peligrosa.

Increiblemente, representantes del gobierno de los Estados Unidos, tanto como otros periodistas y medios de comunicación, siguen citando al artículo de Robinson como fuente que comprueba la presencia de grupos terroristas en Venezuela. Así funcionan la “propaganda negra” y las operaciones sicológicas. Siembran mentiras y falsedades en la opinion pública que hacen daño en su momento de impacto mediatico y luego, cuando la mentira se descubre, la retracción no recibe el mismo nivel de atención como el titular original, y entonces la mancha se queda sin poderla borrar.

Un informe secreto escrito por el ex-Embajador Charles Shapiro en el año 2003 pudo haber servido como fundamento para el artículo de Robinson. En el informe, que obtuve bajo una solicitud de la Ley de Acceso a la Información al Departamento de Estado, Shapiro indica que dentro de Venezuela operan la FARC, el ELN, Hizbolá, Hamás y algunos otros grupos con vínculos terroristas. También el Embajador Shapiro clasifica a la Coordinadora Simon Bolivar como organización terrorista “anti-americana”, que, según Shapiro, había cometido acciones mortales contra intereses y personas de origen estadounidense. El informe es pura letra de Shapiro y no incluye evidencias y pruebas que respaldan sus comentarios. Otros documentos que obtuve del Departamento de Defensa hacen referencia a la presencia de la FARC y el ELN en la zona fronteriza con Colombia, pero ninguno de los informes del Pentágono y la Agencia de Inteligencia del Departamento de Defensa indican que aquí en Venezuela hay grupos terroristas del Medio Oriente. Y hasta los informes que hablan sobre la FARC y el ELN en Venezuela tienen fecha desde los años ochenta, algo que evidencia que si es cierto que operan dentro del territorio venezolano, no es nada nuevo ni nada que tiene que ver con Chávez.

La clasificación de Venezuela este año como país que no “coopera con la lucha contra el terrorismo” fue el primer paso firme para incluir a Venezuela en la Guerra de Bush contra “el terrorismo”. Ahora, reciclan falsedades desmentidas hace tres años para otra vez alimentar la matríz de opinion que vincula a Venezuela con el terrorismo del medio oriente, que es el terrorismo “malo” según el gobierno de Bush. Hay que tener mucho cuidado y no dejar que Washington comienza a sembrar “terroristas” aquí u otras fantasmas que justificarían una intervención más directa en el país. Bush y su combo no descansarán hasta sacar al Presidente Chávez. Seguirán intentando de diferentes ángulos para lograr este fin. Durante este año electoral, hay que tener los pies bien firmes en esta tierra y los ojos más abiertos que nunca, listos de detectar e impedir cualquier atentado contra la paz y la democracia revolucionario que tanto nos ha costado construir.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4228 veces.



Eva Golinger


Visite el perfil de Eva Golinger para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a25134.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO