Y después ya no valdrá arrepentimiento

Por allí,  todavía tienen la esperanza, algunos imbéciles, que estos esbirros opositores,  se van a poner en contra de las políticas que tiene el imperio contra nuestro país, refiriéndome al decreto de Obama, que acusa a Venezuela como una amenaza, contra esa potencia mundial…Ese es el plan, que tienen para acabar con este gobierno, ya han dado muestra de eso, en diferente oportunidades..Pero no solo es acabar con este gobierno, si no, que después que se monte en el coroto, va a iniciar una casería de brujas y se van a llevar por delante a todo aquello que huela a Chavismo..

Esta gente lo que busca es volver a ese pasado, donde  cometían toda serie de irregularidades, sintiéndose intocables..Es que ese grupo de Venezolanos, que en las elecciones pasadas, se creyó ese cuentón, de que ellos eran la solución a la actual situación, fueron totalmente engañados, como lo hicieron durante décadas,  cuando llevaron a este país, de una inmensa riqueza petrolera, a uno de los países más miserables  de todo el  globo terráqueo..Miren  bolsas,  aquí a la gran mayoría de este pueblo, esta gente la puso a comer alimentos para animales, si la llamada perrarina y la confino a vivir en ranchos de latas, sin ningún servicio..Aquí, a esa gente nunca  le dolió, que miles de niños de esta tierra, padecieran de desnutrición  y que muchos de ellos, morían por esa causa, aquí a esa gente y muchos de ellos están sentados hoy en la Asamblea Nacional, permitieron que los gringos hicieran y desasieran con nuestros recursos naturales..

Nojada, a esa gente que está allí, encabezada por ese tiranosaurio, como lo es el adeco burgués de Ramos Allup, el cual era el jefe de una banda de cabilleros, que se cansaron de torturar y asesinar  a miles de ciudadanos, entre estos dirigentes, hasta de su propio partido político, que se oponían a sus viles  propósitos.. Sigan así pues, ustedes señores, creyendo en pajaritos preñados de buenas intenciones, para que después, padezcamos todos, nuestros padres, nuestros abuelos,  nuestros hijos, nuestros nietos, las calamidades de una Venezuela sin soberanía y dependiente, hundida en el fango de la miseria y de la incertidumbre… Y después, ya no valdrá arrepentimiento hermano…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1265 veces.



Marcelino Torres

Trabajador Petrolero de PDVSA en el Zulia

 torresms@pdvsa.com

Visite el perfil de Marcelino Torres para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcelino Torres

Marcelino Torres

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a224313.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO