Imperialismo clásico de conquista

No nos hallamos en presencia de un imperialismo político clásico, de una voluntad de conquista, sino, más mecánicamente, de un desbordamiento de poder debido a la diferencia de “represión” entre la América del Norte y el resto del mundo, comprendida Europa.

Esta superpotencia de América es sentida, pero mal conocida. Ha sido objeto, un poco en todas partes, de copiosa documentación. Pero como su característica más nueva es la aceleración, los conocimientos se van quedando rápidamente atrás. Consignemos aquí, ante todo, algunas indicaciones de la medida de Gringolandia en el mundo, de su potencia sin precedentes en la Historia. De todos los estudiantes que cursan en el mundo estudios superiores, más de una cuarta parte son gringos. El número de estudiantes, en relación con la población total, representa en Gringolandia un porcentaje casi un tercio de cualquier otro país del mundo. Por cada mil habitantes, tiene 29 estudiantes universitarios.

Los Estados Unidos producen, por sí solos, una tercera parte de la energía obtenida en el mundo entero. Un tercio del total de carretas del mundo surca de gringolandia. La aviación civil transporta cada año la mitad de los pasajeros-kilómetro del mundo. Entre los camiones que ruedan diariamente por el mundo, dos de cada cinco son gringos. Y los gringos posen tres de cada automóvil del mundo.

El “secreto de las estructuras competitivas” no depende por entero de la dimensión de las empresas. Cierto número de operaciones de concentración o de fusión y de investigación, que son las claves de la competividad principalmente en los sectores de tecnología avanzada. La muestra que nos dan las empresas más importantes, y que examinaremos a continuación, es, pues, muy significativa a este respecto.

Debemos estudiar rápidamente la evolución de las dimensiones, antes de examinar las estructuras financieras y los resultados, aún más importantes que la dimensión. En efecto, el rápido movimiento de concentración observado en Venezuela ha tenido como consecuencia agravar el desequilibrio de la pirámide de la industria venezolana, caracterizada siempre por el pequeño número de empresas de potencia media. Estas decisiones indican que el Gobierno se debe dar cuenta de la importancia de la empresa y de la necesidad de una profunda transformación de los métodos.

Este desarrollo se produce actualmente de una manera pasiva; no existe poder dirigente que lo anime, para transformarlo en desarrollo de tipo activo, en el cual puede intervenir, conscientemente, la mayoría del pueblo. Seguimos soportando el progreso.

Así es Venezuela ante el desafío del crecimiento, ante el reto de poderío. Tal es el fondo del problema. Ya no es cosa de números, sino de inteligencia. ¿Qué fuerzas políticas, que ideas y que hombres conseguirán el cambio?

 

¡Chávez Vive, la Lucha sigue!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 941 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a217198.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO