Cuba: Agresión del imperio gringo

Evolución nacionalista, José Martí (1853-1895): Las leyes que ponían fin a la esclavitud, así como otras que colocaban a Cuba en paridad con las provincias peninsulares, no lograron contener la marea insurreccional. En 1892, el gran poeta cubano Martí, desterrado en los Estados Unidos, fundó el Partido Revolucionario Cubano, y con Máximo Gómez (dominicano), Antonio Maceo, Valdés y otros más, inició los preparativos para una lucha. José Martí Pérez, hijo de un valenciano y de canaria, nació el año 1853. Al igual que otro prohombres de Hispanoamérica, Martí se formó en parte en parte en España, marchando luego a su patria, donde pronto iba a ser apóstol y el autor de la total independencia cubana, gracias a su verbo y a una unión revolucionaria.

Antonio Maceo Grajales (1848-1896) fue uno de los más señalados patriotas en las guerras de independencia que sostuvo su país contra España. Tras haber participado en la “Guerra de diez años” se expatrio y regreso junto con Martí y Gómez, encontrando la muerte en la batalla de San Pedro. Su memoria es recordada en este monumento de Cuba.

El año de 1960, Kennedy recibía la herencia de situación internacional no muy clara. El mandato de Eisenhower había debilitado la potencia militar de Estados Unidos y, por otra parte, la Unión Soviética se había adelantado también en el programa espacial. Una de los últimos actos gubernamentales de Eisenhower había consistido en la ruptura de relaciones diplomáticas con Cuba (3 de enero de 1961) y el apoyo dado a emigrados de la isla para que intentaran una invasión de la misma y el restablecimiento del régimen derribado. Pero donde se puso a prueba con mayor dureza la capacidad de maniobra del nuevo presidente fue en la crisis de Cuba. Kennedy continuó esta política y ayudó a la organización de una fuerza expedicionaria que fracasó en el desembarco de la Bahía de Cochinos. El Comandante Fidel acusó a Estados unidos de país agresor y solicitó la ayuda de la Unión Soviética, quien se la prestó con el establecimiento de bases de misiles.

El 22 de octubre de 1962 el presidente Kennedy anunciaba el establecimiento de dichas bases, y dos días después una crisis temerosa se cernía sobre el mundo al disponer Kennedy el bloqueo de Cuba. No tardo el presidente Kruschev en iniciar una maniobra diplomática al declarar que retiraría las bases de “misiles” si Estados Unidos se avenían a desmantelas las bases establecidas en Turquía, el 2 de noviembre se hacía pública la retirada de las bases rusas, y Kennedy se comprometía a no intervenir en los asuntos interiores de Cuba, con lo que la URSS pudo continuar disponiendo de una “base de lanzamientos políticos” en América.

Lo único que pudo conseguir Kennedy en relación con este asunto fue la condena de la posición de Cuba, realizada por la OEA (Organización de Estados Americanos). Hecha aquel mismo año, por los gobiernos de nuestra América, lacayos de Estados Unidos. El acuerdo con los mismos para estrechar el bloqueo económico de la isla, que pretendió, sin fortuna, hacer extensible a los países de la Europa Occidental, y, ya desaparecido Kennedy, sanciones a Cuba (siempre comerciales).

Durante el mandato de Johnson, aparte estas cuestiones, el presidente se hubo de enfrentar con la larga y poco brillante guerra del Vietnam, ya vista al tratar de Asia y cuya solución parece preverse París (1969) de delegaciones de los contendientes. Y con la intervención en Santo Domingo (1965). Otros acontecimientos internacionales fueron el tendido de una línea directa telefónica Washington- Moscú, para mantener comunicación inmediata en caso de crisis mundial, tras la solución de la crisis cubana, entre Estados Unidos y la Unión Soviética.

Cuba, a partir de la independiza de España en 1898, estuvo progresivamente dominada por los “gringos”. Primero política y militarmente, después económicamente, la bella Isla del Caribe, (convertida en un garito gringo), no pudo asegurar que de una efectiva independencia porque si bien parecerían sucederse gobiernos “democráticos”, todos ellos venían a parar bajo las de Washington.

Al término de la I Guerra Mundial presidía en Cuba el liberal Mario García Menocal sustituido en 1921 por el también liberal Alfredo Zayas. En las elecciones de 1924 triunfó una coalición liberal con Gerardo Machado, pero al subir a la presidencia éste, derivó hacia un claro poder personal, (dictadura) manteniéndose en el poder hasta 1933, en que fue derrocado por un movimiento militar. Lo dirigía el sargento Fulgencio Batista, que se convirtió (garito de los gringos) perdón clubes de esparcimiento, donde iban a hacer maniobras los marines; que pronto se convirtió en el “hombre fuerte” de Cuba. Se sucedieron vertiginosamente los presidentes, títeres —ocho en seis años— y lo único notable de este agitado período fue la derogación de la enmienda Platte a la constitución de los Estados Unidos (1934, bajo la presidencia de Mendieta) que convertía la Isla en un “Estado independiente”.

Batista que había saltado del grado de sargento al de coronel primero, y más tarde al de mayor general, llegó a la presidencia de Cuba en 1940 impuesto por los gringos y ayudado por los “sindicatos” que se habían extendido por el país, y dado el carácter socializante con el cuento que “pretendía imponer”, al parecer, el militar triunfante. Una nueva constitución votada en julio de 1940 convertía a la isla en una “República Democrática”, pero pronto se vio que el “mantenido” Batista, seguía las órdenes de sus amos los “gringos”. Una nueva constitución votada el julio de 1940 convertía a la isla en una República democrática, pero pronto se vio que el mantenido Batista seguía las órdenes de sus amos los “Gringos”

Al terminar su mandato, fue nombrado presidente Grau San Martín (1944-1948), luego Carlos Prio Socarras (1948-1952), pero ninguno de éstos llevó a efecto el cambio dela estructura social ni intentó manumitirse de la intervención gringa, que en 1939 tenía en las manos más del 50% de las propiedades agrícolas y de la industria del azúcar, básica en el país. En 1952 el sindicalismo volvió a ayudar al general Batista a tomar el poder en un golpe de estado, y lo mantuvo hasta 1959.

Pero ya en este tiempo empieza a manifestarse la actividad de un joven abogado, Fidel Castro, (nacido en 1926), quien, en 1953, se sublevó contra la dictadura de Batista. El movimiento fue dominado, y Fidel, detenido, fue condenado a quince años de cárcel, cumplió uno al ser liberado en virtud de una amnistía. Al salir de la prisión. Fidel constituyó el movimiento del 26 de julio, que continuó la lucha contra la dictadura de Batista. Fidel fue apoyado por los campesinos y una gran parte de los intelectuales contra el gobierno autoritario de Batista. Incluso parte de pequeños propietarios estuvieron a su lado. La nueva lucha se inició en 1956 y duró hasta 1959, teniendo como escenario principal la Sierra Maestra.

El 1 de enero de este año abandonó Batista el poder, en el que tampoco se mantuvo su sucesor Rivero Agüero. El día siguiente entraba El Comandante Fidel Castro con sus guerrilleros en la Habana y los dos gobernantes fueron expulsados del país, que también abandonaron numerosos partidarios suyos y formaron la “gusanera”en Miami. El nuevo presidente Manuel Urrutia, nombró jefe de gobierno al Comandante Fidel (16 de febrero). En el mes de mayo, decreta una radical reforma agraria que expropia los grandes latifundios repartiéndose las tierras entre núcleos familiares (59%), cooperativas (12%) y haciendas nacionalizadas (29%). En el mes de julio, un desentendimiento entre Urrutia y el Comandante Fidel obligó al primero a renunciar a la presidencia de la República, que fue ocupada por Osvaldo Dorticós.

Los intereses de los gringos empezaron a manifestarse y el Comandante Fidel no tuvo más remedio que procurarse nuevos clientes para el azúcar. Iniciados los contactos con la URSS, el presidente Eisenhower suspendió en julio de 1960 la cuota azucarera que se adquiría de Cuba, ayudó a la “gusanera” a organizarse militarmente y decretó el embargo de todas las exportaciones gringas destinadas a Cuba. El Comandante Fidel respondió acusando a los gringos de la voladura de la Coubre, que causó 75 muertos, expropiando sin indemnización refinerías gringas y nacionalizando la banca. Al mismo tiempo estrechaba las relaciones con la URSS y con los demás países del área socialista. Hay que añadir que los intereses gringos en vísperas de la Revolución cubana, en este país, ascendían a 2000 millones de dólares, además de tener en sus manos el 90% de las reservas minerales de la Isla.

Unos días antes del fin del mandato de Eisenhower como presidente, rompió las relaciones diplomáticas con Cuba, de modo que cuando llegó a la Casa Blanca el presidente Kennedy se encontró atado de manos por la política de su antecesor. Mal aconsejado Kennedy favoreció la tentativa de desembarco de la “gusanera” en Bahía de Cochinos (17 de abril de 1961), que fue derrotada totalmente, y que tuvo como consecuencia la proclamación de la República Socialista de Cuba por el Comandante Fidel Castro (1 de mayo) y la intensificación contra los elementos derechistas, incluida la Iglesia Católica, así como una exaltada y fructífera campaña contra la plaga tradicional del analfabetismo.

Estados Unidos intentaron aislar a Cuba y presionaron a los gobiernos europeos para que rompieran relaciones diplomáticas y comerciales con Cuba, sin conseguirlo totalmente. Muchos países siguieron manteniendo estas relaciones, entre ellos España. Por otra parte, en nuestra América, las juventudes miraban asombradas el esfuerzo del pequeño país contra el coloso Norteamericano y se agitaban en los suyos, en especial Colombia, Bolivia y Venezuela. El 22 de octubre anunciaba el presidente Kennedy la existencia de bases de lanzamiento de misiles rusas en la Isla, y decretó el bloqueo político de misma poniendo al mundo al borde mismo de la guerra. Como se dijo anteriormente, el realismo de Kruschev la consiguió evitar, comprometiéndose a retirar los “misiles”, pero obligando a Kennedy a comprometerse a no intervenir en los asuntos internos de la Cuba rebelde. En 1947, la OEA decretó la ruptura de relaciones con Cuba, decisión que pronto o tarde acataron todos los estados americanos “lacayos” de los gringos, excepto México. El aislamiento económico en que Estados Unidos ha pretendido reducir a Cuba ha hecho extremadamente difícil el desarrollo del país, aunque la ayuda constante de la URSS y de otros países europeos ha moderado el malestar económico de la Isla. Finalmente en 1966, se celebró en la Habana una conferencia de países de tres continentes —Asia, África y América—, en la que se aprobó por unanimidad una declaración contra el imperialismo gringo.

A la caída de la URSS, Cuba sufrió un golpe trágico, porque todos los países socialistas se fueron tras la debacle de la URSS, que le crearon problemas económicos incalculables a su economía. La solución de esta problemática, quedó en su mayoría solucionado. Cuando ascendió al poder en 1999, el Comandante Hugo Chávez, el cual inició, las relaciones con Cuba tanto políticas como económicas, donde se concertaron varios convenios comerciales entre ambos países, incluido el suministro del petróleo necesario para las demandas de la Isla.

—Bajo los mares, protegidos por la ola pérfida, con que doblan el mérito de la traición, andan los nuevos filibusteros, Vienen a destruir nuestra quietud doméstica y a detener el impulso de nuestras fuentes de producción. Realizan, más que una tentativa de invasión bélica, una manera de atemorizar a las masas de convicción quebradiza. Por medio de esta nueva táctica de doblegar antes de la lucha las resistencias morales de los pueblos, pretenden sembrar el pánico y crear una conciencia paralitica, muy capaz de olvidar la propia esencia pseudo-filosófica de las doctrinas que forman el evangelio de los bárbaros. ¡Bárbaros de doble moral por la responsabilidad, por la cultura que pudiera representar su raza y “qué” de genios!...

—Paz ¿y se niega el derecho a la libertad y el derecho a pedir justicia? ¿Paz bajo los símbolos de Hitler y de Himmler? ¿Y qué paz?

¡Gringos Go Home! ¡Pa’fuera tus sucias pezuñas asesinas de la América de Bolívar, de Martí, de Fidel y de Chávez!

¡Fidel y Chávez Vive, la Lucha sigue!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1257 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Taibo

Manuel Taibo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a211313.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO