Esperando los diez millones para derogarlo

Obama, dirán los escuálidos, estará esperando los 10 millones de firmas recogidas en Venezuela para derogar su decreto infernal. A esa burla se hace acreedor quien inventó la semejante ridiculez de proponer un número de firmas inalcanzable si como se sabe éste es un país donde el pitiyanquismo pica y se extiende con más de uno metido en su cabeza hueca a Disney Word. La lucha antiimperialista es una cosa seria y aunque el humorismo también lo sea hay que evitar estar inventando acciones desproporcionadas que provoquen risa.

Ahora tiene que venir Jorge Rodríguez a sacar las "patas del barro" celebrando que se llegó al millón de firmas en todo el país.

Que pasen esas cosas no es algo casual. Eso es el reflejo de una estrategia política cuyo fondo es la táctica electoral de la democracia burguesa. Cuando de numeritos se trata regresan, los estrategas del PSUV, al "Diez millones son diez, son diez…" aunque no encaje con la situación de lucha antiimperialista.

El gobierno ha obviado la esencia del problema que se resume en el debido desconocimiento del decreto por írrito e improcedente. Más nada. Maduro se ha ido por las ramas hasta reducir la defensa de la soberanía a unas firmas que Obama va terminar vaciándolas en el cesto de la basura.

Errores políticos cometidos, en su momento, condujeron a la única elección perdida por el chavismo de las diecinueve cumplidas en Venezuela. Ahora se repite igual torpeza con unas firmas que van a querer ser utilizadas, por la oposición, como una cuenta de votos anticipada para su propaganda electoral.

Una cosa es que la vía venezolana de la revolución sea la electoral, según el chavismo y otra cosa es confundir esta táctica política con otras categorías de la defensa de la patria contenidas en la nueva doctrina militar bolivariana.

Se descubre en tanta retórica confusa la aplicación equivocada de políticas socialdemócratas y reformistas en sustitución de una línea revolucionaria transparente de lucha por la paz y el socialismo.

NI GOLPE DE ESTADO IMPERIALISTA NI REFORMISMO: REVOLUCIÓN!!!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1141 veces.



Sergio Briceño García

Profesor Universitario de Filosofía de la Educación Jubilado de la UPEL. Autor del Poemario "Porque me da la gana" y de la obra educativa "Utopía Pedagógica del Tercer Milenio". Ex Director Ejecutivo de la Casa de Nuestra América José Martí.

 sergiobricenog@yahoo.com

Visite el perfil de Sergio Briceño García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a204977.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO