Inteligencia Tecnológica en la conspiración actual

INTELIGENCIA TECNOLOGICA EN LA CONSPIRACION ACTUAL

Carlos Lanz Rodríguez

La reciente transmisión del largo documental “CITIZENFOUR” realizada por VTV el día Sábado 28 de Febrero de 2015, confirma y profundiza nuestra denuncia sobre la caracterización de la nueva estrategia imperial, la cual tiene entre unos de componentes la INTELIGENCIA TECNOLOGICA o dicho de otra manera el ESPIONAJE ELECTRÓNICO empleando ciencia y tecnología.

En Enero de 2010 editamos el  ensayo LA  ACTUAL ESTRATEGIA DE INTERVENCION IMPERIAL: “THE OUTSOURCING OF INTELLYGENCE”, donde caracterizamos los tres componentes de la nueva estrategia imperial: inteligencia tecnológica, operaciones psicológica y operaciones encubiertas con fuerzas especiales.

A algunos sectores le pareció novelesca nuestra interpretación de la INTELIGENCIA TECNOLOGICA y desestimaron sus implicaciones.

Posteriormente en el año 2013 Edward Joseph Snowden deserta de su trabajo con la empresa Booz Allen Hamilton, subcontratada por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA)  y se forma el escándalo cuyos alcances todavía no está suficientemente  reseñado, pero por lo pronto verifica nuestros puntos de vistas y deja al descubierto el entramado tecnológico puesto al servicio de la dominio imperial, tal como lo recoge el documental CITIZENFOUR.

En  la investigación que realizamos para elaborar nuestro ensayo en el año 2010, encontramos un conjunto de  documentos que permiten sistematizar algunos de los rasgos de la nueva estrategia imperial, destacándose  el OUTSOURCING DE INTELIGENCIA.

En el socialización de los contenidos sobre este componente de la nueva estrategia imperial  no somos originales, ya que  existen textos de variados autores que analizan y denuncian  todo este proceso, tal son los testimonios de  JB Hillhouse en el ensayo sobre “Subcontratado”, el libro del  periodista investigativo Jeremy Scahill  “Blackwater: El ascenso del ejército mercenario más poderoso del mundo”, al igual que  el trabajo de Nick Turse   “El Complejo: Como los militares invaden nuestra vida cotidiana”

En su conjunto ellos  vienen denunciando en sus investigaciones  la externalización de los servicios  en las diversas agencias de inteligencia de los EEUU. También estos autores tienen sitios donde sistematizan esta área temática, por lo que recomendamos, aparte de sus libros, visitar  5 de los espacios donde escriben en la red:

1.-  TheSpyWhoBilledMe.com,

2.-  Timsorrock.com,

3.-  www.democracynow.org/

4.-  Nickturse.com,

5.- Tomdispatch.com

Considerando la pertinencia que tiene en la coyuntura  la denuncia contra este tipo de operaciones, sintetizamos en un bloque de tweets  las características de este fenómeno, publicándolos el 17 de Febrero de 2015 en @comunicadores21 y en comunicadoresenaccion2012.blogspot.com, igualmente fueron reseñados en Aporrea.Org (http://www.aporrea.org/actualidad/a202898.html). De la misma manera, publicamos otros bloques de tweets con la OPSIC y las operaciones encubiertas con fuerzas especiales, aportando otra perspectiva que supera el enfoque  tradicional sobre la intervención militar gringa, focalizada en el desembarco de marines o la asonada golpista.

Por eso, nos sentimos identificados con la decisión de transmitir el documental CITIZENFUR por el canal 8 en un horario estelar, donde una alta audiencia pudo enterarse de la gravedad de esta denuncia contra Obama y su gobierno de sombra, y al mismo tiempo delinear los desafíos involucrados en la respuestas que hay que dar, específicamente la necesidad de utilizar medidas efectivas de contrainteligencia electrónica, particularmente en lo que tiene con la seguridad informática, altamente vulnerable en nuestro contexto.

Como creemos que este no es un fenómeno circunstancial ni mediático, vamos a insistir en la caracterización del outsourcing de inteligencia.

La tendencia privatizadora en la actual coyuntura histórica, permiten  comprender como  en el terreno de la seguridad y la defensa, el Pentágono norteamericano  traspasa sus funciones de rutina a las compañías militares privadas, más de la mitad de las personas que trabajan en el super secreto Centro Nacional de Contraterrorismo en Virginia son empleados de  empresas privadas, tales como: Science Applications International Corporation (SAIC), BAE Systems y Lockheed Martin. La Agencia Central de Inteligencia ha gastado el 50-60 por ciento de su presupuesto (o alrededor de $ 2,5 mil millones al año) con los contratistas, tanto particulares como de empresas privadas. Las tareas que ahora se ejecutan externamente incluyen redes de espionaje de las embajadas, análisis de inteligencia humana (HUMANIT Y OSINT), la inteligencia de señales (SIGINT), las operaciones encubiertas, y el interrogatorio de prisioneros enemigos.

En el outsourcing participa toda  la comunidad de inteligencia (IC) de los EEUU, estando involucradas en dicho proceso el conjunto de las 12 estructuras y funciones  de dicha comunidad, entre las que están:

 

1.- El Centro Nacional de Contraterrorismo (NCTC) sirve como la principal organización en el Gobierno de los Estados Unidos para integrar y analizar toda la inteligencia relacionadas con el terrorismo, poseídas o adquiridas por el  Estado .

2.-  La Agencia Central de Inteligencia (CIA) es el productor más grande  de inteligencia de seguridad nacional para los altos mandos de EE.UU..  La inteligencia de la CIA analiza  los acontecimientos en el extranjero, informa a las decisores y personeros políticos  de alto nivel en la seguridad nacional .

 3.-  El Servicio Nacional Clandestino (NCS) tiene la responsabilidad de la búsqueda clandestina de inteligencia   que no se pueda obtener a través de  otros medios como suelen ser las fuentes abiertas. También el NCS se dedica a actividades de contrainteligencia   y protección de  las actividades de EE.UU. y las instituciones de la penetración por  organizaciones e individuos enemigos .  El NCS también lleva a cabo operaciones encubiertas de todo tipo: acciones psicológicas, sabotajes, paramilitarismo, eliminación selectivas de líderes hostiles.

4.-  La Dirección de Inteligencia (DI) analiza todas las fuentes de inteligencia y produce  informes, reuniones de información y documentos sobre cuestiones de inteligencia en el extranjero ,con una variedad de fuentes y métodos: los informes de la inteligencia humana, la fotografía por satélite, información de fuente abierta, y los sensores sofisticados.

5.- La Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) es un importante productor y director de  la inteligencia militar, es miembro principal de la IC de EEUU. la misión de DIA es proporcionar información oportuna a todas las fuentes de inteligencia militar a los responsables políticos, a las fuerzas armadas de los EE.UU. y los planificadores . contra una variedad de amenazas y desafíos de todo el espectro de los conflictos. El Director de la DIA es un general de tres estrellas que sirve como el principal asesor  en los asuntos de inteligencia militar para el Secretario de Defensa y el. Presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor.

6.- La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) es la organización de seguridad nacional que protege a los Estados Unidos de las amenazas internas. Como un componente del Departamento de Justicia es un miembro de pleno derecho de la Comunidad de Inteligencia de EE.UU., el FBI sirve como un vínculo vital entre la inteligencia y fuerzas de seguridad.

7.- La National Geospatial-Intelligence Agency (NGA) es un Departamento de Defensa y organismo de apoyo de combate. Como  miembro de la Comunidad Nacional de Inteligencia (IC).  desarrolla las imágenes y mapas, con  soluciones basadas en la inteligencia satelital.

8.- La Oficina Nacional de Reconocimiento (NRO) fue creado en septiembre de 1961 . como una agencia de clasificación del Departamento de Defensa,son los ojos de la "nación y los oídos en el espacio". Con sede en Chantilly, Virginia,  la ONR es una organización conjunta dedicada a la investigación y el desarrollo, lanzamiento y operación de sistemas de reconocimiento . para satisfacer las necesidades de la IC y el Departamento de Defensa.

9.- La Agencia de Seguridad Nacional (NSA) es la organización de la criptografía de los Estados Unidos, con la responsabilidad de proteger a EE.UU. Los sistemas nacionales de información de seguridad y  recopilación y difusión de las señales .Las  áreas de especialización incluyen criptoanálisis, la criptografía, las matemáticas, la informática e idiomas extranjeros .

10.- La Dirección de Inteligencia de Señales es el responsable de la comprensión de las necesidades de información de inteligencia,  para la recopilación, análisis y producción, y la  difusión de inteligencia de señales (SIGINT).

11.- El Servicio Central de Seguridad (CSS) se encarga de la fusión de los  sistemas de criptografía, desarrolla la política y orientación sobre las contribuciones de los militares a la criptografía, a la Inteligencia / Seguridad de la Información de señales (SIGINT / INFOSEC)  administra la asociación de la NSA y el Servicio de criptografía.

12.- El Centro de inteligencia abierta - Open Source Center  (NSC) El Centro promoverá la explotación de la inteligencia o  la información que estén a disposición de la red Internet, bases de datos, prensa, radio, televisión, vídeos, datos geoespaciales, fotos e imágenes comerciales.

Nick Turse, publica en Tomdispatch.com ( en Julio del 2008) un artículo sobre “Las corporaciones ocultas del Pentágono”, donde aparecen acuñadas  las frases que describen esta realidad:  “La vida diaria militarizada, la economía civil ‘pentagonizada’, y el Pentágono privatizado.”

En lo que sigue, nos interesa enfatizar el nexo entre ex – funcionarios de inteligencia que han pasado a formar parte de las empresas subcontratadas. Por ello, vamos a citar parte de las denuncias públicas que han realizado múltiples investigadores, reseñadas en diversos medios de comunicación, incluidos algunos blogs , textos y periódicos, de donde hacemos el siguiente resumen:

1.- Los mercenarios, como alguna vez fueron conocidos, están prosperando; ahora reciben el nombre de contratistas militares privados, y algunos incluso son subsidiarios de las 500 compañías más poderosas del mundo.  A menudo dirigidos por oficiales militares retirados, entre los que hay generales de tres y cuatro estrellas, los contratistas privados representan la nueva cara del negocio de la guerra. Situados en una línea borrosa que no distingue entre lo militar y lo civil, proveen a los soldados en activo: desde apoyo logístico hasta entrenamiento en el campo de batalla y asesoría militar, tanto en Estados Unidos como en el extranjero. Estos mercenarios Realizan todas las tareas administrativas y logísticas, tales como alimentación, correo, aprovisionamiento de armas y municiones a las tropas, sanidad, construcciones, etc. colaboran en custodia, interrogatorios y torturas a los prisioneros; también realizan tareas de guardaespaldas de personalidades, custodia y vigilancia a cuarteles, convoyes de soldados y otras instalaciones militares, y cumplen tareas de combate, junto a las unidades regulares. Lo hacen desconociendo los derechos humanos, torturando presos, asesinando civiles, como se denunció recientemente en el caso de Blackwater, que asesinó a 17 civiles, u otras  sometieron a vejaciones y torturas a presos en Abu Grhaib.

2.- Estas compañías – alrededor de 35 en Estados Unidos – favorecidas tanto por oportunistas como por políticos, necesitan permiso del Gobierno para competir en el negocio. Algunas tienen nombres familiares, como Kellogg Brown & Root, una sucursal de la compañía Halliburton ( De propiedad de Dick Cheney) que opera para el Gobierno estadounidense en Cuba y en Asia Central. Otras tienen nombres más crípticos como DynCorp; Vinell ( de propiedad de Dick Cheney) , una sucursal de TRW; SAIC; ICI de Oregon, y Logicon, unidad de Northrop Grumman. Una de las más conocidas, MPRI (antes conocida como Military Profesional Resources Inc.), se jacta de tener «más generales por pie cuadrado que el Pentágono».

3.- En 2006, el Washington Post informó que una "mayoría significativa" de los empleados en dos organismos clave, el Centro Nacional Antiterrorista, la oficina de Inteligencia de la actividad de campo, eran contratistas (en el CIFA, el número fue superior al 70 por ciento).  Más recientemente, los ex oficiales de la Agencia Central de Inteligencia han dicho que los trabajadores de la CIA es de un 60 por ciento de los contratistas.

 Pero las estadísticas por sí solas no muestran incluso el grado en que la subcontratación ha penetrado en la inteligencia EE.UU. - muchas de las tareas y servicios, una vez reservada exclusivamente para los empleados del gobierno están en manos de civiles.  Por ejemplo, los contratistas privados analizan gran parte de la información de inteligencia recopilada por satélites y vuelan a baja altura vehículos aéreos no tripulados, y escriben informes que se pasan a la línea a funcionarios gubernamentales de alto rango

4.- El Outsourcing aumentó dramáticamente después de 9 / 11.  La administración Bush y el Congreso, decididos a impedir nuevos ataques terroristas, ordenó un importante aumento en gastos de inteligencia y organizó nuevas instituciones para la guerra contra el terror, como el Centro Nacional de Antiterrorista.  Para reforzar estas organizaciones, la CIA y otras agencias están autorizados a contratar a miles de analistas y especialistas de la inteligencia humana, muchas de las personas con las habilidades y las autorizaciones de seguridad para hacer ese trabajo estaban trabajando en el sector privado.  Como resultado de ello, la contratación creció rápidamente.  Este aumento se puede ver en los documentos de DNI mostrando dólares adjudicación del contrato: Contrato de gasto, con base en los datos del DNI y de las estimaciones de este período, se mantuvo relativamente constante desde 1995 hasta 2001, alcanzando cerca de $ 20 millones al año.  En 2002, el primer año después de los ataques contra Nueva York y Washington, los contratos subieron a cerca de $ 32 mil millones.  En 2003 saltó de nuevo, alcanzando cerca de $ 42 mil millones.  Se ha mantenido estable desde entonces hasta 2006 (los datos del DNI es la vigente en agosto del año pasado).

Debido a que casi el 90 por ciento de los contratos se clasifican de inteligencia y los presupuestos se mantienen  en secreto, es difícil elaborar una lista de contratistas  y sus ingresos derivados del trabajo de inteligencia.  Basado en información disponible al público, con inclusión de documentos de las empresas que cotizan en bolsa con la Securities and Exchange Commission y comunicados de prensa de la compañía y los sitios Web, los cinco contratistas mayores de la inteligencia parecen ser Lockheed Martin, Northrop Grumman, SAIC, General Dynamics y L-3 Communications

Otros contratistas principales incluyen Booz Allen Hamilton, CACI International, DRS Technologies y ManTech Internacional.  El crecimiento de la industria y la dependencia de los presupuestos de gobierno ha convertido la inteligencia de contratación en un mercado atractivo para los ex altos funcionarios de seguridad nacional, como el ex director de la CIA, George Tenet, que ahora gana millones de dólares trabajando como director y asesor de cuatro compañías que tienen contratos con agencias de inteligencia de EE.UU. y realiza grandes negocios en Irak y en otros lugares.

5.- Según lo reseña BJ Hillhouse la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (ODNI) reveló que el 70 por ciento del presupuesto de los servicios de inteligencia se destina a los contratistas... más del 70 por ciento de los funcionarios de la más reciente unidad de inteligencia, CIFA (Contrainteligencia de Campo de Actividad), está formada por empresas contratistas… En la CIA, la situación es similar. Entre el 50 y el 60 por ciento de su más importante dirección, el Servicio Nacional Clandestino (NCS), responsable de la recopilación de la inteligencia humana, está compuesto por trabajadores de las empresas privadas Abraxas, Booz Allen Hamilton, Lockheed Martin y Raytheon.. Las empresas privadas están muy implicadas en el más importante y más sensible documento de seguridad nacional: el  Breve Diario de Inteligencia que todas las mañana recibe el presidente de los EEUU está  siendo elaborado e influenciado por empresas subcontratadas... el sector privado espía ha logrado lo que ningún gobierno extranjero tiene: Ha penetrado en la CIA y está ejecutando sus programas.

6.- La externalización ha tenido lugar en casi todos los aspectos de las labores de inteligencia -acopio, contrainteligencia, las operaciones encubiertas-, pero en ninguna parte tiene la tendencia reciente más dramático que en el análisis como ya indicamos (el Breve Diario de Inteligencia) que recoge lo que el Presidente recibe en su escritorio cada mañana. Muchos de los contratistas, de hecho, son ex empleados con IC de seguridad, han dejado la inteligencia militar y  la comunidad de inteligencia, para trabajar en el sector privado. Muchos de estos ex IC profesionales simplemente giran de nuevo en puestos de trabajo similares, sin gran parte de las restricciones y la burocracia de sus antiguas posiciones.

7- Otro ejemplo se encuentra en William B. Negro, Jr (retirado de la NSA en 1997 se unió  a SAIC y regresó a la NSA en 2000). Negro gestiona la entrega del contrato que fue abandonado después de $ 1 mil millones que se gastaron. Donald Foley, un director de SAIC, es un ex alto oficial de la Defense Advanced Agencia de Proyectos de Investigación (DARPA), el grupo responsable del desarrollo de nuevas tecnología militar. David Kay, que más tarde presidió el Grupo de Investigación en Iraq (lo que demuestra que Hussein no poseía armas de destrucción masiva, lo que demuestra que la guerra se inició con falsos pretextos), es también un SAIC accionista y ex director de la SAIC Centro de Tecnología para el contraterrorismo y de análisis. Un asistente de Donald Rumsfeld, Christopher “Ryan” Henry es un ex SAIC, el Secretario de Defensa Robert M. Gates, es un ex miembro de SAIC de la junta de directores.

8.- Examinando otro de estos monstruos de la subcontratación, encontramos a la empresa Booz Allen Hamilton Inc, donde J. Michael “Mike” McConnell, está en la línea para convertirse en el oficial superior de inteligencia que más ha contribuido a la subcontratación de inteligencia, siendo una figura líder en la externalización de operaciones de inteligencia en EE.UU.

Booz Allen es un consejero clave y contratista principal para todos los principales organismos de inteligencia de EE.UU. - la Agencia Central de Inteligencia (CIA), la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA), la National Geospatial-Intelligence Agency (NGA), la Oficina Nacional de Reconocimiento ( NRO), la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), y - así como el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), el Centro Nacional de Contraterrorismo, del Departamento de Defensa y la mayoría de los comandos de combate del Pentágono.

Profundizando la reseña de esta colonialización de la Comunidad de Inteligencia por las corporaciones privadas, vamos a examinar los múltiples vínculos entre el personal de Booz Allen y los organismos de seguridad de los EEUU.

 ( HAY QUE RECORDAR QUE ESTA EMPRESA ES LA MISMA DONDE TRABAJABA Edward Joseph Snowden )

* Mark J. Gerencser como director de la empresa Booz Allen  ha tenido estrechos nexos con el gobierno de EE.UU., por ejemplo, Gerencser sirve en "varios papeles de amplia base", como "representantes de la industria" a la Oficina del Secretario de Defensa y el Estado Mayor Conjunto. También es miembro del equipo de liderazgo de Booz Allen, que establece la dirección estratégica de la empresa, y ha corrido muchos de los juegos de guerra organizada por Booz Allen para sus clientes gubernamentales.

* Justo debajo de él en la jerarquía de inteligencia de la empresa está Ken Wiegand, otro vicepresidente.  Weigand llegó a Booz Allen en 1983 después de trabajar durante una década en la inteligencia de la Fuerza Aérea, y ahora dirige los esfuerzos de la empresa de inteligencia nacionales y los organismos policiales y el Departamento de Seguridad Nacional.  Su especialidad, el sitio web dice, incluye las operaciones de inteligencia de imágenes, que son gestionados por la NGA, uno de los clientes más importantes de Booz Allen.

* Vicepresidente Joseph W. Mahaffee, un veterano de la inteligencia naval, es el líder de la oficina de Booz Allen, empresa de contratación de Maryland, que le pone a cargo de los contratos de la empresa con la NSA en Fort Meade.  Él se centra en "el cumplimiento de los objetivos de la misión Aseguramiento de la Información" de la NSA con distintos servicios de tecnología, incluida la ingeniería de sistemas, desarrollo de software y "el análisis avanzado de las telecomunicaciones".

* Otra figura clave de Booz Allen en la NSA es Marty Hill, quien llegó a la compañía después de una carrera de 35 años en la inteligencia de señales y de guerra electrónica y previamente sirvió como un experto en "operaciones de información y capacidades de la política" del Pentágono, Donald Rumsfeld.  Se lleva de equipo de 1.200 profesionales que trabajan en todos los aspectos de la inteligencia "señales", incluyendo el análisis técnico, desarrollo de sistemas y operaciones.

* Vice President Pamela Lentz es un ex funcionario de la criptografía con la Armada y trabajó como gerente de programa de TRW, uno de los contratistas de inteligencia más antigua del país (que ahora es propiedad de Northrop Grumman).  Ella es "Booz Allen, director de servicio al cliente" de la DIA y otros mercados de la inteligencia militar, que incluye las unidades de inteligencia dentro de la Armada, la Fuerza Aérea, el Ejército, los comandos unificados de combate y el subsecretario de Defensa para la inteligencia.  Entre otras tareas, Lentz gestiona un 120-persona Booz Allen equipo que apoya la ONR, la agencia del Pentágono que maneja satélites espía militares de la nación.  Ella también tiene un grupo de trabajo que apoya los esfuerzos de recopilación de inteligencia humana en la DIA.

* Vice President Laurene Gallo, un ex analista de inteligencia de la NSA, lidera un Booz Allen "La investigación y el análisis de" equipo que el apoyo de diversos organismos, incluida la CIA, el DNI y el Centro Nacional de Counterterrrorism.  Vice President Richard Wilhelm, cuyo trabajo en Booz Allen es trabajar con la CIA y el ODNI, llegó a la empresa después de una larga carrera en la inteligencia de EE.UU. que incluye la dirección de tandas del Centro de Inteligencia Conjunto para el Iraq durante la Operación Tormenta del Desierto y primer director de la NSA de la guerra de información.

* Vice President William Wansley, un ex oficial de inteligencia, dirige un equipo de expertos en "planificación estratégica y de negocio" que el apoyo nacional del Servicio Clandestino de la CIA, la parte de la CIA que realiza operaciones encubiertas, y recluta a espías extranjeros, así como el DNI .  Otro vicepresidente Robert W. Noonan, un teniente general retirado que sirvió como subjefe del Ejército de los funcionarios de la inteligencia y el comandante general de Inteligencia del Ejército de EE.UU. y de Seguridad de comandos, es el encargado de la ampliación del negocio de la inteligencia militar de Booz Allen dentro de todos los las fuerzas armadas, los mandos de combate, la DIA y la Oficina del Secretario de Defensa.

* Entre los muchos fantasmas en la nómina de ex Booz Allen son R. James Woolsey, el conocido director de la CIA y ex neoconservador, Joan Dempsey, ex jefe de gabinete del director de la CIA George Tenet, y recientemente el director ejecutivo de Relaciones Exteriores, el Presidente Consejo Asesor de Inteligencia; y Keith Hall, el ex director de la Oficina Nacional de Reconocimiento, la súper-organización secreta que supervisa los satélites espía de la nación.

* El ex alumno más ilustre de Booz Allen Hamilton es Michael McConnell, el actual Director de Inteligencia Nacional, el trabajo de espionaje más importantes del país, que personifica la puerta giratoria, hilado de trabajo en el gobierno a la industria y viceversa. Mike McConnell fue nombrado por el Presidente Bush como Director de Inteligencia Nacional,  era la primera vez, toma nota  Shorrock, que un contratista fue puesto a cargo de  todo el aparato de espionaje. McConnell fue un alto funcionario del Pentágono durante la administración de George Bush padre y de la primera Guerra del Golfo, donde trabajó por Dick Cheney, el Secretario de Defensa, como el asesor de inteligencia jefe al general Colin Powell, el jefe del Estado Mayor Conjunto.  Cheney estaba tan impresionado con el trabajo de McConnell durante la guerra que le nombró al frente de la NSA en 1993 (que más tarde intervino personalmente para convencer a McConnell a tomar el trabajo de DNI en 2007).

McConnell, posteriormente pasó más de 10 años como presidente de Booz Allen vicepresidente senior a cargo de los contratos amplia de la empresa en la inteligencia militar y operaciones de información para el Pentágono.  En ese trabajo, su biografía oficial de los estados, McConnell proporcionan apoyo de inteligencia a "los EE.UU. Combatiente Unificado de Comandantes, el Director de Agencias de Inteligencia Nacional, y el Servicio de Inteligencia Militar Administración."  Eso lo hizo un colega cercano, no sólo de Donald Rumsfeld, que dirigió el Pentágono desde 2001 hasta 2007, pero de Vice President Cheney, que ha servido al presidente Bush como una especie de padrino de inteligencia desde los primeros días de la administración de Booz Allen para el Pentágono, McConnell estaba en el centro de la acción, tanto antes como después de los ataques del 11 de septiembre.  Durante los seis primeros años de la administración Bush, los contratos de Booz Allen con el gobierno de los EE.UU. aumentó drásticamente, de 626.000 dólares en 2000 a US $ 1,6 millones en 2006.  McConnell y su personal en Booz Allen estaban profundamente involucrados en algunos de los programas de lucha contra el terrorismo más controvertidas de la administración Bush.   Hoy en día, entre los muchos servicios que Booz Allen ofrece a las agencias de inteligencia, según su sitio web, son juegos de guerra - ejercicios simulados en los que militares y funcionarios de inteligencia a prueba su respuesta a las amenazas potenciales como los ataques terroristas -, así como extracción de datos y el análisis de imágenes y datos recogidos por los satélites espía de EE.UU., el diseño de cifrado, o criptografía, sistemas (una especialidad de la NSA) y la "subcontratación o la estrategia de privatización y de planificación." 2007 de la compañía informe anual detalla varias otras áreas de especialización, incluyendo "Todos los análisis de las fuentes", una especialidad de inteligencia administradas por la CIA y la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (DNI), que se basa en fuentes públicas de información, como periódicos extranjeros y libros de texto, agregar texturas a los datos recogidos por los espías y electrónicos de vigilancia.

Este sumario con los rasgos de la privatización de la inteligencia del imperio,  implica  un reto para comprender su naturaleza:

a.- Para entender esta realidad subyacente y encubierta, hay que reconstruirla críticamente.

b.- La Guerra de IV Generación y las operaciones psicológicas asociadas, la intervención extranjera u operaciones encubiertas, no la asume frontalmente los EEUU, sino que están “mediadas” por las tareas por encargo, “rentadas”, subcontratadas.

Estas amenazas implicadas en la nueva estrategia imperial, se convierten en un reto para la revolución venezolana, acosada en estos momentos  por un conjunto de operaciones encubiertas dirigidas a revertir o hacer retroceder los cambios que venimos impulsando. Por eso debemos reivindicar el viejo consejo de Sun Tzu: “CONOCE AL ENEMIGO COMO  A TI MISMO Y VENCERAS”. 

E/Carlos Lanz Rodriguez

1°  de Marzo de 2015



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5021 veces.



Carlos Lanz Rodríguez


Visite el perfil de Carlos Lanz Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a203555.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO