Chile: ¡de Augusto Pinochet a Michel Bachelet cual servidumbre estadounidense!

Para 1973 con el derrocamiento y asesinato de Salvador Allende se inicia en Chile una de las más perversas compañas estadounidenses por el dominio y control de América Latina. Con anuencia, control, dirección y financiamiento de los Estados Unidos se instauró en el poder a Augusto Pinochet institucionalizando la más férrea dictadura de nuestro continente mediante la ejecución del plan cóndor. Los medios al servició de la propaganda imperial justificaron y construyeron la narrativa creíble sobre prosperidad, libertad, justicia, democracia chilena... 10, 20 años de tan oprobiosa dictadura y nacientes reclamos sociales obligaron cambios drásticos en la conducción y trato de la política exterior estadounidense hacia América Latina. ¡Se obliga desde los Estados Unidos la renuncia de Pinochet! ¡Volvería la democracia, no más dictaduras en Chile, ni el resto del continente!...

Poco duró aquel sueño; la historia muestra un acuerdo de elites, donde Estados Unidos ponía fin al dominio dictatorial de Augusto Pinochet mientras se perdonaran todos sus crímenes y se mantuviera la legislación pinochetista. La alta sociedad política, militar y económica no dudaron en aceptar tal imposición..., para ellos el mantener leyes y reglamentos de la dictadura bajo control y reconocimiento estadounidense habría el camino de una deseada plutocracia chilena, ahora serian los democratacristianos e "izquierdosos, comunistas y socialistas" traidores Allende que junto al resto de las elites políticas, militares y económicas descendientes de la dictadura controlarían el poder, conformarían la nueva y bien remunerada "democracia chilena" al servició colonial estadounidense.

Michel Bachelet, tras dos periodos de gobierno, es sin duda el personaje más emblemático de esta plutocracia chilena; nacida de las más atroces, desgarradoras, torturas en la dictadura pinochetista-estadounidense, Michel hoy presidente de Chile, por segunda vez, mantiene su alianza coloniaje tutelar al poder estadounidense. En dos periodos de gobierno no ha sido capaz, o no ha tenido la voluntad política, ética, moral, personal, de transformar el heredado estado dictatorial en una democracia real, verdadera, autentica; su constitución, leyes e institucionalidad siguen siendo las dictadas por Augusto Pinochet en donde la salud, la educación, la seguridad y derechos sociales, políticos, humanos..., son privativos, excluyentes colocando a Chile como el Estado-Nación de mayor desigualdad social en nuestro continente.

En su tragedia política y personal Michel Bachelet, presidenta en dos oportunidades del Chile pinochetista por anexión estadounidense, ¿cómo pretende venir a dar lecciones de participación popular, política, democrática? ¿Por qué Michel Bachelet conocedora de la depravación constitucional e institucional chilena no promueve esos cambios de participación política, protagónica y social de autentica democracia en su país, el más excluyente del continente? ¿Qué mueve, cuales son los pensamientos políticos-sociales-humanistas de Michel Bachelet? ¿Son los mismos de Augusto Pinochet al servicio colonial y dominación estadounidense? ¿Son los mismos ideales democratacristianos o socialdemócratas venezolanos?

¿Dónde están los hombres y mujeres libres, soberanos e insubordinados chilenos?

¡Es la hora de la Patria Grande, carajo!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1495 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI